Navigation

Skiplink navigation

De la EPO a la nicotina, retos contra el dopaje

Martial Saugy, director del Laboratorio de Análisis del Dopaje (LAD) de Lausana. Keystone

Dotada desde hace poco de una agencia antidopaje independiente, Suiza se beneficia de una institución de vanguardia en la materia con la presencia en suelo helvético de un laboratorio que es un referente a escala mundial. Su director, Martial Saugy, detalla los proyectos que le ocupan este año.

Este contenido fue publicado el 21 abril 2010 - 14:13

‘Antidoping Suisse’, la Agencia Suiza de lucha contra el dopaje, realizó el pasado lunes (19.04) en el Museo Olímpico de Lausana la segunda conferencia de prensa anual de su joven historia. Dotada con un millón de francos adicional, de un presupuesto total de 5 millones, desde el pasado otoño, la agencia podrá por fin realizar controles de sangre a los deportistas de élite.

“Hemos logrado demostrar nuestra utilidad a los parlamentarios y también hemos conseguido salir de una situación financiera crítica. Ahora se trata de encontrar personal cualificado capaz de practicar los controles de sangre y de obtener credibilidad en el ámbito internacional”, dijo Matthias Kamber, director de ‘Antidoping Suisse’.

Después de una puesta en marcha tardía y llena de zancadillas, la agencia nacional antidopaje está ahora en el buen camino. En su combate incesante contra los tramposos, ‘Antidoping Suisse’ puede contar con el preciado apoyo del Laboratorio de Análisis del Dopaje (LAD) de Lausana, uno de los centros punteros mundiales en la materia. Martial Saugy, su responsable, explica los puntos sobre los que avanza el combate.

swissinfo.ch: ¿Cuáles son sus prioridades actuales en materia de lucha contra el dopaje?

Martial Saugy: Trabajamos en varios proyectos muy puntuales. El primero concierne a la EPO, que sigue siendo uno de los productos dopantes más utilizados. Se trata de mejorar las técnicas de detección para podernos presentar ante los tribunales con pruebas jurídicamente irrefutables.

En lo que respecta al pasaporte biológico, nos ocupamos de implementar la red a escala mundial. Esto es un trabajo enorme. El cannabis también es otro de nuestros ejes de investigación. Su consumo está prohibido desde 2004, pero solamente en competición. Por tanto es muy difícil evaluar el momento del consumo del producto, ya que la sustancia activa queda durante mucho tiempo en el organismo.

swissinfo.ch: La nicotina no forma parte de los productos prohibidos por el código mundial. ¿Supone para usted un problema?

M.S.: Después de la prohibición de fumar en los espacios públicos, observamos un alza del consumo de ‘snus’, este tabaco de mascar en polvo que viene de Suecia. Su utilización es masiva en los deportes de invierno, su presencia alcanza a más del 50% en los equipos júnior élite de hockey. Es un producto que tiene propiedades tanto estimulantes como relajantes, con una corta duración.

La nicotina produce una adicción muy rápida y a muchos parientes de jóvenes deportistas este fenómeno les preocupa. El ‘snus’ es dañino para la salud y su uso va contra el espíritu deportivo, lo que coincide con dos de los tres criterios que definen a un producto dopante. Respecto al tercero, la mejora del rendimiento, el debate sigue abierto. Aunque según cómo se consuma, la nicotina es un estimulante con los mismos efectos que la anfetamina.

swissinfo.ch: El dopaje en el deporte de alto nivel se perfecciona sin cesar. La Agencia Francesa de lucha contra el dopaje (AFLD) acaba de recordar los ‘protocolos’ que permiten dar negativo en los controles, a pesar de haber consumido productos prohibidos. ¿Cuáles son?

M.S.: Estos son dietas de toma de productos que permiten escapar al marco de detección definido por los laboratorios. Un ejemplo: el atleta consume a las 23.00 horas un producto que no será detectable a las 7 de la mañana, aunque su efecto va a seguir todavía unas horas más. Las tomas sutiles y combinadas de ciertos productos permiten igualmente pasar sin ser detectados, como las autotransfusiones. Algunos tipos de EPO de los 80 que conocemos son también difíciles de detectar.

La única respuesta eficaz que podemos proporcionar es el pasaporte biológico. Los controles sanguíneos a largo plazo permiten encontrar las anomalías. Incluso si el producto es indetectable, va a comportar un cambio mayor en los valores sanguíneos y el tramposo no podrá escapar de la policía.

swissinfo.ch: ¿La interpretación de los datos del pasaporte biológico corre el riesgo de poder ser combatida ante los tribunales?

M.S: Esta es nuestra mayor preocupación a día de hoy. Al principio, el código mundial antidopaje se concibió de tal manera que fueran los corredores los que probarán su inocencia, estableciendo por ejemplo los certificados médicos que explican las anomalías detectadas. Con la introducción del pasaporte biológico, la carga de la prueba vuelve a las autoridades de antidopaje.

No importa qué detalle del procedimiento pueda provocar la sanción. Hay que replantearla en el ámbito jurídico con el fin de devolver la carga de la prueba sobre el corredor.

En los tribunales hemos recibido ataques por parte de otros científicos que nos perciben como los policías del deporte e intentan desacreditar nuestras pruebas. Sin embargo, los argumentos científicos son muy sólidos y aceptados por ejemplo por las ciencias forenses.

Si la situación no cambia será muy frustrante para las federaciones y los gobiernos, que han invertido enormes cantidades de dinero para poner en marcha un sistema creíble.

Samuel Jaberg, swissinfo.ch
(Traducción: Iván Turmo)

Lucha contra el dopaje

Creación. La Agencia Suiza contra el dopaje se creó el 1 de julio de 2008. Su sede está en Berna. Su director es Matthias Kamber. El consejo de la fundación, que incluye a personalidades del mundo de la economía, la política, la medicina y el deporte, está presidido por la ex esquiadora bernesa Corinne Schmidhauser.

Presupuesto. El presupuesto de 2010 de la Agencia Suiza contra el dopaje alcanza por primera vez los 5 millones de francos. El dinero procede de ‘Swiss Olympic’ (1,9 millones), de la Confederación (2,7 millones) y de patrocinadores privados.

LAD. ‘Antidoping Suisse’ trabaja estrechamente con el Laboratorio de Análisis de Dopaje de Lausana (LAD), que es uno de los 34 laboratorios de análisis de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). Está especializado en EPO.

End of insertion

Balance y proyectos

Controles. En 2009, ‘Antidoping Suisse’ realizó 1.479 controles, 554 en competición y 925 fuera de ella. Se registraron 24 violaciones de las reglas antidopaje. La mitad de los casos (12) concierne al cannabis, 4 a los anabolizantes, 6 de estimulantes y otros dos por su rechazo a someterse a los controles.

Web. La plataforma informática ‘Simon’ que permite a los atletas anunciar su ubicación fue puesta en marcha con éxito. El sistema todavía debe adaptarse a las exigencias de los deportes de equipo.

Novedad. En 2010, ‘Antidoping Suisse’ va a establecer por primera vez los controles sanguíneos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo