Último exhorto antes de la hora cero: ¡Distancia social!

Última conferencia de prensa del Gobierno suizo antes de que empiece la primera fase de aligeramiento de las restricciones impuestas por el coronavirus. Keystone
swissinfo.ch/jc, ug

En vísperas de que inicie el proceso desconfinamiento en Suiza, el Gobierno confirma que los casos de coronavirus siguen disminuyendo, reitera la prohibición de reuniones de más de cinco personas y exhorta a la población a mantener el distanciamiento social y las medidas de higiene.

“No es el momento de organizar fiestas ni de hacer asados de más de 20 personas en los parques”, enfatizó el responsable del servicio de Epidemiología de la Oficina Federal de Salud Pública, Daniel Koch, en conferencia de prensa este viernes.

Subrayó que la tendencia es buena “y no queremos que los casos aumenten de nuevo”.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor del Comando de Operaciones del Ministerio de la Defensa, Reynad Droz, informó que mil militares que habían sido movilizados para colaborar en la lucha contra el coronavirus podrán volver su casa este fin de semana

Indicó que, del total de 4 000 miembros del ejército desplegados, 2 800 aún prestan servicio en el sector sanitario y 800 en la protección de fronteras y embajadas.

A mediados de mayo, es probable que el número se reduzca aún más, de acuerdo con la evolución de la situación, añadió.

Cabe recordar que al principio de la crisis se anunció la movilización de 8 000 miembros del Ejército. “La situación era difícil y resultaba imposible anticipar exactamente las necesidades”, dijo y agregó que afortunadamente la ola de contagios fue menor a los que podría haberse esperado.

Indicó finalmente que 117 soldados se encuentran actualmente en cuarentena, 26 en aislamiento y 41 han dado positivo al test de diagnóstico del COVID-19.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo