Penosa factura del coronavirus en hogares para mayores

Residentes y personal de hogares para mayores, particularmente afectados por el coronavirus. Keystone

En los cantones suizos de habla francesa, un promedio de una tercera parte de las víctimas fatales del coronavirus eran residentes de hogares para mayores, informan los periódicos Le Matin Dimanche y Sonntagszeitung.

swissinfo.ch/jc

Sin embargo, no todos los cantones se ven afectados de la misma manera. Los residentes de hogares para mayores representan casi la mitad de las víctimas en los cantones de Vaud (60 de 123 decesos) y Neuchâtel (11 de 23), mientras que en Ginebra, aproximadamente una quinta parte (19 de 45). En el cantón de Berna, esta tasa es de alrededor del 10% (3 de 28).

Cada vez más personas se infectan en esas instituciones, anotan los dos periódicos dominicales. En el cantón de Ginebra, 22 de 54 hogares ya reportan residentes infectados. En Berna, 20 de los 67 residentes y 9 empleados de una misma residencia se han infectado.

Debido a que las personas mayores y los enfermos son las más vulnerables a la pandemia, estos hogares están cerrados al mundo exterior para proteger a los residentes, pero una vez que hay una infección, se propaga rápidamente, escribe Le Matin Dimanche.

Los residentes encuentran la situación muy difícil y a menudo no siguen las reglas, mientras que el personal carece con frecuencia del equipo de protección adecuado, agrega el periódico. Algunos miembros del personal han tratado de protegerse con bolsas de plástico y gafas de esquí, y reutilizan mascarillas protectoras en lugar de desecharlas.

La vestimenta de protección adecuada es vital ya que el personal de enfermería trabaja en estrecho contacto con los residentes para lavarlos, alimentarlos, moverlos y cuidarlos. Las existencias de este equipo ahora parecen estar mejorando, subraya Le Matin Dimanche.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo