Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Independencia de Catalunya “La salida tiene que ser política y negociada”

Manifestantes muestran una pancarta: ¿Europa, estás ciega? La democracia se muere

Pancarta frente al colegio Ramon Llull de Barcelona: "¿Europa, estás ciega? La democracia se muere".

(Reuters)

Yanina Welp, directora para América Latina del Centro de Investigación sobre Democracia Directa de AarauEnlace externo, ha vivido ocho años en Barcelona y observa con preocupación la situación que se vive en España. Si los gobiernos regional y central no son capaces de dialogar, se necesita la intervención de actores para que esto ocurra. Por ejemplo, de la Unión Europea o del Partido Nacionalista Vasco.

swissinfo.ch: ¿Cómo ha vivido la jornada del domingo?

Yanina Welp: Con ansiedad. Yo estudié en la Universidad Pompeu Fabra y tengo muchos amigos, catalanes independentistas y no independentistas, argentinos y de otras nacionalidades en Barcelona. Fue una jornada muy intensa siguiendo la radio, Twitter, Facebook, los diarios, la tele, y en contacto a través de WhatsApp con la gente que se estaba movilizando por la ciudad.

swissinfo.ch: ¿Lo que se celebró en Catalunya es un referéndum en el sentido estricto del término?

Y.W.: Tenía la intención de serlo. Hay una ley aprobada por el Parlamento catalánEnlace externo que –como sabemos– no se ajusta al marco legal vigente en España. Y este es un primer inconveniente. Pero hay una regulación bastante precisa sobre la forma en la que debía darse y que, evidentemente, no pudo cumplirse, porque hubo un claro intento de impedir que el referéndum se celebrara. Y aunque no se consiguió, las condiciones en las que se desarrolló no permiten decir que la consulta cumpliera los requisitos que deben darse en un referéndum legal.

swissinfo.ch: En Suiza, antes de un referéndum hay una campaña a favor y en contra de una propuesta. Esto no ocurrió en Catalunya.

Yanina Welp es directora regional para América Latina del Centro de Investigación sobre Democracia Directa de Aarau (c2d) y profesora no numeraria de la Universidad de San Gall. Es doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona) y coordina una investigación sobre mecanismos de democracia directa en 18 países latinoamericanos.

(courtesy)

Y.W.: No hubo una campaña por el no. Los referéndums de autodeterminación son casos atípicos. Quebec y Escocia son una excepción, porque se acordaron procesos de negociación. Pero en general suelen ser casos mucho más conflictivos. El caso catalán se sitúa entre estos dos extremos: consultas en contextos graves, con divisiones sociales que incluyen violencia, etc., y consultas en una sociedad moderna y democrática como puede considerarse la española. El problema más grave y una particularidad de la consulta en Catalunya fue la incursión de la Guardia Civil, la Policía Nacional, el ataque directo a los colegios electorales. Reitero, la intención original era que se dieran las condiciones, pero no se cumplieron las reglas por diversas razones.

swissinfo.ch: ¿Hay una salida?

Y.W.: Tiene que haberla. Cuesta creer que en el marco de la Unión Europea (UE), de España tras 40 años de democracia, no se pueda encontrar una salida. La situación es extremadamente problemática debido a la polarización, aunque creo que hay más polarización de las élites que de la sociedad –de la sociedad también, pero me parece menos extrema. Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, habla de la fractura de la sociedad catalana. Mi impresión es que el domingo vimos una sociedad catalana unida contra la violencia que se ejerció contra ella. Esto no quiere decir que esté a favor de la independencia. Quiere decir que está a favor de votar y de que se respeten su libertad de expresión y sus derechos. Sin una concesión en esta línea no hay salida.

Es evidente la polarización entre el Govern de la Generalitat, que está dispuesto a todo, y el Gobierno central, que niega la veracidad del número de heridos registrados el domingo. Pero en el medio de estos dos extremos hay una sociedad movilizada. El domingo hablé con gente que está en contra de la independencia y que dijo: ‘No pensaba ir a votar, pero voy’.

La salida tiene que ser política y negociada. Y para ello se necesita un mínimo de voluntad de las dos partes o actores, como la UE –y creo que es hora de que la UE diga algo– o el Partido Nacionalista Vasco (PNV) que puedan presionar para que eso ocurra. Creo que Podemos y los ‘comunes’ han quedado muy escorados hacia el lado del referéndum como para ser vistos como un intermediario. Y el PSOE tiene un rol muy indefinido.

swissinfo.ch: ¿Qué requisitos debería reunir un referéndum pactado?

Y.W.: En el caso escocés ese pacto permitió hablar de qué pasaría con Escocia si quedaba fuera del Reino Unido. O sea, primero tiene que haber un acuerdo y una evaluación concreta de a qué se está exponiendo una sociedad que opta por una cosa u otra. Esto tiene que estar muy claro y tiene que haber una campaña por el sí y una campaña por el no, un tiempo considerable para dar esa difusión, libertad de expresión, reglas muy claras, observadores internacionales, etc.

En cuanto a las reglas específicas, la experiencia comparada muestra que hay varias opciones. En algunos casos se requiere la mayoría cualificada, en otros no. En Suiza, por ejemplo, no hay un umbral de participación para que un referéndum sea válido. Y luego hay una serie de factores que son discutibles. En el caso de Escocia y Quebec votaron solo los ciudadanos de estas regiones. En Suiza, habría una serie de votos escalonados: primero votaría el cantón o el municipio, luego debería aprobarlo el siguiente nivel [municipio-cantón-Estado] y finalmente toda la Confederación. Todo esto es negociable y adaptable al contexto. Lo que sí se necesita es una discusión profunda sobre ello y dar un marco que sea sólido y viable.

swissinfo.ch: Muchos expertos no son partidarios de establecer un cuórum de participación ni de aprobación. ¿Por qué?

Y.W.: En los casos tutelados por organismos internacionales sí que se han establecido cuórums: en Montenegro, por ejemplo, una mayoría del 55%. Pero se puede dar la situación de que una mayoría del 51% o 52% pierda frente a una minoría, lo cual es un contrasentido. En Suiza no se fijan cuórums porque se quiere incitar a la participación y evitar la estrategia de la abstención. La ley del referéndum que se aprobó en Catalunya no establece un umbral de participación, es decir, es suficiente una mayoría simple. Son decisiones transcendentales y discutibles.

swissinfo.ch: ¿Es previsible que la Generalitat declare de forma unilateral la independencia (DUI)? 

Y.W.: El paso que dio ayer Puigdemont, llamando a una mesa de negociación con un mediador internacional, puede interpretarse en un doble sentido: como una posibilidad de abrir negociaciones para seguir en el marco legal vigente y discutir un referéndum; o directamente para hablar de una DUI, lo cual sería un error, pero no lo descarto. La sociedad catalana está muy movilizada, pero no está claro que la mayoría sea independentista. Lo que sí está claro que la mayoría quiere votar. Una DUI no estaría amparada por un referéndum cuyos resultados no son fiables porque ha habido un impedimento para que se realizara un referéndum en condiciones. Repito, sería un error, pero cabe esperar que algo así ocurra en los próximos días.

swissinfo.ch: ¿Un país como Suiza podría mediar?

Y.W.: Yo creo que sí. Sería importante que alguien diera un paso en este sentido. Si no se actúa a nivel de la UE, los costes de lo que ocurrió el domingo los va a pagar, principalmente España, pero también la UE, que ya enfrenta una crisis de legitimidad muy seria. Si no abre los ojos e intenta actuar, se va a incrementar la espiral de descontento que venimos viendo en los últimos años.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×