Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Diplomático libio rechaza cargo de Gaddafi

El ambajador de Libia ante la ONU en Nueva York, Abdurrahman Mohamed (izq) y su adjunto Ibrahim Dabbashi (der), retiraron igualmente su apoyo a Gaddafi.

El ambajador de Libia ante la ONU en Nueva York, Abdurrahman Mohamed (izq) y su adjunto Ibrahim Dabbashi (der), retiraron igualmente su apoyo a Gaddafi.

(Reuters)

swissinfo.ch obtiene información exclusiva sobre el rechazo de representar a Muamar Gaddafi ante la sede de Naciones Unidas en Ginebra, por parte de un diplomático nombrado por Libia.

Muhammad Murad Hamimah declara que no aceptará el cargo. Acusa al régimen de Gaddafi de “cometer actos de violencia contra el pueblo y de emplear a mercenarios”. El diplomático afirma estar “con la revolución libia” que busca poner fin a la dictadura.

swissinfo.ch recibió en exclusiva una declaración del enviado libio, nombrado por las autoridades de su país el 26 de febrero de 2011 como Representante Permanente de la Misión de Libia ante Naciones Unidas en Ginebra.

Hamimah señala en el comunicado que “rechaza el mandato del gobierno, porque éste ha perdido legitimidad debido a los actos de violencia e intimidación y el asesinato masivo de gente inocente”.

El empleo de la fuerza contra la población pacífica “constituye una flagrante violación de los principios de respeto de los derechos humanos y del derecho humanitario internacional”, precisa el documento.

“Yo estoy con la revolución libia y apoyo el valeroso levantamiento de mi pueblo para lograr la libertad y democracia y erradicar la corrupción”.

Hamimah fue durante muchos años vicepresidente de la Misión de Libia ante Naciones Unidas, en Ginebra antes de ser llamado por Trípoli para desempeñar otras funciones.

 

Sin representación en Suiza

El embajador adjunto de la Misión Libia ante Naciones Unidas en Ginebra, Adel Shaltout compareció el 25 de febrero en una sesión especial del Consejo de Derechos Humanos, en la Ciudad de Calvino, para discutir sobre las violaciones de los derechos humanos en Libia. Dirigiéndose al Consejo, se unió a otros miembros de la Misión Libia y prometió lealtad a la revolución del pueblo.

“La Historia nos ha enseñado que la voluntad del pueblo es invencible”, precisó.

“Nosotros, los de la Misión de Libia, les aseguramos que hemos decidido ser representantes del pueblo libio y… no representaremos a nadie más. Seremos la voz de este gran pueblo en el Consejo y en otros foros internacionales”, enfatizó Shaltout.

A principios de esta semana, también el personal de la Embajada de Libia en Berna manifestó su respaldo a la revolución.

Como resultado de ello y la decisión posterior de la Misión Libia en Ginebra, el régimen de Trípoli ya no tiene representación diplomática en Suiza.

El levantamiento libio

Tras los levantamientos en Túnez y Egipto, los opositores al dirigente libio Muamar Gaddafi comienzan el 15 de febrero a realizar manifestaciones, y el 17 del mismo mes declaran el ‘Día de la Ira’.

 

Los adversarios del régimen toman varias ciudades, sobre todo Benghazi, la segunda ciudad más importante del país.

Varios ministros y embajadores del gobierno de Gaddafi le retiran su respaldo.

Gaddafi amenaza con represalias cruentas.

La opositora Liga Libia de los Derechos Humanos sitúa en 6.000 el número de muertos hasta el 2 de marzo.

En ese mismo día la organización de la ONU para los Refugiados calculaba que más de 150.000 personas huyeron de Libia hacia Túnez o Egipto, en cuyas fronteras se ven extensas colas.

Los ciudadanos africanos comenzaron también a cruzar por la frontera meridional a Níger.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha remitido al Tribunal Penal Internacional información sobre las acciones cometidas por el gobierno libio durante el levantamiento popular.

La Asamblea General de la ONU decidió por unanimidad, el 1 de marzo, suspender la pertenencia de Libia al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Muchos países, incluida Suiza, han congelado las fortunas de Gaddafi y su entorno.

Fin del recuadro


Traducción, Juan Espinoza, swissinfo.ch


Enlaces

×