Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Covid-19 La policía suiza ante el desafío de las multitudes

Un policía con patines habla con unos ciudadanos

Un oficial de policía en Ginebra explica las normas de distanciamiento social a personas que se reposan al borde del lago. Imagen del 17 de abril de 2020.

(Keystone / Martial Trezzini)

Mitigadas las restricciones en Suiza, la población disfruta más tiempo fuera de casa. Sin embargo, no todos cumplen con las reglas de distanciamiento social, como pudo apreciarse claramente el pasado fin de semana. Algunos se preguntan por qué la policía no actúa más severamente.

La combinación de un buen tiempo primaveral y una ola de reaperturas ha atraído a mucha gente a parques, tiendas, bares y restaurantes. A veces son demasiados, considerando las restricciones de COVID-19 que limitan los grupos a cinco personas y piden dos metros de espacio entre cada una.

Por ejemplo, grandes multitudes festejaron durante horas en Basilea el pasado sábado por la noche. La escasa presencia policial provocó críticas de muchos, incluyendo los responsables de un bar que publicaron este video en línea:

Basel crowd

Swarms of people

Una multitud bulliciosa como la que se presenció en Basilea no es posible, ya que las autoridades suizas intentan evitar una segunda oleada del mortal virus. No obstante, las imágenes no sorprendieron a Urs Hofmann, presidente de la Conferencia de Directores de Departamentos Cantonales de Justicia y Policía de Suiza (CCDJPEnlace externo).

“Con la reapertura de los restaurantes y la relajación general de las medidas, la situación ya no es tan manejable”, dijo Hofmann a la televisión pública suiza, SRFEnlace externo. “Es un gran desafío para la policía hacer cumplir radicalmente las normas de grupos de cinco personas y de distancia de dos metros en los lugares públicos”.

Justicia El fiscal general suizo enfrenta proceso de destitución

La Comisión Judicial del Parlamento decidió el miércoles abrir un procedimiento de destitución contra el fiscal general suizo, Michael Laulaber ...

Este contenido fue publicado el 20 de mayo de 2020 18:58

Hoffman exhortó a la población a observar una mayor disciplina.

Baschi Dürr, responsable de la seguridad en Basilea, también ha instado a la gente a ser más cuidadosa en público.

“La policía intensificará sus actividades de control, dentro del ámbito de sus poderes. No siempre pueden estar en todas partes”, señaló DürrEnlace externo a la SRF. Advirtió que, de ser necesario, la ciudad implementará medidas más estrictas, como el cierre temporal de cualquier punto caliente donde “simplemente haya demasiada gente para que se cumpla la regla de los dos metros de distancia”.

Multas y cierres en Zúrich

El fin de semana pasado no se informó de escenas semejantes en Zúrich, que ha tenido 1 650 despliegues policiales relacionados con el coronavirus en los últimos dos meses. La ciudad ha impuesto 600 multas, incluyendo la de una pareja que se encontraba en un parque tomada de la mano. La responsable de seguridad de la ciudad, Karin Rykart, explicó al periódico Neue Zürcher Zeitung (NZZ) que la mujer y el hombre - que viven juntos - fueron multados cada uno con 100 francos porque no reaccionaron cuando un policía les ordenó separarse.

“La mayoría de la gente mantiene su distancia”, comentó Rykart al NZZ. “Tal vez la situación no está clara, pero la policía no puede dar un cursillo legal a la gente en la calle todo el tiempo”. Para ella, en algunos casos, algunas áreas simplemente deben ser cerradas por un tiempo, incluyendo los parques populares.

“En la ciudad, el espacio público es limitado, y al mismo tiempo se dice a la gente que está bien salir, lo que hace que haya mucha gente en un espacio pequeño”, subrayó Rykart.

El valor de la policía local

La aplicación de medidas contra la pandemia afecta a la policía de todo el país. Considerando las diferencias entre los cantones y las comunidades, Hofmann descarta la viabilidad de un plan nacional para el control de multitudes.

“Es una completa ilusión pensar que es posible establecer pautas absolutamente claras para todas las fuerzas policiales. Pero está claro que los agentes de policía están en constante comunicación entre sí”, puntualizó.

“Las fuerzas policiales cantonales y comunales están mejor capacitadas para evaluar los requisitos necesarios para garantizar la seguridad de las comunidades locales. Es importante que tanto los agentes como los comandantes de policía conozcan y comprendan su entorno y sus comunidades y sean capaces de interactuar con ellas”, subraya un estudioEnlace externo sobre el sistema policial en Suiza de Sara Stocker y Lydia Amberg.

El pasado fin de semana el incumplimiento de las medidas de seguridad en Basilea fue lamentable, deploró Dürr. “Sería una lástima que todo lo que hemos logrado hasta ahora fuera en vano. Seguimos apelando al sentido de responsabilidad personal de la gente”.

Con dos largos fines de semana de vacaciones este mes, la policía estará más ocupada que en mucho tiempo.

El distanciamiento social

En Suiza, la población debe mantener una distancia de dos metros entre sí. Los grupos están limitados a cinco personas. Los restaurantes han ajustado sus muebles en consecuencia, y los compradores tienen que hacer cola para pagar sus compras. A bordo de los trenes, autobuses y tranvías, donde a menudo no es posible mantener una distancia segura, se recomienda a los pasajeros a llevar mascarillas protectoras.

Plan de desescalada del Gobierno suizo
(Kai Reusser / swissinfo.ch)


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Contenido externo

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes