Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

De los Alpes a Singapur

Didier Ruef, durante la inauguración de su muestra fotográfica.

(Paloma Caballero)

La muestra fotográfica "Campesinos de nuestras montañas" de Didier Ruef desempeña la misión didáctica de presentar una visión alternativa de Suiza.

La exposición, que durante su primera salida al exterior, permanecerá un mes en Singapur, "tiene la misión etnográfica de comunicar otras culturas que es necesario entender y preservar cuando la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha declarado el 2002 'Año Internacional de las Montañas", afirmó el embajador helvético, Raymond Loretan.

Al inaugurar la muestra, el pasado 11 de noviembre, el diplomático destacó la importancia de mostrar en Asia a una Suiza diferente a la generalmente conocida por los folletos turísticos.

"Se trata de una exhibición honesta sobre la civilización de los Alpes, en la encrucijada de cuatro idiomas. Es un testimonio directo de la dureza de la vida tradicional de los campesinos durante los calurosos veranos y los heladores inviernos", manifestó Loretan.

Escenas cotidianas

Las escenas del trabajo diario de Jean Luc y su familia en Evolène, valle de Herens, cuyas vacas son conocidas en el mundo, la pausa antes de subir al 'alpage' saboreando una taza de café instantáneo y un trozo de queso mientras se escuchan las informaciones en la radio, atrajeron el objetivo del ginebrino Didier Ruef y el interés del público urbano del tropical Singapur.

En su obra hallamos también los cestos para transportar hierba que fabrica Correti a sus 84 años en Soglio, valle de Bregaglia o la llamada al alba de Martin a su ganado y que ha ordeñar, antes de arrancar las malas hierbas.

Las más de setenta fotografías de la exposición recorren la vida de los campesinos de los Alpes del Valais, Ticino, Grisones, Niedwald y Berna, con imágenes en los de Lumnezia, Lauterbrunnen, Alta y Baja Engadina, Poschiavo, Verzasca, Herens, Blenio, Bregaglia, Engelberg y Aletsch, captadas durante cinco años (1993-98) que prueban, según su autor, que no existe diferencia en la cotidianeidad.

"Crecí en Ginebra y solamente iba a las montañas en vacaciones escolares. Fue un mundo totalmente desconocido para mí hasta que decidí intentar descubrir si tenía vida propia. Me llevó tiempo hacerles comprender cúal era el proyecto que me hacía seguirles de la mañana a la noche en sus tareas cotidianas", declaró Ruef a swissinfo.

Cuidan montañas como jardínes

"Y la conclusión es que no solamente mantienen la vida en las montañas y las montañas vivas, sino que las cuidan como nuevos jardineros del siglo XXI, las aman y las conocen, lo mismo que a sus animales. Viven con humanidad. Siempre tienen tiempo para conversar con un vecino", añadió Ruef, que actualmente trabaja en otro proyecto fotográfico en Africa con "Médicos sin Fronteras"

"Pero, ¿cuánto tiempo podrán existir? No pueden hacerlo sin subvenciones y la globalización les amenaza. Son imprescindibles para evitar que las montañas dejen de ser limpiadas y se conviertan en salvajes. Tal vez la forma de trabajarlas desaparezca para ser sustituida por otra más moderna, más mecanizada. Pero, eliminar los subsidios que permiten su supervivencia vaciaría los pueblos, insistió Ruef.

La exposición, que viajará posteriormente a Amman (Jordania) está recogida en el libro del mismo título con textos de Ulrich Ladurnier, que en 1994 fue premiado en Austria con el 'Claus Gatterer' por su periodismo socialmente comprometido y que actualmente trabaja en Roma como independiente.

Paloma Caballero, Singapur

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes