Navigation

Skiplink navigation

Día de Reyes este domingo

La corona sobre el tradicional pastel de los Reyes Magos. swissinfo.ch

La fiesta de reyes dona cada año a Suiza de felices monarcas. Una figura en un apetitoso pastel disfrutado entre familia designa quién portará la corona.

Este contenido fue publicado el 04 enero 2002 - 18:22

Se trata ahora de un festejo religioso pero con raíces paganas de la época romana, en el tiempo de las orgías para celebrar a Saturno, dios de la paz y la prosperidad.

Sin embargo, el cristianismo, como en muchas otras ocasiones, desvió el sentido del festejo dirigiéndolo hacia la adoración del nacimiento Jesús.

La fecha no fue elegida al azar, se tomó el 6 de enero, día en que se celebraba en Oriente el solsticio de invierno, e incluso, en diversas regiones, esta jornada era considerada como el primer día del año.

La Iglesia Romana decidió después privilegiar la adoración de los magos en razón del contenido del mensaje: los magos son paganos y adoran a Jesús.

Para las iglesias cristianas este día es también nombrado como el de la Epifanía, palabra que deriva del griego 'epiphaneia', que en castellano significa manifestación. Es decir, la revelación de Dios por su hijo encarnado.

La existencia de este pan de reyes se conoce desde el siglo XIV, pero en Suiza la costumbre fue traída en 1952 por las panaderías.

Actualmente un millón de panecitos de almendra horneados para esta ocasión son consumidos en la Confederación.

Papá Noel, más fuerte que los Reyes

Entre los suizos, en realidad el festejo de los Reyes Magos se concreta al pastelillo, mientras que en otros países, como España y los países de habla hispana, envuelve también la magia de la llegada de regalos a los pequeños, presentes traídos por los Reyes Magos, tal y como lo hicieron a la llegada de Jesús.

La comunidad española y latinoamericana en la Confederación intenta preservar esta tradición como se mantiene en sus tierras de origen, tarea nada fácil ante el peso de Papá Noel y del bombardeo comercial de Navidad y Santa Claus.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo