Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Niños de Brasil en el carnaval de Basilea

Alex Hielbe y su hijo Cassiel ensayan en casa.

(swissinfo.ch)

El 'Fasnacht' de este año comenzó puntualmente a las 04:00 horas de este lunes con la llamada 'Morgestraich'. La fiesta dura 72 horas y termina también a las 04:00 horas del próximo jueves.

Esta celebración popular atrae a brasileños que conviven con la cultura suiza. Cassiel Hielbe, de 9 años, y Werles Machado, de 11, participan de la fiesta y adoran tocar el tambor.

En un momento mágico, todas las luces se apagan. Todos los grupos tocan juntos la misma melodía. Vienen de diferentes partes de la ciudad y caminan al mismo paso, con sus linternas, que difunden luces de colores, acompañan la música.

En este primer día sólo participan en la fiesta los grupos de flauta y tambor. En la segunda parte de la jornada otras bandas recorren Basilea con otros tipos de música.

Incluso la formalidad del idioma queda rota: las personas no se tratan usando las palabras 'señor' o 'señora', pero sí de 'tú'. En alemán, con el informal 'du' en vez de 'Sie'.

Durante la madrugada, los bares y restaurantes transforman sus ambientes con decoración para el 'Fasnacht' y ofrecen la 'Mehlsuppe', tradicional sopa de harina que calienta a los participantes.

Tocar un instrumento

No es nada fácil entrar en estos grupos. Para poder actuar en en 'Fasnacht' es necesario aprender a tocar bien un instrumento –con muchos ensayos y clases. Desde hace dos años Cassiel se dedica al aprendizaje de tambor en su agrupación, los Naarabachi.

En general, los chavales de la misma edad ensayan tres años para tocar en la más tradicional y conocida madrugada de Basilea. Cassiel fue más rápido. Ya tiene práctica porque estuvo en el carnaval de Brasil.

A los tres años el niño participó en el carnaval da Bahía: tocó en el 'Pelourinho'. La percusión y el fútbol son sus aficiones. Además tiene una buena razón para explicar esta relación con el tambor. "Nací así. Me gusta tocar", cuenta.

Este lunes Cassiel cumple 9 años, en plena 'Morgestreich', la apoteosis de Basileia. Tiene talento, aunque la música está en su rutina.

Apoyo musical

La madre, Ana Baldini, profesora de Pilates, también fue productora musical de grupos de carnaval en su tierra: Bahía. Hoy acompaña a su hijo en los ensayos, le ayuda en la realización del disfraz y lo prepara según luce el grupo, nada de bailar y moverse mucho.

El carnaval de Basilea no es del pueblo. En esta noche de tambor y flauta o cuando se acompaña a un grupo -el llamado cortejo– el público no puede bailar, sólo ver pasar a la banda.

En Bahía, Cassiel disfruta de nuestro carnaval, de la alegría, baile y exteriorización de los sentimientos. "Cuando él está aquí se divierte con esta fiesta: más introvertida, organizada y técnica", dice Ana. "Él transita entre estos dos mundos y es feliz en ambos, con nuestro apoyo, claro".

El padre, Alex, es músico. Toca el saxofón y ensaya en casa con su hijo. "Como músico, me gustaría que aprendiera otro instrumento. Pero nosotros aceptamos su elección, ya que también adquiere conocimientos musicales con el tambor", reconoce.

Paso a paso

En los grupos de 'Fasnacht' nada se improvisa. Aprenden con las partituras y a coger las baquetas de una forma especial. Se necesita un cierto tiempo para poder desfilar y dirigir a la masa al mismo tiempo –el tambor da ritmo a la marcha.

"Se tiene que andar de una manera correcta para acompañar al grupo", explica Werles Machado. Él también tiene raíces en la samba: hijo de cariocas, vive en Basilea hace apenas 3 años, con su madre y su padrastro.

Entró en el grupp 'Basler Dibly' y solamente en 2010 podrá tocar en la 'Morgestreich'. Este año se presenta en una de especie de delegación al frente del desfile, repartiendo folletos sobre el tema de su grupo.

Werles también cuenta con el apoyo de la familia. Acabar de recibir unas bonitas baquetas de su padrastro, que toca la guitarra en 'Schnitzelbang', que son presentaciones en restaurantes con humor crítico sobre diferentes temas.

Participación

Para estar en el 'Fasnacht' no basta con pertenecer a un grupo, se tiene que participar. Los disfraces no se compran: cada integrante tiene que hacer su máscara y su ropa.

"Siempre ayudo a coser el disfraz y me gusta que él participe en el carnaval", relata Emeli, madre de Werles. Ella no toca ningún instrumento pero apoya y ayuda a la familia carnavalesca.

Así como el carnaval brasileño, el de Basilea se prepara con mucha antelación. Cassiel y Werles tienen en casa un tambor silencioso –o 'Böckli.. Ensayan durante el año entero pero en silencio. Es la 'batucada' basilense.

swissinfo, Lourdes Sola, Basilea
(Traducción: Iván Turmo)

Basilea se distingue

Justo cuando ya en otras partes terminó la algarabía, la protestante Basilea inició este lunes, a las cuatro de la madrugada, su llamada 'Morgenstracih', que en el dialecto germanófono local significa algo así como 'la cargada mañanera'.

El principal carnaval helvético se inicia con una apertura musical con trompetas y pífanos, marcando los tonos estridentes de los 'Guggen'.

Los basilenses denominan a su festejo como los 'tres días más bellos del año'. Se trata de 72 horas de fiesta ininterrumpida que es una mezcla de "alegría de vivir y de melancolía", según indica un participante del comité de organización del Carnaval.

Este festejo tiene mil facetas y atrae a gente de todo el mundo.

En la oscuridad destacan las luces de las cámaras de los fotógrafos profesionales y de los curiosos, provistos también de sus cámaras de video para filmar ese espectáculo singular.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes