Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Credit Suisse gana 5.090 millones de francos en 2010

Credit Suisse tiene su sede central en Zúrich.

Credit Suisse tiene su sede central en Zúrich.

(Keystone)

Las utilidades retrocedieron un 24% con respecto al nivel de 2009 por una pérdida de ritmo en la mayoría de sus divisiones. La Bolsa reaccionó implacable, la acción del banco inició la jornada en rojo.

Según el consejero delegado Brady Dougan, el desempeño del grupo es sólido y congruente con una regulación internacional cada vez más rigurosa; y la llegada de capitales frescos por CHF 54.600 millones en 2010 es un voto de confianza.










Credit Suisse ganó 5.090 millones de francos suizos en 2010, un dato positivo de cara a un marco regulatorio cada vez más estricto para los grandes bancos internacionales; pero un dato un 24% inferior al registrado en 2009.

Al presentar su Informe Anual 2010 ante accionistas y el mercado bursátil, el banco número dos de Suiza detalló que los ingresos totales del grupo sumaron 31.386 millones de francos suizos en 2010, un 6% por debajo de 2009.

Y los gastos totales ascendieron a 23.978 millones de francos suizos, un 3% menos que el año previo.

Producto de lo anterior, Credit Suisse pagará a sus accionistas una utilidad de 3,93 francos por título, en lugar de los 5,14 francos de 2009.

Satisfechos con el desempeño

Sobre los resultados obtenidos, en un mensaje dirigido a sus accionistas, Brady W. Dougan, consejero delegado, y Hans-Ulrich Doerig, presidente de Credit Suisse, expresaron que en 2010 el banco se enfocó en la eficiencia de su capital y consiguió atravesar sólidamente un ejercicio que exigió cada vez más en materia de regulación, constitución de reservas y que ha llevado a los grandes bancos a ser cada vez más mesurados con la toma de riesgos.

Hemos aplicado un modelo de negocio integrado que ha funcionado positivamente y ha permitido al banco avanzar sin contratiempos, dijo Dougan.

Y Doerig agregó que “los progresos en materia de nueva regulación para grandes bancos fueron significativos en 2010. Hemos fijado expectativas prudentes y operamos en línea con ellas. Estamos convencidos de que son sostenibles en el largo plazo y confiamos en que Credit Suisse podrá cumplir con todos los requisitos internacionales como el mejor de su categoría”.

La Bolsa de Valores Suiza (SIX) rechazó el discurso Dougan y Doerig; y la acción del banco perdía casi un 3% durante la primera hora de operación del mercado.

Retroceso en las principales actividades

De acuerdo con el informe entregado al mercado bursátil, y pese al optimismo de sus directivos, los resultados financieros de Credit Suisse acusaron un marcado retroceso en 2010 con respecto al año previo.

Una parte del mismo debido a que la fortaleza del franco suizo frente a otras monedas repercutió en la operación en dólares del grupo.

Concretamente, la llamada banca de inversión -la actividad más rentable del Credit Suisse, pero también la que entraña mayor toma de riesgos-, generó utilidades por 16.214 millones de francos suizos el año pasado, un 21% menos que el ejercicio previo.

Por su parte, la división de banca privada generó ganancias por 11.631 millones de francos suizos en 2010, lo que implicó un estancamiento con respecto a 2009.

Y la división de gestión de activos, que fue la que mejor se desempeñó con ganancias por 2.332 millones de francos suizos -un27% superiores a las de 2009-, representa menos de la décima parte de la actividad del grupo, con lo que su impacto no fue significativo sobre el balance global del banco.

Desempeño regional

A escala geográfica, la llamada región de las Américas se consolidó como la más rentable para el grupo, con ingresos los 11.558 millones de francos suizos, un dato un 10% inferior al del año previo.

La región de Suiza, por su parte, se confirmó como el segundo mercado más rentable, con ingresos del orden de los 8.416 millones de francos suizos, un 4% por debajo del ejercicio anterior.

Y aunque Europa fue la tercera región más importante en términos de ingresos, con 7.145 millones de francos suizos, fue la que registró el mayor retroceso (21%) con respecto a 2009.

Incluso Asia, un continente que crece con dinamismo y demanda servicios financieros cada vez más sofisticados, aportó a Credit Suisse 3.058 millones de francos suizos, un 11% menos que en 2009.

Las buenas nuevas

Entre las noticias positivas que Credit Suisse comunicó este jueves (10.02) a los accionistas se encuentra la recontratación de personal que se registró en 2010. La plantilla laboral sumó 50.100 elementos el pasado 31 de diciembre, alrededor de 500 plazas más que al cierre de 2009.

Por otra parte, el banco captó nuevos flujos de capital por 54.600 millones de francos suizos en 2010, un 31% más que en 2009. De hecho, sólo durante el último trimestre del año llegaron capitales frescos al grupo por 9.600 millones de francos suizos.

“Durante los últimos tres meses del año, la división de banca privada registró una fuerte afluencia de capitales y nuestra capacidad para atraer activos de clientes extranjeros confirma que existe confianza a escala internacional en el desempeño futuro del grupo”, afirmó al respecto Brady Dougan y estimó que la trayectoria continuará en 2011.

Contexto

Credit Suisse, fundado en 1856 y con sede en Zúrich, es el segundo grupo financiero más importante de Suiza. Se especializa en el otorgamiento de créditos a empresas y clientes privados, así como en la gestión de fortunas.

En enero de 2011, Credit Suisse anunció reformas en su política de pago de ‘bonos’ para altos ejecutivos. Se comprometió a otorgar dichos incentivos a más empleados y, sobre todo, a alargar el plazo de reembolso del pago de primas en efectivo.

El G-20, organismo que aglutina a las principales potencias desarrolladas y emergentes del mundo (grupo del que Suiza no forma parte), ha puesto en marcha una serie de reformas que obligan a los grandes bancos a aumentar sus niveles de liquidez, reservas y regulación con objeto de mejorar el desempeño financiero de las instituciones y evitar futuros riesgos de quiebra.

UBS y Credit Suisse son parte de los bancos que serán observados con más rigor.

Fin del recuadro

Datos clave

Credit Suisse ofrece servicios de Banca Privada y Banca de Inversión.

Actualmente tiene 405 oficinas en 55 países.

Las acciones del Credit Suisse se cotizan en el mercado de valores suizo (SIX) y también en el New York Stock Exchange (NYSE).

En el presente, la acción de CS tiene un valor de mercado de 43,50 francos.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×