Navigation

Desasosiego antes de que la Bolsa NYSE reabra sus puertas

William Johsnton (der), presidente de NYSE, conversa con un técnico durante el control de los sistemas Keystone

A las 15:30 (hora suiza) de este lunes (17.09), la Bolsa de Valores de Nueva York reanuda sus actividades en un comprensible clima de inquietud entre los inversionistas. ¿Cuál será la repercusión en las finanzas de la represalia estadounidense a los ataques terroristas? Mientras esta pregunta ocupa a los analistas, se sabe al menos que los sistemas de la NYSE funcionan.

Este contenido fue publicado el 16 septiembre 2001 - 11:27

Los inversionistas temen sobre todo que la respuesta militar de Washington a los atentados contra el Wolrld Trade Center y el Pentágono inflame demasiado el precio del petróleo. La intensidad de las turbulencias bursátiles dependerá sobre todo de la futura política estadounidense en Oriente Medio, coinciden varios analistas.

Después de seis días sin transacciones ni eco de Wall Street es previsible que las actividades iniciales en NYSE muestren una marcada fluctuación en los precios de las acciones. Muchos inversores, también en Suiza, temen que se produzca un desplome en las Bolsas. Hay quienes predicen 5% de pérdida en la jornada bursátil neoyorquina de este lunes.

Con este telón de fondo, la mayoría de los especialistas prefieren no dar consejos a sus clientes y sugerir más bien un compás de espera. "No queremos especular sobre lo que ocurrirá el lunes" declaró al semanario 'Sonntagszeitung' el portavoz del UBS, Christoph Meier.

En Estados Unidos se ha lanzado una intensa campaña para tranquilizar a los ahorristas e inversores y recobrar la confianza de los consumidores, factor determinante para evitar que los gérmenes de la recesión ganen cuerpo. La medida parece haber tenido eco, ya que sólo 1% de los inversionistas preferiría vender sus acciones.

Serenidad en las Bolsas europeas

En los mercados bursátiles del Viejo Continente se mantuvo la calma en los días miércoles y jueves pasados. Las cotizaciones llegaron incluso a subir en las Bolsas de Suiza, Londres, Frankfurt y otras.

El viernes, tercer día después de los atentados en Nueva York y Washington, volvió, empero, la reflexión e inquietud. El mercado de Japón fue el único que mantuvo cotizaciones altas, gracias a la evolución de su economía.

La impresión general es que la mayoría de accionistas analiza las formas que le permitan reducir el riesgo de pérdida de sus inversiones.

Cambia la tendencia

Muchos inversionistas se inclinarán sin duda a retirar su capital de las ramas más afectadas por los ataques terroristas en Estados Unidos, a saber, las industrias aéreas, turismo y artículos de lujo para depositarlas en acciones menos expuestas.

Las industrias farmacéutica y alimentaria recibirían el flujo de esos capitales retirados.

La incógnita es el petróleo

El problema esencial para la economía estadounidense, cuya evolución afecta directamente a la del mundo, depende mucho de la curva que registre el precio del petróleo.

Si sigue subiendo empeorará y prolongará seguramente la recesión en el gigante norteamericano. Según los expertos, la economía estadounidense acusaría, por primera vez en muchos años, un índice de crecimiento negativo en el tercer trimestre de la presente gestión.

Consiguientemente, un alza permanente del petróleo agravaría la situación del mercado laboral y restaría el deseo de consumo de los estadounidenses.

Por lo demás, lo único cierto en este momento es que los sistemas tecnológicos de la Bolsa de Valores de Nueva York funcionan perfectamente. Otra cosa es el estado de ánimo de los inversores.

swissinfo y extractos del semanario "SonntagsZeitung"

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.