Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Disparidad social, tema de tribuna; abajo, vandalismo

Con el rostro oculto, uno de los rijosos del desfile del 1 de mayo.

(Keystone)

La diferencia salarial fue uno de los temas centrales del discurso de este 1 de mayo en Suiza. En Zúrich, donde participaron varios miles de personas en el tradicional desfile oficial, las fuerzas del orden se enfrentaron a grupos de encapuchados que cometieron una serie de actos vandálicos.

Aún antes del fin de la manifestación oficial del 1 de mayo, iniciaron los actos violentos en la ciudad de Zúrich. La policía formó un cerco para evitar que los jóvenes rijosos se aproximaran a los actos centrales del tradicional festejo.

Unos 500 embozados participaron en la violenta manifestación organizada por el grupo "Reconstrucción Revolucionaria" que dio margen a los enfrentamientos entre militantes de extrema izquierda y la policía de la ciudad de Zúrich.

Los manifestantes, armados con piedras y con botes de pintura en la mano, cometieron actos vandálicos a los que la policía respondió con balas de goma, gases lacrimógenos y cañones de agua.

La policía había modificado la ruta de la manifestación oficial con el propósito de desalentar los ilícitos que sin embargo se repitieron este año.

No obstante, la táctica de las autoridades de acordonar al grupo violento dio resultado pues impidió así que la conocida "Nachdemo" alcanzará a los participantes de la manifestación tradicional de 1 de mayo.

Los enfrentamientos arrojaron un saldo de un centenar de arrestos, es decir, más del doble que el año pasado, pero los incidentes fueron menos violentos toda vez que no se registraron heridos ni daños de mayor cuantía.

Denuncia ante la diferencia salarial

En los diversos actos programados para la celebración de Día del Trabajo la diferencia salarial ha sido uno de los temas centrales de los discursos.

En Basilea, el presidente de la Unión Sindical Suiza, Paul Rechsteiner, fustigó los salarios excesivos de los altos cargos en empresas como Correos Nacionales, la telefónica Swisscom y Ferrocarriles.

El presidente helvético, Moritz Leuenberger, desde el poblado bernés de Unterseen- Interlaken, advirtió que para él la verdadera preocupación se sitúa en los bajos salarios que se generan en el sector de la iniciativa privada.

En Berna, la ministra del Interior, Ruth Dreifuss, llamó en su discurso de este 1 de mayo a la lucha en contra de la pobreza y el miedo, a los que nombró enemigos de la libertad y la democracia.

La división entre bajos y altos ingresos no debe hacerse más grande, indicó frente a 2000 personas reunidas en la plaza Kornhaus en Berna.

"Justos salarios son la mejor forma de reducir la pobreza en una Suiza rica" dijo Dreifuss quien advirtió que la solidaridad hace desaparecer el temor, haciendo referencia a las actuales discusiones sobre el seguro suizo de vejez y el seguro laboral.

Mientras en Berna fue notoria la reducción del número de participantes en la manifestación del Día del Trabajo, en Zúrich fueron miles de personas las que acudieron a la cita.

En el desfile oficial de Zúrich tomaron parte las organizaciones sindicales y algunos grupos de extranjeros, entre ellos italianos, kurdos y tamiles.

swissinfo y agencias


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×