Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La nueva generación El diseño suizo pasa de funcional a divertido



La silla Landi, que diseñó Hans Coray en 1939 - un clásico del diseño suizo.

La silla Landi, que diseñó Hans Coray en 1939 - un clásico del diseño suizo.

(Keystone)

Durante décadas, el diseño industrial helvético gozó de renombre por su robusta funcionalidad y simple elegancia. Ahora la alegría e imaginación de una nueva generación de creadores trae un soplo de aire fresco al sector.

“El diseño ya no puede ser definido de acuerdo a características nacionales. Los diseñadores de nuestro tiempo deben pensar a escala internacional”, comenta a swissinfo.ch Patrick Reymond, director de la Comisión Federal del Diseño.

El resultado de esta nueva estrategia es que el diseño industrial suizo ha evolucionado radicalmente, cambiando su identidad funcional a favor de un enfoque más imaginativo que comparten diseñadores de otros países.

Un enfoque que suscita “emociones y que cuenta una historia”, explica Reymond, que es socio fundador de Atelier Oï, una agencia suiza líder con una amplia clientela internacional.

Por otro lado, algo que sigue diferenciando al diseño suizo es la cercanía entre los diseñadores y los procesos de producción de sus creaciones. “Estamos involucrados en todas las etapas de la manufactura, lo que nos permite prestar una gran atención al detalle y, ocasionalmente, realizar los ajustes necesarios a los diseños”, señala Reymond.

El especialista cree que la reconocida calidad de los artesanos helvéticos refleja las raíces rurales de los suizos. “Nos gusta pensar con nuestras manos”, afirma. Y esto, a su vez, se traduce en la investigación de nuevos materiales y de su potencial. Atelier OÏ, por ejemplo,  enriquece constantemente su librería de materiales.

Interdisciplinaridad

Dado que las necesidades de los clientes han aumentado, también ha cambiado el rol de los diseñadores: “Cada vez más se nos llama para montar puestas en escena u orquestar eventos”.

La interdisciplinaridad entre arquitectura o diseño gráfico, por ejemplo, se ha convertido hoy en la norma. “Una interacción que es especialmente ventajosa en un país tan pequeño como Suiza”, destaca Patrick Reymond.

En su opinión, los orígenes del trabajo multidisciplinario en diseño se remontan al italiano Alberto Sartoris. Este arquitecto, que vivió y enseñó en Lausana, defendía el concepto de que un objeto debe ser diseñado como respuesta al entorno físico que va a ocupar.

Chantal Prod'Hom, directora del mudac, el Museo de Diseño de Lausana, coincide en que la idea de superar las fronteras entre las diferentes disciplinas creativas forma parte de la identidad nacional.

“El diseño industrial suizo solía estar caracterizado por el minimalismo”, explica Prod’Hom. “Esto estaba en relación directa con el rigor en la producción industrial suiza y su destacable capacidad para la miniaturización. De hecho, muchos objetos que han adquirido categoría de íconos, como el pelador de vegetales Rex o la célebre navaja del Ejército suizo, nacieron de forma anónima durante el proceso industrial”.

Diferentes enfoques

Chantal Prod’Hom confirma que el incremento de intercambios entre jóvenes diseñadores de diversos países ha generado un enfoque narrativo (storytelling) en las nuevas generaciones de creadores.

“El diseño es el mejor camino para formular las preguntas correctas”, sostiene la directora del mudac. Estas constantes preguntas son las que le han permitido posicionarse firmemente en la escena del diseño contemporáneo. De hecho, su forma de presentar el tema difiere de la de su hermano gemelo de Zúrich: el celebrado Museum für Gestaltung (Museo de Diseño), más centrado en un enfoque historiográfico del diseño.

Las diferencias entre estas dos instituciones de referencia resumen, en cierta forma, los distintos puntos de vista sobre el diseño. Según las zonas geográficas en las que están basadas, una mira decididamente hacia el futuro, y la otra sigue anclada en el pasado.

Patrizia Crivelli, responsable del departamento de Promoción del Diseño en la Oficina Federal de Cultura (OFC) desde hace 15 años, goza de una visión privilegiada sobre el conjunto de los diseñadores suizos.

En su opinión, la simple elegancia por la cual se conoce el diseño suizo a escala mundial surge de “la necesidad de encontrar respuestas simples a los problemas”. En la Suiza de habla alemana, los creadores aún están muy influenciados por el diseño industrial de los años 50, que Crivelli describe como “directo”.

