Dürrenmatt: difícil aproximación a un monumento

Friederich Dürrenmatt en diciembre de 1980. Keystone

A 20 años de su muerte, a Dürrenmatt se le sigue designando como el ‘Evergreens’ (melodía de siempre) y su obra tardía aún no se ha descubierto del todo.

Este contenido fue publicado el 14 diciembre 2010 - 17:29
Andreas Keiser, swissinfo.ch

Tras el cierre del Teatro Basilea pasó este literato de la popularidad a ser una persona non grata, indica su biógrafo Peter Rüedi.















Innumerables libros y CD ordenados alfabéticamente se encuentran en la oficina de Rüedi, quien escribe desde hace ya casi 20 años una biografía de Friedrich Dürrenmatt. En verano de 2011 se publicará la primera parte de esta obra.

“La primera razón soy yo mismo”, responde a la pregunta de por qué no se ha publicado aún la biografía... después sonríe y suspira: “El legado de Dürrenmatt comprende 37 metros de manuscritos y escritos a máquina; y tuve que ordenar una parte de todos estos documentos”. Además, el biógrafo se ha dedicado a sus quehaceres periodísticos.

Con orgullo habla Rüedi del “Universo de Dürrenmatt”. Y es que Friederich Dürrenmatt primero se interesó por la astronomía, la filosofía y la teología, para después centrarse en las matemáticas, la física y la cosmología. “Evidentemente no era un experto en ciencias naturales, pero se dedicó a conciencia a analizar temas como la teoría de sistemas”.

Para dejar claro en dónde trapaleaba, por decirlo de otro modo, cómo se servía de estos ámbitos de la ciencia solo de forma metafórica, debió crearse él mismo y a un cierto grado una imagen sobre todos esas circunstancias. Y yo no soy ni matemático ni teólogo”.

Rebelión contra el padre

A esto se suman otras dificultades, como el hecho de que su vida privada no la llevaba consigo en bandeja. Intentó extraer a su familia de la fama mundial adquirida con el tiempo. Siempre tuvo un gran recelo por la intimidad, su estética era una estética de la distancia”.

Como hijo de pastor, es decir, “como hijo al cuadrado de su padre biológico, a su vez, instancia representativa de ‘Nuestro padre’, el joven Friederich desarrolló muy rápido un obsesión contra su padre. “Dürrenmatt vivió una larga, caótica y extraordinaria pubertad”, dice Rüedi.

Pero su padre no fue “un escribano tiránico”, sino un hombre con gran tolerancia y en contra del nazismo.

Suiza, una cárcel

A inicios de 1946, cerca del fin de la guerra, Dürrenmatt -luego de interrumpir sus estudios en la Universidad de Zúrich, decidió “romper con todos los puentes hacia una vida activa burguesa para convertirse en escritor”. En ese tiempo se casó con la actriz Lotte Geissler.

En sus primeras obras se centró en el ambiente influenciado por las sectas en su Emmental natal y en sus recuerdos de la guerra. “Una de sus obsesiones durante el conflicto fue la idea de sentirse encerrado en la dispensada Suiza. Es decir: el lugar fuera de peligro podía ser a la vez una cárcel. Es justamente la temática que reaparece al final de su vida en el famoso discurso Havel”, subraya Rüedi.

El viraje a la riqueza

En 1958 ganó reconocimiento mundial como dramaturgo con su ‘Visita de la anciana dama’ (‘Besuch der alten Dame’).Antes, Dürrenmatt mostró que era “un gran genio del préstamo”, pues antes de su fama, nunca padeció de dificultades financieras.

“Tras la primera presentación en Francia de ‘La dama’, Dürrenmatt le indicó a su editor alemán que requería urgentemente de 20.000 francos. A su vez, este preguntó al editor suizo cuándo cerraría cuentas... A su vuelta a Suiza, en la estación de tren de Basilea, cuando Dürrenmatt desciende del tren, su editor local ya le esperaba con una gran ramo de flores y le señaló que sus ingresos eran de 60.000 francos. Allí ocurrió el cambio a nivel financiero”.

El teatro de Basilea

En 1969, el escritor se hizo cargo, junto con Werner Düggelin, de la dirección del Teatro de Basilea. “Dürrenmatt esperaba tener así un teatro propio, como Brecht en Berlín. Pero Berlín en tiempos de Brecht tenía alrededor de 30 teatros, con cabida para un teatro ad personam. Este de Basilea era el único en la ciudad y su oferta debía ser multifacética. Debían entremezclar producciones en torno a un amplio espectro para completar el abono existente por lo que no era posible limitarse a una selección estrictamente estética. Lo que el escritor no podía entender del todo”, comenta Rüedi.

Basilea era entonces el número uno en los teatros de habla alemana en Europa. Tras el fracaso de Düggeling y Dürrenmatt en esta codirección, el escritor fue señalado como persona non grata, agrega Rüedi. A este descenlace en el teatro se sumó el hecho de que Dürrenmatt se comprometió públicamente por la causa israelí.

Su fama, en base a pocas obras

El reconocimiento de Dürrenmatt se basó “en muy pocas obras”. Su producción posterior y su prosa tardía nunca fueron conocidas en profundidad, lo que a juicio del biógrafo significa una cierta tragedia.

Dürrenmatt se hizo famoso por sus innumerables entrevistas y sus agudas posiciones en las cuestiones del momento. No obstante, el escritor escribió, dibujó o pintó con disciplina cada día de su vida hasta el final, señala quien lo conoció durante años y mantuvo largas conversaciones con él hasta los últimos días de su existencia.

Contra viento y marea

“Aún tras una noche de juerga, a las nueve de la mañana del día siguiente estaba ya en el trabajo. El alcohol nunca hizo postergar su trabajo. Además interpretaba que su diabetes, que padecía desde hacía ya décadas -y las recaídas y cansancio que conllevaba-, resultaban favorables para su labor. Consideraba este padecimiento como una resistencia a la que debía imponerse. “Si no tuviese diabetes estaría ya desde hace tiempo perdido a causa de una buena salud”, le dijo a Rüedi en su última conversación, dos semanas antes de su muerte.

Peter Rüedi

Fue dramaturgo en diversos teatros europeos, dirigió la sección cultural del semanario 'Weltwoche' y trabaja desde hace 20 años como autor libre.

End of insertion

Friedrich Dürrenmatt

5 de enero de 1921: Nacimiento de Friedrich Dürrenmatt.

1941-1946: Estudio de Literatura y Filosofía en las Universidades de Berna y Zúrich.

1946: Matrimonio con la actriz Lotti Geissler.

Obras en varios teatros en Suiza, Alemania, París, Nueva York y Milán.

1968: Inicio del trabajo en el Teatro Basilea, que por diferencias y a causa de su enfermedad abandona en 1969.

1969-1971: Coeditor del entonces recién surgido Sonntags-Journal.

1977: Doctorado honoris causa de la Universidad de Jerusalén.

1983: Muere su esposa  y recibe el Doctor honoris causa de la Universidad de Zúrich.

1984: Matrimonio con la realizadora, actriz y periodista Charlotte Kerr.

14 de diciembre de 1990: Muerte de Dürrenmatt a causa de un infarto cardiaco en Neuchâtel, Suiza.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo