Navigation

Médicos de Nicaragua celebran arribo de vacunas y piden más información

Este contenido fue publicado el 26 febrero 2021 - 19:07

Managua, 26 feb (EFE).- El Comité Científico Multidisciplinario (CCM) de Nicaragua, compuesto por médicos y expertos de otras disciplinas, celebró este viernes el arribo de vacunas de Rusia y próximamente de la India contra la covid-19, pero advirtió que la falta de información podría causar desconfianza en la población.

"Son buenas noticias, porque eso quiere decir que las soluciones a la pandemia van en marcha (...), el problema podría estar en que la gente está inquieta (por) la falta de información, un punto que debería estar resuelto desde hace más de un mes para darles confianza de que las vacunas son seguras, efectivas, que los enfermos no se van a complicar", dijo a Efe el miembro del CCM Carlos Hernández.

De acuerdo con la información oficial, en cuestión de días llegarán a Nicaragua 135.000 dosis de la vacuna producida por AstraZeneca en la India, mientras la fórmula rusa Sputnik V ya se encuentra en Managua, aunque las autoridades no han informado la cantidad.

Adicionalmente el Gobierno nicaragüense ha garantizado para 2021 más de 2,6 millones de dosis aportados por el mecanismo Covax para países pobres, y otras 3,8 millones de dosis aportadas por Rusia, que serán suficientes para abarcar al 48 % de la población.

VACUNAS SON SEGURAS

Hernández destacó que se trata de "dos vacunas seguras, que están certificadas, han publicado sus resultados en tercera fase, son suficientemente efectivas, con niveles de efectos secundarios mínimos", pero que la incertidumbre está en la poca información que comparten las autoridades sobre su aplicación.

Según el miembro del CCM, el Gobierno no ha brindado información a nivel local sobre el grado de preparación que tiene para aplicar la vacuna, por lo cual, los expertos únicamente pueden darle seguimiento a través de la Herramienta de Preparación para la Introducción de Vacunas (VIRAT, por sus siglas en inglés), de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dicha herramienta indica que Nicaragua ha cumplido en general con un 50 % las condiciones necesarias para iniciar el proceso de vacunación, entre estas la capacidad de gestión, promoción y recursos, las regulaciones, modalidades de aplicación, gestión de las dosis, cadena de suministro, seguridad, recursos humanos, inoculación segura, control re residuos, generación de demanda, participación comunitaria y comunicación.

El VIRAT además muestra que Nicaragua tiene cero avance en "estrategia nacional de vacunación basada en la evidencia y valores étnicos", y un 25 % en el "cronograma de vacunación", aunque destaca en el "monitoreo de la seguridad de la vacuna" con un 90 %.

Hernández afirmó que el CCM ha "instado al Gobierno a que informe a la población, porque estas cosas deberían ser más abiertas para dar confianza".

GRUPOS PRIORITARIOS

Incluso la poca información brindada por el Gobierno no siempre es uniforme, ya que mientras el Ministerio de Salud ha indicado que dará prioridad a las personas con enfermedades crónicas, la Presidencia indicó en un primer momento que la vacunación iniciaría con el sector sanitario y los de la tercera edad, para luego decir que serían los que ya tienen padecimientos.

El expeto advirtió que es importante ubicar al sector salud en la máxima prioridad, como lo ha hecho el resto de países, porque son los que están más expuestos al coronavirus SARS-CoV-2, desde médicos hasta camilleros, especialmente los doctores "de barrio, que son los que han estado al frente atendiendo a la mayor cantidad de gente con covid-19".

Según datos oficiales, la pandemia ha dejado 173 muertos y 6.465 casos confirmados en Nicaragua, sin embargo, un estudio de exceso de mortalidad elaborado por el CCM indica que hasta agosto pasado la covid-19 mató de 7.600 a 8.500 personas.

El Gobierno de Nicaragua se ha caracterizado por no establecer restricciones para evitar la propagación de la pandemia, aplicar mínimas medidas de prevención social, promover aglomeraciones, y brindar escasa información sobre el impacto a nivel local, lo que ha despertado preocupación en la OMS y la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para Derechos Humanos (Acnudh). EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.