Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En defensa de la producción cultural en español



El embajador de España ante las Naciones Unidas en Ginebra, Agustín Santos.

El embajador de España ante las Naciones Unidas en Ginebra, Agustín Santos.

(swissinfo.ch)

La posición que defendió esta semana Javier Bardem ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), en Ginebra, tiene como trasfondo salvaguardar la identidad cultural iberoamericana.

¿Por qué la defensa de la industria cultural en español en la era digital? ¿Y cómo proteger la creación artística en Internet? Opiniones del embajador de España ante la ONU en Ginebra, Agustín Santos, y Víctor Vázquez, experto legal de la OMPI.

Con su presencia el 19 de julio, el actor español Javier Bardem intentó estimular las buenas señales de que en el seno de la OMPI se han destrabado los impedimentos existentes desde 1996 para alcanzar un convenio mundial de mínimos sobre regalías de retransmisión de obras audiovisuales en favor de los actores.

En concreto, explica Víctor Vázquez, experto legal de la OMPI, “el problema ha sido la transferencia de los derechos del artista al productor cinematográfico. Hay muchos modelos diferentes para tratar esta cuestión y no ha sido posible encontrar una fórmula que acomode todas las posibilidades”.

Todos los creadores, con un nivel de protección

Pero 15 años de discusiones y de reflexión no han sido en vano “para observar que hay más semejanzas que diferencias” entre los modelos que más predominio tienen –los anglosajones-, y aquellos de otras partes del mundo”. Es lo que afirma Abdel Martín, director general de la Fundación AISGE y secretario general de una organización iberoamericana de entidades de actores, quien estuvo al lado de Bardem durante la exhortación del actor para que los Estados miembros de la OMPI alcancen ese esperado instrumento internacional.

 
“Entre el sistema de copyright de Estados Unidos y el sistema de derechos de autor que hay en América Latina y España hay más puntos de conexión que diferencias. Creo que ya tenemos un principio de consenso, gracias a la iniciativa del Gobierno de México, de la Oficina de Copyright de EE.UU. y de la de India, que hicieron una propuesta conjunta en junio”, agrega Martín.
 
Este septiembre, durante la asamblea general de la OMPI se espera la convocatoria a una nueva conferencia diplomática, el tercer intento para alcanzar ese tratado internacional. “Si se logra, la OMPI cerraría un ciclo histórico donde todos los creadores tienen un nivel de protección”, advierte. (Ver MÁS SOBRE EL TEMA)

En defensa del espacio cultural

El hecho de que Bardem se haya expresado en español en Ginebra no ha sido  fortuito: Incentivar la producción artística audiovisual en ese idioma -y en otros, además de la consolidada supremacía del inglés-, es una premisa.
 
De ahí la importancia de que la cultura iberoamericana, “con un valor intrínseco en el idioma”, desarrolle lo más rápidamente posible todos estos mecanismos de defensa de su industria cultural, explica el a swissinfo.ch el embajador de España ante ante Naciones Unidas en Ginebra, Agustín Santos.
 
“No existe una suficiente sensibilización por la defensa de nuestras industrias culturales”, con el concepto industrial de la producción cultural, anota el diplomático. “Necesitamos establecer mecanismos que aseguren que lo que se produce puede ser puesto en valor consumido y conseguir que esos valores -traducidos a ganancias, a dinero-, vuelvan a los creadores, de tal modo que la industria sea sostenible”.
 
De lo contrario, “perderemos espacio y riqueza cultural; y una parte muy importante de nuestra herencia se nos irá de las manos”.
 
Al respecto, el defensor de los derechos del artista en Iberoamérica, Abdel Martín, recuerda: “Siempre hemos creído que América Latina es una gran potencia cultural, lo es televisiva y puede ser una gran potencia cinematográfica, pero nunca ha tenido un domino del mercado. El mercado siempre ha nacido de la industria estadounidense, y en nuestra pequeña dosis queremos restablecer el equilibrio. No somos los únicos, tienen que colaborar los gobiernos, instituciones y organismos internacionales para que los creadores, del tipo que fueran, puedan manifestar su creatividad y que llegue a todos los rincones posibles.”

Internet, ¿de barco pirata a plataforma de registro de propiedad?

Y en esa colaboración la OMPI realiza un trabajo central, al ser plataforma de conciliación y encuentro entre las partes implicadas en la propiedad intelectual. Y aunque aún en estado embrionario, la defensa de los derechos de autor en el mundo digital comienza a tomar forma.
 
Si la tecnología digital hoy es la mejor amiga de la piratería, también esta herramienta puede convertirse en aliada de los derechos de creación a escala global. La OMPI colabora, entre otros, con la Internet Society en Ginebra y agrupaciones de compositores e intérpretes, en un proyecto concreto de contenidos musicales.
 
El experto legal Víctor Vázquez subraya que “el gran problema en Internet es que es muy difícil saber quién es el dueño de cada cosa”. En el proyecto en ciernes, “la tecnología sería aplicada para un orden en el uso y explotación de los contenidos, no para una explotación ilegal”.

En concreto, “estamos trabajando para crear el Registro Internacional de la Música. Es un diálogo, hoy una idea, entre todas las partes interesadas en la industria musical, entidades de gestión colectiva, etc., para tratar de mejorar las licencias de música en el entorno digital”.
 
Se trata de facilitar el licenciamiento de los contenidos en línea y reducir así la motivación a la piratería. Pero hoy por hoy, casi la mitad de los internautas en países como Brasil o España descargan continuamente material sin licencia, y en Gran Bretaña el volumen pirata de contenidos musicales en línea representa el 70%.

Bardem recordó al genio de Chaplin

Al cerrar su discurso leyó un pasaje de la biografía de esta figura del cine mundial, quien vivió a orillas del Lago Léman.

Fin del recuadro

Derecho de Autor en el Entorno Digital

En el ámbito digital se espera poder crear un banco musical que permita establecer un Registro Internacional de la Música, una idea que la OMPI apoya y contribuye a coordinar con los diversos actores implicados.

  

Entre los ejemplos de las formas concebidas recientemente para conceder licencias de derecho de autor, cabe señalar el sistema Creative Commons y los programas informáticos de código abierto.

La OMPI ha organizado una serie de seminarios regionales sobre programas informáticos y propiedad intelectual con la participación de los representantes de los gobiernos, las empresas y los usuarios de programas informáticos en distintas regiones.

Fin del recuadro

Informe digital musical 2011

La Federación Internacional de la Industria Fonográfica indica en su informe sobre música digital:

-El consumo aumenta en el mercado musical digital. Los ingresos en el sector se incrementaron 6% en 2010.

-Los canales digitales de la industria musical ahora ocupan el 29% del ingreso total de ese sector. El principal impulso se produce en Europa.

-Pese a ese incremento, la piratería provoca un grave impacto negativo en la producción musical.

-Las industrias musicales tradicionalmente atractivas, como la de España y México, han visto reducir sus ventas en alrededor de 20%.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×