Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Clasificación de 'The Economist' Índice de democracia, Suiza pierde una posición

Manifestación democrática

Una manifestación en Moutier, tras la anulación de la votación en la que los ciudadanos del municipio decidieron abandonar el cantón de Berna y sumarse al Jura.

(© KEYSTONE / JEAN-CHRISTOPHE BOTT)

El aumento de la participación política en el mundo ha frenado el retroceso democrático, según el último índice de democracia de la Economist Intelligence Unit (EIU). Suiza, Al mismo tiempo, retrocede en la clasificación, en gran medida, por su baja participación electoral.

Durante el pasado año, el tan anunciado retroceso de la democracia mundial no se ha detenido definitivamente pero al menos se ha “pausado”, tal y como señala el Índice de DemocraciaEnlace externo de la EIU publicado esta semana.

En contraposición a informes recientes que han anunciado el fin del liberalismo y los derechos civiles, la revista The Economist escribe que mientras las democracias de 42 países se han debilitado en 2018, la puntuación general en el mundo se mantiene estable; y casi 50 países mejoran.   

La principal causa del retroceso (que ha interrumpido un declive de tres años) es un aumento en la categoría de “participación política”. Y es que han aumentado las cifras de participación, la afiliación a partidos, el compromiso con los medios de comunicación y los niveles de alfabetización de adultos.   

Aparte de en Oriente Medio y África del Norte, la participación ha crecido en todas las regiones del mundo, a menudo como respuesta a un alto grado de desconfianza hacia los gobiernos tradicionales. Para la EIU, las grandes cotas de participación en las elecciones de mitad de período en Estados Unidos son una clara señal de ello. Los niveles históricos de participación política de las mujeres también sugieren que la democracia no se va a rendir fácilmente.

Suiza cae    

En esta misma categoría de participación Suiza registra su peor nivel de actuación, quizás sorprendentemente por sus votaciones periódicas e iniciativas populares. Las otras cuatro categorías medidas son el proceso electoral, el funcionamiento del gobierno, la cultura política y las libertades civiles.

Con una puntuación de 7,78 puntos en participación, Suiza supera ligeramente a Estados Unidos, pero está lejos del alumno modelo que es Noruega, que obtiene un diez. Noruega también ocupa el primer lugar en la clasificación general, por delante de Islandia y Suecia. El último año Suiza ha descendido un puesto y ocupa el décimo lugar, mientras que Estados Unidos está en la posición 25.

El retroceso de Suiza en los últimos años se debe, en gran medida, a la baja participación electoral, tal y como ha explicado Danielle Haralambous, la principal analista de la EIU para el Reino Unido y Europa.

A pesar de que el país alpino tiene un buen desempeño en muchos aspectos relacionados con la participación política (desde las mujeres en el Parlamento hasta la inclusión de las minorías), el “cansancio del electorado”, provocado por tantas votaciones (a menudo complejas), ha llevado al país a clasificarse por detrás de otros que siguen mejorando en este campo.

En esencia, mientras la existencia de instrumentos de democracia directa eleva la puntuación de Suiza, la falta de compromiso en las urnas arrastra al país hacia abajo.

A medida

Para Bruno Kaufmann, corresponsal de swissinfo.ch sobre democracia mundial, la metodología de la EIU es engañosa. Y dice que es un error comparar de manera rutinaria países como Suiza –donde los votantes son llamados a las urnas hasta cuatro veces al año– y Suecia, donde las votaciones conjuntas se llevan a cabo solo cada pocos años.

Y señala que el cuadro resultante, basado en promedios de manzanas y naranjas, no refleja toda la realidad. Se trata de una “imagen cuantitativa, de nivel superficial, para los politólogos”.

De hecho, aunque el promedio de participación electoral en Suiza es relativamente bajo (por debajo del 50% en las elecciones nacionales), la mayoría de los expertos coinciden en que es reflejo de la frecuencia y complejidad de las votaciones y consultas. Pero dicen que unos números más bajos no son un obstáculo para la calidad democrática de los resultados.

Kaufmann también observa que mientras Noruega ocupa un lugar destacado en lo relativo a la participación debido al compromiso con grupos como los sindicatos y las organizaciones cívicas, la EIU no refleja la participación en procesos idiosincrásicos suizos, como la recogida de firmas para las iniciativas populares.

Otros índices, que adoptan un enfoque más amplio para medir el desempeño democrático, presentan clasificaciones alternativas. El instituto sueco V-DemEnlace externo (“variedades de democracia”), en su último índice, sitúa a Suiza en el cuarto lugar; asimismo, Suiza ocupa el sexto lugar según la Fundación BertelsmannEnlace externo.

EIU top 10

Índice de democracia del EIU The Economist 2018


Traducción del inglés: Lupe Calvo, swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes