Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cumbre ciudadana en Túnez

Wolf Ludwig (dcha), de Comedia, junto a Guillaume Chenevière, en la rueda de prensa.

(swissinfo.ch)

Una delegación de la sociedad civil suiza viajará la semana próxima a Túnez, donde se realiza la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información.

Antes de partir, expresó su solidaridad con una convocatoria ciudadana y paralela.

Si bien en Túnez, entre el 16 y el 18 de noviembre, convocada por las Naciones Unidas se reunirá la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información (CMSI), no todo quedará restringido a lo meramente oficial.

Túnez será escenario, entre el 16 y el 18 de noviembre, de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información (CMSI), convocada por las Naciones Unidas, pero no todo quedará restringido a lo meramente oficial.

La Cumbre Ciudadana

Importantes redes mundiales de organizaciones de información, ONG y movimientos sociales han convocado, junto con la sociedad civil tunecina, a un evento paralelo denominado Cumbre Ciudadana.

Esta cumbre alternativa, que hasta el momento no ha recibido el visto bueno del gobierno del país anfitrión, "busca reflexionar sobre los verdaderos retos de la sociedad de la información y los desafíos que influenciarán ampliamente nuestra vida cotidiana en el siglo XXI", señalan los representantes de Comunica-ch.

Esta plataforma helvética que reúne a una veintena de organizaciones -entre ellas ONG y federaciones de desarrollo, de derechos humanos, así como los sindicatos de prensa- participa desde hace varios años en este proceso.

Comunica-ch desplegó una intensa actividad hace dos años con motivo de la celebración en Ginebra (Suiza) de la primera fase de la Cumbre de la Sociedad de la Información, que se reanuda ahora en el país del Zagreb.

A pesar de las fuertes críticas que existen contra el gobierno de Túnez en lo que respecta a violaciones de derechos humanos, Comunica-ch, así como las principales redes internacionales, han decidido viajar a Túnez.

"Llamamos a todos los actores y movimientos sociales del mundo a darse cita allí", señala a swissinfo Wolf Ludwig, secretario del sindicato de prensa Comedia y uno de los miembros de la delegación.

"No vamos para hacerle el juego al presidente Ben Alí, sino para solidarizarnos con las víctimas de las violaciones de los derechos humanos, con los periodistas perseguidos o amenazados...", precisa.

"Tenemos la intención, con esa cumbre paralela, de forzar a que se abra el espacio democrático y se aplique en dicho país el derecho humano clave que es el derecho a informarse y a comunicar".

Concepto con el que coincide Yves Steiner, de la sección suiza de Amnistía Internacional, organización muy activa en la plataforma y que realiza desde hace años un serio trabajo de investigación sobre la violación sistemática de los derechos humanos en Túnez.

"Nos afrontaremos a una Cumbre vigilada y controlada", sentencia Steiner, quien reivindica, junto con los opositores tunecinos, la necesidad de fortalecer el evento paralelo, por el momento no autorizado.

El triple desafío de Túnez

Esta segunda fase de la CMSI "engloba tres desafíos principales", precisa, por su parte, Guillaume Chenevière, ex director de la televisión suiza de expresión francesa y actual presidente del Consejo Mundial de Radio y Televisión.

En primer lugar, se trata de avanzar en la reducción de la brecha digital que existe en la actualidad y que condena a una buena parte de la población del Sur a no tener acceso a las nuevas tecnologías de la información como Internet.

El segundo desafío, según Chenevière, consiste en democratizar la información y la comunicación; y el tercero, en lograr que Túnez, país anfitrión de la Cumbre, respete "los principios de la Sociedad de la Información aprobados en Ginebra (el denominado Plan Ginebra) por todos los gobiernos", entre ellos los que reconocen a la libertad de información y comunicación como un derecho humano básico.

No sólo se trata de una cuestión de derechos humanos en general, que es esencial, sino también de contribuir desde Túnez a la "globalización de la dignidad humana", facilitando acceso a la información de todos los ciudadanos.

Solidaridad entre 'ricos' y 'pobres'

Se debe "reducir la brecha numérica, es decir, la fractura que separa hoy los 'info-ricos' de los 'info-pobres'", recuerda a su vez Chantal Peyer, de la ONG Pan para el Prójimo. Este es uno de los postulados fundamentales de las Cumbres.

Sin embargo, a algunos días del inicio del evento, "el balance provisorio es inquietante". Uno de los problemas principales es el del financiamiento, subraya.

"En efecto, hasta ahora, los países industrializados, como Estados Unidos, Japón, Suiza y la Unión Europea, rechazan todo compromiso financiero suplementario". En su opinión, los países en desarrollo deben avanzar con sus propios y limitados recursos para ejecutar una política pública que permita reducir la brecha digital.

Otro problema esencial es el del seguimiento, es decir, cómo coordinar el trabajo de Naciones Unidas para reducir esas disparidades en la información y la comunicación.

Las ONG suizas y las redes mundiales coinciden en la necesidad de crear una 'Comisión para la Sociedad de la Información', cuya sede podría ser Ginebra, explica Peyer. Sin embargo, hasta ahora no hay ninguna propuesta concreta sobre cómo se debería financiar esta Comisión. En ese sentido "la Cumbre de Túnez podría reducirse a una oportunidad perdida", concluye.

Derechos humanos y derechos mundiales a la comunicación y a la información: son los desafíos de esta Cumbre en la que la sociedad civil exige jugar un rol motor.

swissinfo, Sergio Ferrari

Contexto

La Cumbre Mundial de la Sociedad de la Comunicación se realizará entre el 16 y el 18 de noviembre en Túnez. La primera fase de la CMSI tuvo lugar en el año 2003 en Ginebra.

De Suiza viajará a ese país norafricano una delegación oficial de alto nivel, así como una activa representación de Comunica-ch, plataforma de la sociedad civil que desde años participa en esta dinámica.

Comunica-ch, junto con ONG y redes internacionales, propone
la creación de una Comisión para la Sociedad de la Información que de continuidad a este proceso más allá de Túnez. Dicha Comisión podría instalarse en Ginebra, Suiza.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×