Navigation

El diluvio, una imagen de la humanidad que sufre

El Museo Cantonal de las Bellas Artes de Lausana reúne un centenar de visiones del caos, del Renacimiento hasta nuestros días.

Este contenido fue publicado el 08 abril 2007 - 09:10

Fruto de una colaboración con el Museo Magnin de Dijon, la exposición explora el tema del cataclismo natural. Atmósfera de fin del mundo...

En el Museo Cantonal de las Bellas Artes de Lausana, citas bíblicas acogen al visitante. El diluvio es, en efecto, un episodio fundamental de nuestra cultura y de la historia de la humanidad. Los artistas que no se equivocaron en el tema que, particularmente a partir del siglo XVI, tratan de manera abundante, con especial énfasis, según el caso, en diferentes momentos del drama.

Sea 'La humanidad antes del diluvio', según el título de un cuadro de Cornelis van Haarlem, donde las costumbres depravadas de los antediluvianos aparecen como una probada de los desenfrenos de los contemporáneos. O el paroxismo de la tempestad, y la imagen desoladora de los últimos supervivientes que se agarran a todo lo que parece resistir a la fuerza de los flujos.

Gusto por el espanto

Por otra parte, este desencadenamiento de la naturaleza y este espanto son puestos en escena con mayor frecuencia, de Antonio Carracci, a principios del siglo XVII, o de Jean-François-Pierre Peyron, según Poussin, a William Turner o Francis Danby, al siglo XIX. Pretexto que describe efectos ambientales e imágenes de violencia, remolinos, relámpagos, árboles arrancados y la anatomía atormentada de los cuerpos ahogados.

Y luego, los pintores, como un índice de apaciguamiento, describen el medio ambiente después del diluvio, el paisaje desolado, dónde los colores, sin embargo, vuelven, aportados por el arco iris.

¿Noé? Demasiado bien portado

Por supuesto, Noé no está ausente de esta iconografía, incluso si no figura en primer plano, él y su arca, y sus animales. Permanece como una pieza esencial del rompecabezas, pero no la más evidenciada, figura demasiado sabia, posiblemente, demasiado ejemplar.

En el caso de Brueghel el Viejo, el arca está confinada al segundo plano, mientras que los animales y los hombres, huyendo en vano, aparecen en primer plano.

Dos obras actuales completan la presentación. Sea 'Morning after the Deluge' (Mañana después del diluvio) de Pablo Pfeiffer, donde la salida del sol y el ocaso, se reúnen, quizá una manera de no escoger entre la esperanza y la desesperación, y 'The Raft' de Bill Violó, magnífico video fechado en 2004, que sigue las reacciones de un grupo de personas, sobre las que se abate una súbita tromba.

swissinfo, Laurence Chauvy

Informaciones prácticas

'Visiones del diluvio', a visitar hasta el 29 de abril en el Museo Cantonal de Bellas Artes (Lausana).

Abierto los martes y miércoles de las 11 a las 18 horas, el jueves de las 11 a las 20 horas y de viernes a domingo de las 11 a las 17 horas.

Esta exposición, a la que el Museo de Lausana adicionó un prefacio de arte contemporáneo, es organizada por la Reunión de los Museos Nacionales, París, el Museo Cantonal de las Bellas Artes, Lausana, y el Museo Magnin, Dijon.

Catálogo 'Visiones del diluvio, del Renacimiento al siglo XIX': textos de Rémi Cariel, Jean-Claude Lebensztejn, María Susana Seguin y Sylvie Wuhrmann, 128 páginas, París, Ediciones de la RMN.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.