Navigation

Guinea Ecuatorial impone toque de queda por la "agresividad" de la pandemia

Este contenido fue publicado el 09 febrero 2021 - 15:49

Dakar, 9 feb (EFE).- Guinea Ecuatorial ha impuesto un toque de queda a partir de hoy por primera vez desde el inicio de la pandemia de coronavirus, debido a la "agresividad" del aumento de casos de covid-19 en el país, que suma 5.614 contagios, 87 muertes y 5.413 curaciones.

Según un decreto presidencial publicado hoy en la web institucional de Guinea Ecuatorial, un estudio realizado por el Comité Técnico de Lucha Contra la Pandemia confirma "un crecimiento de la curva epidemiológica de la pandemia en el país en su segunda ola de contagios".

Así, este país africano cuenta actualmente con 138 casos activos, incluyendo los 122 casos confirmados en los últimos 7 días, "lo que indica la agresividad del crecimiento de la pandemia" en el país, que antes de Navidades tenía menos de 15 casos por semana.

Por ello, "para la protección y salvaguarda de las vidas de la población, se impone adoptar nuevas medidas complementarías para reforzar la contención de la epidemia de la covid-19 en la República de Guinea Ecuatorial", añade el decreto, firmado por el presidente ecuatoguineano, Teodoro Obiang, y fechado el 8 de febrero.

Entre las medidas destaca el toque de queda, que se impone de manera indefinida y regirá desde las 19:00 horas hasta las 06:00 horas del día siguiente.

El Gobierno de Guinea Ecuatorial también ha limitado el número de vuelos comerciales externos e internos por semana, obligado al cierre de bares y discotecas y suspendido bodas, bautizos y primeras comuniones, entre otras celebraciones.

Además, los velatorios se llevarán a cabo en ámbitos estrictamente familiares, donde el uso de mascarillas y el distanciamiento social son obligatorios.

Igualmente, en caso de que se detecte un caso positivo, los centros escolares deberán cerrar durante dos semanas y desinfectar, y es obligatorio el uso de mascarilla, distanciamiento y la desinfección de manos.

Por otro lado, sigue siendo obligatorio el certificado que demuestre una PCR negativa tanto para viajeros en avión como por vía marítima.

El primer caso de covid-19 se confirmó en Guinea Ecuatorial en marzo de 2020.

El Gobierno publicó los casos casi de forma diaria hasta mayo, cuando iban a llegar a los 1.000 y se produjo un parón en las informaciones, coincidiendo con la salida de la representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el país, la burundesa Triphonie Nkurunziza, a petición de las autoridades ecuatoguineanas.

El primer ministro de Guinea Ecuatorial, Francisco Pascual Obama Asue, llegó a acusar después a la representante de la OMS de falsear las cifras de la covid-19 en el país.

El país estuvo confinado hasta mediados de junio, cuando el Gobierno anunció el fin de las restricciones, el reinicio del curso escolar y la reapertura de la hostelería para aliviar la presión sobre los ecuatoguineanos.

El Gobierno aseguró que en junio se hizo un "testeo masivo" y un mes después el viceministro de Salud, Mitoha Ondo'o Ayekaba, indicó que no divulgaron cifras de casos confirmados esos meses "para tranquilizar a la población".

Desde su independencia de España en 1968, Guinea Ecuatorial está considerada por grupos pro derechos humanos como uno de los países más represivos del mundo, debido a las acusaciones de detenciones y torturas de disidentes y a las denuncias de fraudes electorales.

Obiang, que dirige el país con mano de hierro desde 1979, cuando derrocó a su tío Francisco Macías mediante un golpe de Estado, es el presidente de República que más tiempo lleva en el poder en el mundo. EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.