Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Derechos humanos en Chiapas

El gobierno de Vicente Fox se ha comprometido a buscar una solución al conflicto chiapaneco.

(swissinfo.ch)

Once suizos integran la delegación internacional de observadores que viaja este sábado (16.02.) al estado meridional mexicano.

El objetivo de la Comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos (CCIODH) es sostener conversaciones con todas las partes enfrentadas y elaborar un informe para presentarlo a diversas instituciones, entre ellas el Parlamento Europeo y el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

"El nuevo gobierno del presidente Vicente Fox se ha comprometido ante los mismos pueblos y ante la comunidad internacional a resolver de manera profunda el conflicto que vive esa región", señala Erica Hennequin, delegada del Partido Verde suizo para Asuntos Internacionales y miembro de la CCIODH.

El conflicto chiapaneco se remonta al 1 de enero de 1994, cuando unos 10 mil indígenas se levantaron en armas contra el gobierno federal mexicano para exigir democracia, libertad y justicia. Luego de 12 días de guerra abierta, el Ejecutivo central decretó un alto el fuego que, al menos en el papel, sigue vigente.

Siete años después siguen sin resolver las causas que originaron la protesta zapatista, afirma Erica Hennequin, quien viaja por tercera vez como observadora a Chiapas. "A pesar de que ya han pasado tres administraciones federales, no se ve ningún arreglo de fondo a la cuestión", señala.

"Hay motivos de preocupación"

"Se siguen violando los derechos humanos, se sigue acosando a las comunidades indígenas que expresaron su inconformidad y se sigue armando a grupos paramilitares para que sigan acosando a las bases sociales del zapatismo", puntualiza.

Para subrayar que "hay motivos de preocupación", la delegada del Partido Verde suizo cita el asesinato hace unos meses en Ciudad de México de "una valiente defensora de los presos zapatistas", la abogada Digna Ochoa.

"Nos sorprende que haya gente, aquí, en Suiza y en Europa, que piense que la situación ha mejorado. Pero no es así", subraya.

Manifiesto de la CCIODH

Un signo de esta preocupación es el manifiesto que suscribieron más de 500 organizaciones y personalidades de once países y que respalda la misión de la CCIODH. La prensa mexicana publicó el texto el pasado 12 de enero, coincidiendo con el octavo aniversario del alto el fuego entre los zapatistas y el gobierno de México.

El documento, firmado también por los diputados suizos del Partido Verde Anne-Catherine Ménétrey, Fernand Cuche, Patrice Mugny y el demócrata cristiano François Lachat, recuerda los esfuerzos de los rebeldes por llegar a un arreglo con el gobierno central y se refiere, en especial, a la marcha que protagonizaron los zapatistas el año pasado.

Convocada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el Congreso Nacional Indígena (CNI), la Marcha por la Dignidad Indígena recorrió 10 estados antes de llegar al Distrito Federal, donde los delegados de ambos movimientos intervinieron ante el Congreso de la Unión.

Ley indígena

"A pesar de esta movilización y, tras su paso por el Senado, la Cámara de Diputados y los Congresos Locales, el gobierno aprobó la publicación de la Ley Indígena completamente desmantelada. Pero el EZLN y el CNI la rechazaron de plano", se sostiene en la carta.

A juicio de Patrice Mugny, parlamentario muy comprometido con la causa zapatista, esa Ley le quitó lo esencial a las demandas indígenas, que era la autonomía territorial, e hizo que la marcha de la dignidad concluyera "con una decepción".

"Mientras tanto, no se buscan otras soluciones, mucho más compatibles con los ideales del zapatismo. Por lo tanto, la comunidad internacional tiene que reaccionar y no quedarse indiferente ante esta situación. De ahí la pertinencia de un viaje de observación civil a la zona", declara el legislador ginebrino a swissinfo.

Misiones de observadores anteriores

El grupo internacional de observadores civiles emprende este sábado (16.02.) su tercer viaje a la región. La primera misión (210 personas) se remonta a febrero de 1998; la segunda (40 personas), a noviembre de 1999.

En ambos casos, los observadores verificaron la situación que guardan los derechos humanos en Chiapas, se entrevistaron con comunidades indígenas acosadas y elaboraron sendos informes críticos sobre la situación.

Once suizos integran esta tercera misión internacional de observadores que concluirá el próximo 2 de marzo.

Enrique Dietiker, Ginebra


Enlaces

×