Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Desde Suiza, 48 piezas precolombinas vuelven a Perú

Parte de los cerámicos y textiles que fueron entregados por la OFC al Perú

(BAK/Simon Schmidt)

Suiza devolvió ayer al gobierno peruano 48 objetos precolombinos, en su mayoría cerámicas y textiles. Estos bienes culturales no fueron incautados sino que estaban en poder de una familia residente en Suiza que decidió devolverlos voluntariamente.

Desde 2007, cuando se restituyó una vasija de la Cultura Chancay retenida en la aduana helvética por infringir la ley de transferencia de bienes culturales, ésta es la mayor devolución suiza al Perú.

En la conferencia de prensa anual de la Oficina Federal de la Cultura (OFC), su director, Jean-Frédéric Jauslin, entregó los 48 objetos culturales al embajador del Perú en Suiza, Juan Carlos Gamarra.

El representante peruano destacó la importancia de las convenciones bilaterales y multilaterales en la protección del patrimonio de estados con gran riqueza cultural como el peruano.

El estudio de peritaje ha establecido que la mayor parte de las piezas, mayormente textiles y cerámicas son de la cultura Chancay, otra parte procede de la cultura Chimu. Estas florecieron en el centro y norte peruano en el periodo intermedio tardío, entre los siglos X y XIV, dijo a swissinfo.ch Eduardo Gonzalez.

Algunos de los objetos, si bien son arqueológicos, son difíciles de clasificar culturalmente sin una investigación más profunda. No obstante se ha certificado que todos pertenecen al patrimonio arqueológico peruano, agregó Gonzalez, ministro consejero y jefe de cancillería de la representación diplomática peruana.

“Con esta entrega se consolida el trabajo estrecho y coordinado que realizan las autoridades de ambos países para recuperar piezas y objetos con gran valor cultural que han sido comercializados ilegalmente”, precisó.

Balance positivo

Desde que entró en vigor la Ley Federal sobre la Transferencia Internacional de Bienes Culturales (LTBC), el 1 de junio de 2005, la OFC ha logrado un balance positivo. “Gracias a las nuevas reglas se puede combatir más efectivamente la transferencia de bienes culturales robados o saqueados, o su contrabando, al mismo tiempo se pudo fomentar el intercambio legal”, señaló a swissinfo.ch Anne Weibel, vocera de la OFC.

Con ello, continuó Weibel, se mejora tanto la reputación de Suiza como el atractivo del país como plaza de comercio de arte a escala internacional.

Desde la introducción de la LTBC, informó, las autoridades federales, entre ellas la Administración Federal de Aduana, la Policía Federal (Fedpol) y la OFC, han efectuado más de 400 controles coordinados de bienes culturales, de los cuales 105 casos derivaron en procesos penales.

Para facilitar las entregas, Suiza ha firmado convenios bilaterales con los países afectados. “La Oficina de Transferencia de Bienes Culturales de la OFC intercambia información y coopera con los círculos involucrados para lograr una devolución voluntaria y, en caso de operaciones ilegales, la represión prevista por ley”, enfatizó Weibel.

Una restitución voluntaria

En esta reciente devolución, la familia que reside en Suiza, de manera voluntaria y anónima, manifestó su interés en devolver las piezas que fueron traídas entre los 40 y 50. “Contactó a las autoridades de la Oficina de Cultura, dependencia que hizo de intermediaria entre las partes”, indicó Gonzalez.

El diplomático destacó que otros países muestran la misma predisposición de Suiza para devolver bienes culturales peruanos. “Por ejemplo, en mayo de 2010, el Perú recuperó 541 bienes culturales desde España y Estados Unidos. En 2006, en coordinación con Scotland Yard, se incautó el famoso tocado Moche en Londres”.

“También hacemos esfuerzos por recuperar piezas ubicadas en Alemania y Dinamarca. Sin incluir los objetos recibidos hoy de parte de Suiza, ya son más de 4,500 piezas recuperadas en los últimos tres años”.

A pesar de todas las acciones y esfuerzos realizados, añadió, el tráfico ilegal de bienes culturales continúa en manos de redes que operan en todo el mundo. Por ello, aún quedan tareas pendientes y una de las principales es fortalecer el marco legal internacional.

Convenciones con criterios éticos y más justos

Al respecto, en la reciente conferencia internacional de países que sufren el problema del tráfico ilícito de bienes arqueológicos realizada en Egipto, el Perú sustentó la necesidad de reformar y actualizar las convenciones multilaterales vigentes bajo principios de ética y justicia.

Hasta la fecha, el Perú tiene 22 convenios bilaterales suscritos para la protección y el combate al tráfico ilícito de bienes culturales, y es parte de los tres instrumentos multilaterales más importantes para erradicar este crimen transnacional, precisó.

Gonzalez concluyó que el Perú espera que la entrega voluntaria de los 48 objetos precolombinos pueda sensibilizar y sirva de ejemplo a quienes tienen bajo su custodia piezas peruanas en Suiza.

Suiza en el Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO

En octubre del año pasado, Suiza recibió un asiento en este comité, con un resultado jamás obtenido por los países que presentaron sus candidaturas hasta entonces, 140 votos de un total de 140.

Esta plaza ofrece la posibilidad de promover el valor y reconocimiento del patrimonio cultural mundial. La Oficina Federal de Cultura coordina todas las candidaturas suizas del rubro al patrimonio mundial de la UNESCO y representa al país en todos los asuntos relevantes de lugares culturales ya inscritos.

Rosa Amelia Fierro, swissinfo.ch

Convenios bilaterales

Suiza es uno de los 20 países con los que Perú ha firmado acuerdos bilaterales para evitar que su patrimonio siga saliendo de sus fronteras ilegalmente.
En 2006, el Ministro del Interior Pascal Couchepin viajó a ese país para suscribir un acuerdo de importación y devolución de bienes culturales e impedir así el tráfico ilícito.
Con la presencia de Couchepin en Lima, Suiza quiso mostrar que Berna toma en serio el deseo de Perú de una mejor protección de su patrimonio.
Hoy, toda persona que quiera adquirir un bien cultural procedente de Perú debe probar minuciosamente su autenticidad y título de propiedad.
El país andino posee una incalculable herencia cultural, resultado de una historia de más de 4,500 años de antigüedad.
El acuerdo con Perú, firmado en 2006, es el segundo en su género para Suiza, después del suscrito con Italia el mismo año.
En 2007 firmó un acuerdo similar con Grecia y a comienzos de este año con Colombia.

Fin del recuadro

Acuerdos multilaterales

El comercio ilegal de bienes culturales es uno de los tres principales comercios ilícitos, después de las drogas y las armas.
La Unesco adoptó un tratado internacional para proteger los bienes culturales, la Convención de la Unesco de 1970.
Los 119 Estados parte se comprometen a adoptar medidas para prohibir e impedir la importación, exportación y transferencia de propiedad de los bienes culturales.
Suiza ratificó el documento en 2003.
La Ley Federal sobre la Transferencia Internacional de Bienes Culturales (LTBC) es la implementación de la dicha Convención y entró en vigor el 1 de junio de 2005.
Asimismo existe una ‘Lista Roja de Bienes de Bienes Culturales en Peligro’ elaborada por el ICOM.
Dicha lista describe categorías de objetos que están bajo grave riesgo de ser blanco de saqueo y robo.
Sin embargo, estas piezas llegan al mercado pese a estar protegidos por legislaciones nacionales y convenios internacionales.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes