Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Destruir las viejas monedas europeas es lucrativo

El marco alemán tras su paso por 'Decoiner'.

(Keystone)

La comercialización de una máquina destructora, capaz de deformar 5 toneladas de monedas en una hora, es idea helvética.

El ingenio creativo de la empresa Cablofer, con sede en el cantón suizo de Vaud, en la parte de habla francesa de Suiza, ha convencido a varios países de la Unión Europea.

No es tarea fácil deshacerse de millones de monedas fuera de circulación con la llegada del euro, y justo para aligerar la tarea está la máquina 'Decoiner'.

Se trata de un invento de Cablofer llegado en el momento preciso: el pasaje al euro. Una forma en la que Suiza participa, a su manera, en el lanzamiento de la moneda única.

Cablofer, especializada en la reutilización de metales, ha logrado con éxito imponer su máquina, pese a la competencia de otras 6 empresas en el continente, activas en el mismo ramo.

Los primeros que han adquirido 'Decoiner', han sido los austriacos, atraídos por la eficacia de este aparato que a través de dos planchas logra hacer inutilizables las monedas.

Además, la aleación de cobre y níquel retirada de las antiguas piezas puede ser reutilizada para acuñar nuevos ejemplares de estos discos inventados por los fenicios para el pago de bienes y servicios y que aún permanece en los albores de este milenio.

El primer prototipo de 'Decoiner' se presentó en la Feria de la Moneda de Basilea, en enero de 1998. Medio año después surgiría el modelo mejorado para lograr que de forma irreversible fueran deformadas dos toneladas de monedas en una hora.

En 1999, fueron producidas 5 máquinas para 8 bancos germanos. Fue tal la demanda que Cablofer pidió a otras fábricas en Francia la producción de las 'Decoiner' para que de esta forma la empresa suiza pudiera ocuparse del montaje y la distribución.

En julio del 2001 comandó el banco central alemán 5 máquinas de la última generación, capaces de destruir 2 y media toneladas de metal por hora.

Ahora es Italia quien espera dos 'Decoiner', que pueden aplastar 5 toneladas de monedas. La mirada a Cablofer la ha puesto también Portugal mientras que España pareciera inclinarse más hacia una firma holandesa.

Pero el interés por estas máquinas destructoras de monedas no se termina en Europa, Brasil y Tailandia también se interesan por 'Decoiner'.

swissinfo y agencias


Enlaces

×