El irrespeto de restricciones podría obligar toque de queda

Hasta que se registre una clara disminución en las tasas de infecciones y decesos por el coronavirus se podrán aliviar las restricciones, reitera el ministro suizo de Salud, Alain Berset. Keystone

La presión para reabrir gradualmente la economía está en aumento, pero el ministro suizo de Salud suizo, Alain Berset, dijo a un periódico dominical que un rápido final de las restricciones por el coronavirus no es realista.

Keystone-SDA/jc

En entrevista publicada este domingo por el SonntagsZeitung, Berset advirtió que si la adhesión pública a las restricciones decaía en el período de Pascua, el Gobierno podría endurecer esas medidas e incluso imponer un toque de queda.

Dijo que el Gobierno debatiría el miércoles próximo los escenarios para poner término a la recomendación de permanecer en casa, pero agregó que aún no se espera una decisión. “Hasta que la cantidad de personas infectadas y los ingresos a los hospitales disminuyan claramente, podremos considerar suavizar las reglas”, subrayó.

Sin embargo, existe una creciente presión para reabrir gradualmente la economía. En una entrevista con el periódico NZZ am Sonntag, Petra Gössi, directora del Partido Liberal Radical (PLR/centroderecha), pide la reapertura de todos los comercios que puedan cumplir con las medidas de seguridad del Gobierno, es decir, distancia de dos metros y normas de higiene.

“Si no hacemos esto, corremos el riesgo de socavar innecesariamente la comprensión pública de las medidas gubernamentales”, declaró al periódico.

Ante los efectos devastadores de la pandemia en el empleo, los responsables de la asociación suiza de empleadores Swissmem y de la Federación Sindical Suiza (USS) piden al Gobierno que presente escenarios de salida, anota el SonntagsZeitung.

“El Consejo Federal [Gobierno] debe desarrollar una estrategia en la que los riesgos económicos y sociales también desempeñen un papel”, enfatizó el presidente de la USS, Pierre-Yves Maillard en declaraciones al periódico. 

El Partido Socialista pide, en particular, un límite en las primas de seguro de salud para aliviar los presupuestos familiares, indicó el presidente de su grupo parlamentario, Roger Nordmann, al SonntagsBlick.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo