Suiza se enfrenta a la mayor depresión desde 1975

Many people in Switzerland will be counting their change more carefully. © Keystone / Christian Beutler

En un pronóstico revisado a raíz de la pandemia de coronavirus, las autoridades federales predicen que el PIB se contraerá un 6,7% en 2020. Se trata de la desaceleración económica más marcada desde 1975.

Keystone-SDA/jdp

La Secretaría de Estado de Economía (SECO) anunció este jueves que había ajustado sus previsiones económicas de 2020 para tener en cuenta los eventos deportivos afectados por la pandemia. El pronóstico de marzo estimaba que la economía se contraería en un 1,5%.

Debido a las medidas tomadas por Berna para frenar la propagación de la epidemia de coronavirus y con base en la actualización extraordinaria de sus pronósticos, los expertos de SECO estiman que el desempleo anual será de 3,9% en promedio.

SECO especificó que diversas compañías han tenido que reducir o incluso interrumpir sus actividades en sectores como la hotelería y la restauración, el comercio minorista, la cultura y el ocio. El resultado es una fuerte contracción en los gastos de producción y consumo de los hogares.

Con el rápido deterioro del contexto internacional, las cadenas de suministro globalizadas también están sufriendo en parte, lo que resulta en una importante contracción del PIB en el primer semestre de 2020.

Tímida recuperación en 2021

Para 2021, SECO anticipa una tímida recuperación, marcada por un rebote del 5.2%, contra el 3.3% esperado en marzo (ajustado para eventos deportivos). También se espera que el desempleo aumente, a 4,1%, contra 3,0% en marzo.

Pero esta recuperación solo se materializará a condición de que se mantenga “la relajación gradual de las medidas sanitarias, que no se produzcan nuevas olas pandémicas a gran escala que exijan medidas restrictivas comparables y que los efectos de segunda ronda, que podrían tomar la forma despidos, quiebras de crédito y quiebras corporativas sigan siendo limitados”.

Esta es una predicción más grave que la del Instituto de Economía BAK, un grupo de expertos con sede en Basilea, que a fines de marzo predijo una caída del PIB del 2,5% en 2020.

El pronóstico espera una recuperación modesta con la disminución de las restricciones en los próximos meses. Sin embargo, las pérdidas de ingresos debido a las altas tasas de desempleo parcial y total, así como a la considerable incertidumbre económica “limitarán la cantidad de terreno perdido que el consumo privado podrá recuperar en la segunda mitad del año”, según el informe económico.

El aumento de la deuda pública en muchos países, así como una mayor agitación en los mercados financieros y el sector inmobiliario suizo también podrían exacerbar los riesgos. Suiza también se ve muy afectada por la decisión de posponer los Juegos Olímpicos de 2020 y otros eventos deportivos importantes dada la gran cantidad de asociaciones deportivas en el país.

Pagos de beneficios sociales

Las medidas de bloqueo económico para contener el coronavirus han llevado a un aumento en las solicitudes de apoyo económico. En las primeras dos semanas después de que el Gobierno declarara una “situación excepcional”, el número de solicitudes se cuadruplicó.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Zúrich, los más afectados son los trabajadores pagados por hora, aquellos que tienen contratos a tiempo parcial y los independientes.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo