Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Una mirada chilena a la globalización

'Campos de luz', 2010, instalación multimedia de Juan Castillo.

'Campos de luz', 2010, instalación multimedia de Juan Castillo.

El Museo de Arte de Berna propone a partir de este viernes la exposición colectiva ‘Dislocación’. Este proyecto aprovecha la excusa del Bicentenario de Chile para observar con agudeza los conflictos, paradojas y contradicciones de un mundo cambiante, sometido a un liberalismo globalizado.

Visita guiada de la mano de la creadora del proyecto, la artista suizo chilena Ingrid Wildi Merino.

En la mañana del miércoles ‘Dislocación’ fue presentada a los medios de comunicación e invitados por Matthias Frehner, director del ‘Kunstmuseum’, quien destacó “un intenso trabajo de cuatro años” para hacer realidad esta muestra.

Según Frehner, la exposición tiene ciertas características que la aproximan a una bienal, “en el sentido de que toda la muestra gira en torno a un concepto bien definido”. Al mismo tiempo, recordó que “Chile es un buen ejemplo de la realidad del mundo globalizado, con todas las contradicciones y paradojas de nuestro tiempo”. Por su parte, la comisaria del ‘Kunstmuseum’, Kathleen Bühler, calificó ‘Dislocación’ de “viaje y aventura”.

“Chile no es independiente”

 

La primera obra que recibe al visitante es una furgoneta cortada por la mitad y unida gracias a grandes cantidades de cinta adhesiva. Sin duda, una buena metáfora de la dislocación, cortesía del polémico artista suizo Thomas Hirschhorn.

¿Pero quién mejor para explicar ‘Dislocación’ que la persona que ha creado el concepto de esta muestra? El proyecto nació del interés de las autoridades chilenas en su trabajo realizado para la Bienal de Venecia en 2005, explica la artista suizo chilena Ingrid Wildi Merino, afincada en suelo helvético desde los años 80.

 “Representantes del Gobierno chileno vieron mi obra y eso les generó interés. A su vez, en 2007 expuse en Chile y se creó interés por parte de Suiza en mi trabajo”, comenta a swissinfo.ch.

Es así que Suiza le propone crear una exposición conceptual alrededor del Bicentenario de Chile. ¿Y por qué ‘Dislocación’? “Usamos esta palabra en su acepción médica. En el sentido de un hueso que se sale de su lugar, pues me interesa mucho el espacio que queda entre los huesos y las causas de la ruptura”.

La artista reflexiona acerca del Bicentenario de Chile, celebración que está en el origen de este trabajo. “¿Pero qué es lo que estamos festejando”, se interroga irónica, “si Chile no es realmente independiente, y sigue los dictados del Primer Mundo?”. Una realidad política y social que ‘Dislocación’ refleja con inteligencia y crudeza.

Según Wildi Merino, ‘Dislocación’, que ha sido ya presentada en Chile, es un trabajo teórico y conceptual para el que ha contado con creadores afines a su visión del mundo. “He elegido artistas que trabajan con temáticas muy cercanas a mi territorio de experimentación y búsqueda”.

Y cita la obra ‘La Cordillera de los Andes’, del artista Alfredo Jaar. En esta serie de fotografías se muestra al histórico sindicalista Clotario Blest, quien luchó por los derechos de los trabajadores desde los tiempos de Allende hasta el fin de sus días. La imagen del patriarca de largas barbas blancas recuerda a su vez los imponentes Andes.

En ‘Decreto Público no Habitable’ se exploran las dificultades para acceder a la vivienda social en Chile. Otras piezas presentan la visión de la dislocación en labios de emigrantes en Suiza, y hasta se muestra el cotidiano de inmigrantes africanos en su paso a Europa. Se trata de las ‘Sahara Chronicles’, de Ursula Biemann. “Nos interesa observar el negocio de la inmigración,  la manipulación del emigrante y su explotación por las redes criminales que abusan de su deseo de llegar al Primer Mundo”, explica Ingrid Wildi Merino.

Otras piezas como ‘Lengua Izquierda’ exploran las lenguas colonizadoras y las lenguas autóctonas de los dominados, o la ‘Biblioteca de la No Historia’, en la que la artista Voluspa Jarpa presenta cientos de libros con 220.000 páginas de textos desclasificados sobre la intervención de los Estados Unidos en la política chilena desde 1968 hasta 1991.

Los libros están llenos de los tachones de la censura y pueden ser tomados por el visitante. “Y es que nos interesa saber qué lugar el espectador daría a estos libros, qué espacio le dará al llegar a su casa”, puntualiza Voluspa Jarpa.

Estadio Nacional

Una vídeo instalación que llama especialmente la atención por su poderosa carga simbólica es ‘Estadio Nacional’, de Camilo Yáñez. En la obra puede verse un largo plano secuencia de las obras de reforma del sitio en el que la represión de Pinochet golpeó más duramente haciendo del estadio una prisión a cielo abierto.

El video es acompañado or una canción de Víctor Jara, cantante comprometido políticamente que fuera arrestado, torturado y asesinado tras el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973. "Encuentro terrible esta reforma de un sitio emblemático como el Estadio Nacional", analiza Ingrid Wildi Merino, "pues expresa una voluntad de lavar la cara a la historia".

En palabras del autor, Camilo Yáñez, “el estadio es una metáfora de la derrota y la esperanza. De expectativa y frustración. Pero también fue el primer lugar en el que Chile celebró el retorno de la democracia con una inmensa bandera desplegada en el mismo lugar que en 1973 murieron tantos chilenos”.

La instalación “muestra el último 11 de septiembre antes del cambio de imagen”, explica Yáñez, quien aclara que “una parte del estadio se conservará intacta como monumento nacional, tal como era en 1973”. Es una pieza “épica y a la vez íntima que debe provocar una reflexión nacional”, agrega.

Para el embajador de Chile, Enrique Melkonian Stürmer, presente en la inauguración, la muestra es una propuesta “incitante” y da “una visión crítica que invita al debate y la reflexión”, afirmó a swissinfo.ch.

Aunque el diplomático se interroga sobre “la intencionalidad de los artistas para poner el acento en los aspectos críticos de la sociedad, sin dejar gran espacio a la reflexión sobre los aspectos positivos”. Aspectos positivos que, en su opinión, es posible hallar en la globalización. “Pienso que la globalización tiene muchos aspectos positivos, que pueden permitir un mayor bienestar para todos los habitantes del planeta”.

Por su parte, Ingrid Wildi Merino concluye la exclusiva visita guiada de ‘Dislocación’ afirmando con un guiño: “Ahora puede usted valorar mi respuesta a la iniciativa de la embajada de Suiza en Chile”. Una respuesta que, sin duda, abre interrogantes necesarios.

Dislocación

La exposición puede verse en el Kunstmuseum de Berna del 18 de marzo al 19 de junio. Con esta presentación, se recuerda el Bicentenario de la Independencia de Chile.

La muestra ha sido posible gracias a la colaboración de Pro Helvetia y cuenta con el alto patronato de la presidenta de la Confederación, Micheline Calmy-Rey.

‘Dislocación’ es un proyecto que se interesa en la globalización planetaria, sus raíces históricas y sus consecuencias para nuestra época.

Chile se transforma así en espejo del mundo, con su falta de viviendas, los problemas de sus minorías culturales y alienación.

La exposición colectiva ha sido comisariada por la artista suizo chilena Ingrid Wildi Merino y Kathleen Bühler, por parte del Kunstmuseum de Berna.

En la muestra participan artistas como los suizos Thomas Hirschhorn, Sylvie Boisseau & Frank Westermeyer o Ursula Biemann.

Los chilenos son Juan Castillo, Alfredo Jaar, Voluspa Jarpa, Mario Navarro, Bernardo Oyarzun o Camilo Yáñez.

El Kunstmuseum propone este domingo, 20 de marzo, un simposio y mesas redondas en presencia de los artistas. El evento tendrá lugar de las 10 a las 19 horas.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×