Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cumple 100 años la 'puerta fluvial sobre el mundo'

Puerto fluvial de Basilea (Foto: SVS-Journal)

La ciudad suiza de Basilea festeja este año el primer centenario de la navegación moderna en el Rin.

La navegación fluvial es un medio de transporte barato y económicamente muy importante, pero poco popular.

Hace cien años, el 2 de julio de 1904, Basilea acogía, entre golpes de cañón y campanadas, el primer convoy fluvial ‘moderno’. Había partido diez días antes de Duisburgo y atracaba en el puerto fluvial de St. Johann.

Estaba compuesto por el remolcador de vapor ‘Knipscheer IX’ y la chalana ‘Cristina’, que transportaba cerca de 300 toneladas de carbón de la región industrial alemana del Ruhr, destinadas a una fábrica local de gas. Así quedaba demostrado que también las grandes embarcaciones podían navegar por el Rin hasta Basilea.

Y es que hasta esa fecha había mucho escepticismo. Muchos pensaban que las fuertes corrientes en el Alto Rin, así como la falta de diques y esclusas, hacían imposible que los barcos pesados pudieran navegar hasta el recodo del Rin, en el que se encuentra situada la ciudad de Basilea.

De 300 toneladas a 450 contenedores

Desde entonces han progresado mucho tanto la navegación mercantil en el Rin como la infraestructura portuaria de Basilea.

“Hemos presenciado el enorme desarrollo de las instalaciones y profesiones portuarias, de la seguridad fluvial y de los mismos barcos”, explica Heinz Merzweiler, presidente de la plataforma y responsable de la exposición consagrada a la navegación en el Rin.

Hoy las grandes embarcaciones que navegan por el Rin miden 135 metros y tienen capacidad para transportar 450 contenedores, es decir 4 millones de litros. Y pronto, en lugar de las señales tradicionales, las boyas y ruedas de timón, sólo habrá radioteléfonos, la navegación GPS, radares y quizás hasta barcos sin tripublación...

Traducido a toneladas por kilómetro, el transporte fluvial entre Rótterdam y Basilea corresponde a casi el 80% de las mercancías que transportan cada año los Ferrocarriles Federales Suizos (FFS), aseguran en el ámbito del transporte de mercancías. Con la única diferencia de que la navegación fluvial se realiza en aguas extranjeras, a excepción de los últimos 100 metros del recorrido hasta Basilea.

“Llevamos mucho tiempo – hasta ahora sin éxito - intentando prolongar la navegación en el Rin hasta el Lago de Constanza”, explica a swissinfo Rudolf Feierabend, presidente interino de la Asociación Suiza para la Navegación y la Economía Portuaria (SVG).

1.700 puestos de trabajo

Cerca de nueve millones de toneladas de mercancías transitan hoy por los cuatro puertos de los dos semicantones de Basilea-Ciudad y Basilea-Campo (Kleinhüningen, St-Johann, Birsfelden y Au/Muttenz), lo que representa cerca del 15% del total del comercio exterior de Suiza.

Pero las infraestructuras portuarias tienen capacidad para acoger el doble de mercancías. Sumando los cuatro puertos, hay 1.700 empleados, más de siete kilómetros de muelles y 100 kilómetros de vía férrea.

Poco conocido

Y sin embargo, “la opinión pública desconoce la importancia de la navegación en el Rin”, deplora Rudolf Feierabend.

“Quizás esto tenga que ver con el hecho de que somos el único medio de transporte que pide subvenciones al Estado. Así que no hay un ‘lobby’ en Berna que hable de nosotros”, prosigue el presidente.

Un ejemplo del escaso interés político por la navegación en el Rin es que el ministro de Transportes, Moritz Leuenberger, se referirá por primera vez a la navegación fluvial, con motivo de los actos conmemorativos del centenario que tendrán lugar en Basilea.

Un nexo del transporte fluvial, férreo y vial

También el antiguo diputado por Basilea, Paul Kurrus, define la navegación en el Rin como “el patito feo del sector de los transportes a escala federal”.

Y, sin embargo, Basilea podría recuperar su reputación de ‘Puerta dorada de Suiza’, si los cuatro puertos se convirtieran en un nexo del transporte fluvial, férreo y vial.

Y es que, contrariamente al ferrocarril y a la carretera, el Rin representa para Suiza un acceso al mar, libre de aranceles y garantizado por el derecho internacional.

Las recientes divergencias fronterizas entre Suiza y Alemania ponen de manifiesto cuán importante es el transporte fluvial.

Todas las decisiones que conciernen al Rin son competencia exclusiva de la Comisión Central para la Navegación en el Rin, órgano internacional del que Suiza es miembro y cuyas decisiones se adoptan por unanimidad, precisa Rudolf Feierabend.

Los festejos del centenario serán una oportunidad para acaparar la atención y presentar a la opinión pública este medio de transporte. El programa prevé una exposición especial, fiestas populares en los puertos y conferencias sobre temas de logística, eficacia y ecología relativos en el transporte.

swissinfo, Alexander Künzle, Basilea
(Traducción: Belén Couceiro)

Datos clave

Las embarcaciones que navegan por el Rin miden 135 metros.
Hoy transportan hasta 450 contenedores
Los barcos cisterna hasta 4 millones de litros.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes