Navigation

Cada vez más personas en Suiza ven la vacuna como solución a la pandemia

El teletrabajo, apoyado por la mayoría. Keystone / Gaetan Bally

La pandemia de coronavirus empieza a afectar a la moral de los suizos, que ahora temen el aislamiento y la pérdida de libertad. Sin embargo, una nueva encuesta de Sotomo, realizada por encargo de la Sociedad Suiza de Radio y Televisión (SSR), muestra que la vacuna se está convirtiendo en la luz al final del túnel. 

Este contenido fue publicado el 15 enero 2021 - 17:00

Es la sexta encuesta sobre la pandemia y se llevó a cabo entre el 8 y el 11 de enero. Es importante señalarlo, ya que se trata de un período crucial que pudo haber influido en las respuestas de las personas encuestadas. En ese momento, el Gobierno ya había tomado medidas a nivel nacional para frenar la segunda ola de contagios, pero dejaba entrever que habría nuevas restricciones, lo que finalmente ocurrió el 13 de enero. 

En el frente de la salud, este período es también un punto de inflexión. En Suiza, como en otros lugares, el inicio de las campañas de vacunación es una fuente de gran esperanza, pero al mismo tiempo la aparición de nuevas variantes del virus provoca miedo.

La moral a media asta

Este nuevo sondeo muestra que la situación empieza a afectar a la moral de la población. Los dos temores que se citan con más frecuencia son la limitación de la libertad (en el 61% de los encuestados), así como la soledad y el aislamiento social (51%). Hasta ahora no se habían mencionado estas preocupaciones con tanta frecuencia. 

Por el contrario, los temores sobre peligros mucho más concretos tienden a estancarse o disminuir. Por ejemplo, el miedo a perder el trabajo ha bajado del 21% en octubre pasado al 19% en la actualidad. En cuanto al riesgo de infección, solo el 40% de las personas encuestadas tienen miedo de contagiarse, frente al 45% en octubre, una disminución que los encuestadores atribuyen a la llegada de las vacunas.

Pero hay matices; los temores no son los mismos en los diferentes segmentos de la población. Por ejemplo, a los menores de 65 años les preocupan principalmente los efectos que la pandemia puedan tener en sus empleos o finanzas, mientras que los mayores de 65 años tienen más miedo al contagio y sus consecuencias.

Estos son los miedos personales. En el conjunto de la población, la preocupación más citada es la situación económica general (30%).

La vacuna, un camino

La encuesta muestra que el inicio de la campaña de vacunación es un motivo de esperanza. Más de la mitad de los encuestados (58%) cree que el peligro desaparecerá gracias a una vacuna eficaz. Este entusiasmo, sin embargo, debe ser atenuado, ya que muchos encuestados creen que el virus no desaparecerá, sino que tendremos que aprender a vivir con él. 

Contenido externo

En cualquier caso, la idea de vacunarse está progresando dramáticamente. Ahora, el 41% de los encuestados dicen que están dispuestos a hacerlo inmediatamente, en octubre eran solo el 16%. La proporción de los que no están en absoluto dispuestos a vacunarse ha disminuido del 28% en octubre al 24% en la actualidad.

No obstante, un tercio de los encuestados (35%) prefieren esperar a ver los efectos de la vacuna en otras personas. La razón más citada de esta reserva es la precaución: el 60% quiere estar seguro de que la vacuna no tendrá ningún efecto secundario significativo.

Contenido externo

El teletrabajo en el punto de mira

Hasta que las vacunas hagan efecto, se deben aplicar medidas de protección. Sin embargo, no todas estas medidas se aceptan de la misma manera.

La obligación de teletrabajar ha sido acogida favorablemente (74%). La prohibición de que más de cinco personas se reúnan en el espacio público también cuenta con un amplio apoyo (64%). El uso obligatorio de mascarillas, que todavía se denunciaba hace unos meses, se ha convertido en algo natural: el 82% de los encuestados está a favor de llevarlas en los actos públicos; el 81%, en las superficies comerciales; el 71%, en las oficinas y el 67%, en el exterior cuando no se pueden respetar las distancias de seguridad.

Sin embargo, otras medidas lo tienen más difícil. Por ejemplo, más de la mitad de los encuestados (56%) se oponen al cierre de las tiendas no esenciales. Y el 63% rechaza la idea de restringir el movimiento en zonas muy infectadas.

Entre las decisiones controvertidas, tanto en Suiza como en el extranjero, está la apertura de las pistas de esquí. La encuesta muestra que los suizos no ven ningún problema importante en este sentido: el 46% está a favor de abrirlas en todo el país con medidas de protección adecuadas, el 18% es partidario de cerrarlas solo en los cantones en los que la situación sanitaria lo requiera, y el 37%, de cerrarlas completamente.

Aumenta la desconfianza en el Gobierno

La confianza en el Gobierno, que era alta al comienzo de la pandemia, continúa erosionándose. La proporción de los encuestados cuya confianza en el trabajo del Consejo Federal es grande o muy grande se ha reducido del 38% en octubre al 32% actual. Como recordatorio, en marzo esta proporción era todavía del 61%. 

A la pregunta de cómo va a Suiza en comparación con sus vecinos, el 28% de las personas encuestadas responde que le va mejor y el 34% piensa que le va peor.

Detalles de la encuesta

La encuesta fue realizada por el Instituto Sotomo, por encargo de la Sociedad Suiza de Radio y Televisión (SSR), de la que swissinfo.ch es parte.

Esta es la sexta encuesta realizada desde el pasado mes de marzo. Se llevó a cabo en línea entre 43 797 personas de todas las regiones lingüísticas de Suiza entre el 8 y el 11 de enero. 

Dado que no se trata de un panel representativo -los participantes no son seleccionados, sino que responden de forma voluntaria- Sotomo ha utilizado un procedimiento de ponderación. El margen de error es de /- 1,1%.

End of insertion

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.