Por su parte, los diseñadores de la Suiza de expresión francesa son “más juguetones y experimentales”. Patrizia Crivelli afirma que “las fronteras están ahora abiertas y las influencias de ida y vuelta entre  diseñadores de diferentes horizontes ha potenciado la calidad del diseño helvético”.

Una generación más lúdica

La Universidad de Lausana de Arte y Diseño “propone un nuevo y fresco comienzo” a generaciones de diseñadores. Primero bajo la guía del magnético (aunque algo imperioso) Pierre Keller y ahora bajo la dirección del talentoso y urbano Alexis Georgacopoulos.

¿Cómo responde la industria a la frescura de la nueva generación de creadores? Crivelli cita el ejemplo del distribuidor de muebles Pfister, que patrocina el programa Nuevo Diseño Suizo y crea “muebles y textiles divertidos que se venden muy bien”.

Igualmente menciona el Premio al Diseño suizo, que cuenta con el patrocinio de los empresarios y constituye un trampolín para los jóvenes creadores. Además, sirve de apoyo al Premio Federal de Diseño, que organiza Crivelli.

“El diseño suizo se transforma poco a poco en un motor de éxito”, comentó a su vez Reymond. Y para ilustrarlo cita como ejemplo los muy populares bolsos de Freitag, o relojes deportivos de lujo como Hublot.

“El próximo paso es que seamos más conocidos internacionalmente e incrementemos nuestra visibilidad”, afirma. Y “El hecho que Suiza tenga cuatro culturas, así como las excepcionales dinámicas que esto genera, son una gran ventaja a la hora de exportar el talento helvético, sentencia.

“En Suiza sabemos  llevar adelante una idea desde el comienzo hasta el fin. Y ahí reside nuestra mayor fuerza”.

Nombres emblemáticos

Estos diseñadores de los años 40, 50 y 60 son los niños mimados” de los coleccionistas de hoy:

Max Bill: Arquitecto y artista cuya claridad geométrica en el diseño sigue influyendo a los diseñadores de hoy.

Jürg Bally: su obra más conocida es la mesa de tres patas ajustable a siete alturas.

Susi y Ueli Berger: conocidos por su Wolkenlampe (lámpara nube) y el Schubladenstapel, cajones apilados realizados en chapado de palisandro.

Hans Coray: célebre  por su silla perforada Landi.

Will Guhl: sus obras más reconocidas son la silla Loop y el mobiliario de jardín Eternit.

Jacob Müller: celebrado por su taburete Plio con esquinas levantadas.

Kurt Thut: famoso por su pantalla plegable y la cama Shears.

Armin Hofmann y Joseph Müller-Brockmann contribuyeron al reconocido Estilo Suizo Internacional en tipografía y diseño gráfico. El Manual de Diseño Gráfico de Hofmann es aún un libro de referencia para todos los diseñadores gráficos.

Fin del recuadro

Diseño industrial con fama mundial:

Alfredo Häberli - Zúrich

Atelier Oï - Neuville

Big Game - Lausana

d’Esposito & Gaillard - Lausana

Moritz Schmid - Zúrich

Nicolas Le Moigne - Cheseaux/Lausana

Fin del recuadro

Premios suizos

Premio Federal al Diseño: lo organiza la Oficina Federal de Cultura. Cada año otorga 18 premios de 25.000 francos cada uno, así como becas para estancias de seis meses en Nueva York y Ámsterdam.

Premio al Diseño Suizo: patrocinado por la industria, se convoca cada dos años en Langenthal (próxima edición en 2013) y estimula “las ideas valientes” en los ámbitos de la moda, así como el diseño textil, de interiores y muebles.

Fin del recuadro

Escuelas suizas

Basilea: se especializa en la comunicación visual, y particularmente en el diseño gráfico.

Ginebra: combina bellas artes y artes aplicadas, además de ofrecer masters en diseño y medios.

Lausana: figura regularmente entre las 10 mejores en el mundo. Profesores de prestigio y Master en Diseño e Industria del Lujo. La EPFL y la ECAL alientan la innovación en el cruce entre tecnología, diseño y arquitectura.

Zúrich: una de las principales en Europa que propone estudios combinados de arte y diseño

Fin del recuadro


(Traducción: Rodrigo Carrizo Couto), swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×