Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

 ‘Geobloqueo’ Restricciones a compras de suizos por internet

Online shopping with Visa or Mastercard, pictured in Zurich

La Comisión Europea calcula que los consumidores comunitarios ahorrarían 500 millones de euros si se eliminaran las prácticas de bloqueo geográfico en el comercio electrónico.

(Keystone)

Los consumidores suizos tienen a menudo acceso a una elección limitada y a precios más altos que si vivieran en otra parte de Europa, como consecuencia del ‘geobloqueo’. Sin embargo, parece que esa práctica va a prolongarse.

Las compras en línea son un negocio de rápido crecimiento. El comercio electrónico mundial se expandirá a 900 000 millones de dólares en 2020, según estimaciones del gigante logístico DHL. El año pasado los pedidos al extranjero por parte de residentes suizos aumentaron un 20%.

Sin embargo, estos últimos se enfrentan al ‘geobloqueo’, una práctica común en la que los minoristas evitan que los compradores en línea adquieran productos o servicios más baratos en sitios web fuera de su propio país. Los consumidores suizos dicen que cosméticos, perfumes, joyas, programas de televisión, descargas de música, programas de radio y servicios de suscripción de televisión y películas en línea, como Netflix, suelen estar georrestringidos.

Robin Eymann, responsable de la política económica de la Federación de Consumidores FrancófonosEnlace externo (FRC, por sus siglas en inglés), considera que el geobloqueo aumenta día con día la rápida evolución del comercio electrónico.

“Un mismo artículo puede costar 100 francos en Zalando.fr y 300 en Zalando.ch”, indicó a swissinfo.ch.

El tema del geobloqueo es parte de una iniciativa popular dirigida a combatir las prácticas de precios desleales de los productos importados y que fue presentada en septiembre del año pasado por grupos de consumidores, parlamentarios y activistas suizos.

Batalla solitaria

El diputado Philippe Nantermod, del Partido Liberal Radical (PLR, centro derecha) ha seguido de cerca el tema. El año pasado lo planteó ante el ParlamentoEnlace externo e instó al Gobierno a limitar el geobloqueo o a permitir las importaciones paralelas de productos y servicios digitales.

Nantermod estima que los suizos están particularmente en desventaja en la compra en línea de música y productos multimedia, y advierte que los grupos de presión quieren mantener el geobloqueo para asegurar los ingresos publicitarios.

El Gobierno, sin embargo, mantiene una posición de “ver y esperar”. En su respuesta escrita, dijo que estaba supervisando la situación como parte de una estrategia digital nacional. Indicó asimismo que era “prematuro e inapropiado” introducir medidas que no estén coordinadas con la Unión Europea.

La Comisión de Competencia (COMCOEnlace externo) es responsable de supervisar los acuerdos y las actividades de distribución de las diferentes compañías, y de verificar el cumplimiento de las leyes suizas.

Mercado digital único

Terminar con el geobloqueoEnlace externo es una prioridad para Bruselas, ya que trata de crear un mercado único para los servicios digitales en todo el bloque de 28 naciones. La Comisión Europea calcula que los consumidores comunitarios ahorrarían 500 millones de euros si se eliminaran las prácticas de bloqueo geográfico en el comercio electrónico.

El asunto es analizado en diferentes niveles y sectores. Los Estados miembros del Parlamento Europeo y del Consejo de Ministros han acordado posiciones y empiezan a adoptar un enfoque común con miras a finalizar una ley sobre el geobloqueo en el comercio electrónico en los próximos 4 o 6 meses. Su propuesta prohibiría a los minoristas en línea reencaminar automáticamente a los clientes a su sitio web nacional sin su consentimiento.

Una investigación de la Comisión encontró recientemente que, con frecuencia, los fabricantes restringen la distribución de sus productos en ciertos canales en línea. Se esperan más investigaciones ‘antitrust’ de la UE sobre empresas de comercio electrónico.

Mientras que Bruselas parece seguir adelante, Suiza, que no es miembro de la UE, prefiere esperar.

“El resultado del proceso legislativo de la UE es aún incierto y el despliegue de medidas no se dará antes de varios años”, escribió el Gobierno el año pasado en respuesta a Nantermod.

Eymann acusa al Gobierno de ser demasiado pasivo: “No parece interesarles. Se necesitarán diez años después de que la UE prohíba el geobloqueo, mientras que ellos avanzan rápidamente”.


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×