Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

¿Es Suiza realmente la más competitiva del mundo?



Suiza tiene una economía orientada hacia la exportación.

Suiza tiene una economía orientada hacia la exportación.

(Keystone)

El ‘World Economic Forum’ (WEF), con sede en Ginebra, otorga de forma casi sistemática a Suiza la primera plaza internacional por su nivel de competitividad económica.

Pero la visión de un largo listado de ‘think-tanks’ al otro lado del Atlántico es diferente. Para ellos, la economía suiza tiene muchas virtudes, pero la libertad económica es superior en países como Hong Kong o Singapur.

En 2011, Suiza es líder indiscutible en material de competitividad mundial, según los criterios del ‘World Economic Forum’ (WEF). Una plaza que la economía helvética ha conservado de forma consistente durante prácticamente una década.

Sin embargo, cuando es analizada desde el otro lado del Atlántico, Suiza cambia de rostro. Se ubica entre las primeras cinco plazas del mundo por sus niveles de competitividad y promoción del desarrollo económico, pero ya no lidera los rankings.

De acuerdo con un grupo de 80 think-tanks encabezados por el estadounidense Cato Institute y su homólogo canadiense, Fraser Institute, Suiza formaría parte de las cuatro economías que más y mejor promueven el desarrollo, pero en el presente es superada por Hong Kong, Singapur y Nueva Zelanda.

¿Qué cambia en el prisma de los dos lados del Atlántico?

Suiza, cuarta plaza

El Índice Mundial de Libertad Económica (IMLE), elaborado por expertos internacionales liderados por los investigadores James Gwartney (Universidad de Florida) y Robert Lawon (Universidad de Auburn), y en el que participan también think-tank como the Fraser Institute, poseen una visión distinta sobre lo que competitividad y desarrollo económico significan.

A partir de un análisis de 42 indicadores (que consideran la talla del gobierno, su nivel de gasto, la política impositiva, los derechos de propiedad, el acceso al crédito, la fortaleza del comercio y la legislación laboral, entre otros factores) y de la disección de 141 economías, desarrolladas y emergentes, estiman que Hong Kong es la economía con mayor libertad económica en el mundo.

La ex colonia británica obtiene, en sus evaluaciones, una calificación de 9,05 (dentro de una escala que va de 0 a 10), seguida por Singapur (8,70), Nueva Zelanda (8,27), Suiza (8,08), Chile (8,03) y Estados Unidos (7,96).

De acuerdo con este trabajo, Suiza se sitúa por debajo en criterios como la talla de sus gobiernos, lo que significa que hay economías cuyo gobierno es menor en tamaño, menos oneroso, pero igualmente eficiente; y también en el ámbito de comercio internacional.

Cabe recordar que si bien Suiza es, proporcionalmente a su talla, una de las principales potencias exportadoras del mundo, ha sido también históricamente un país proteccionista con respecto a sectores sensibles como la agricultura. Una política que ‘penalizan’ los expertos de la libertad económica.

Aún el mejor de Europa

El Liberales Institute es la institución académica suiza que toma parte del trabajo del IMLE. En opinión de su director de investigación, Christian Hoffmann, “Suiza sigue siendo, no obstante, el país con el mayor nivel de libertad económica de Europa. Y el cuarto mejor calificado del mundo”.

La libertad económica promueve el bienestar humano, genera un impacto positivo en el Producto Interno Bruto (PIB) de un país, e influye también en la esperanza de vida, la felicidad e incluso el compromiso cívico de los ciudadanos, precisa el experto.

Liberad y competitividad

Fred McMahon, vicepresidente del Fraser Institute, explica a swissinfo.ch que ante todo es importante diferenciar lo que libertad y competitividad económica implican.

“La libertad económica es esencialmente la habilidad de individuos y familias de tomar sus propias decisiones económicas. Sobre la marcha, esta característica ha evidenciado que se asocia a mayores niveles de competitividad para los países que la ejercen”.

Pero, aclara: La gente que vive en países con libertad económica suele vivir más años que aquellos que no la poseen, pero esto no significa que la libertad económica aumente la esperanza de vida de las poblaciones, no. Simplemente crea prosperidad y oportunidades que contribuyen a una vida más longeva.

“Nosotros medimos la libertad en indicadores como talla del gobierno, el sistema legal, el poder adquisitivo real, comercio y regulación”, cita y añade: “Suiza tiene una puntuación baja en dos áreas como el tamaño del gobierno (plaza 40) y libertad comercial (sitio 63), restricciones manifiestas en dichas áreas que la hacen perder plazas en el ranking general”.

Y aunque los datos para 2011 no están listos aún –los think tank trabajan con cifras validadas, con datos de 2009-, actualmente no es previsible que haya un cambio para Suiza con respecto al pasado inmediato, refiere McMahon.

Distintos destinatarios

Sobre este mismo punto, Steve Hanke, profesor de Economía Aplicada de la Universidad John Hopkins y senior fellow del Cato Institute y Stephen J.K. Walters, experto de la Universidad de Loyola, precisan que todas las encuestas sobre competitividad y libertad económica son acertadas y construidas con rigor, “pero destinadas a propósitos y audiencias distintas”.

El IMD y el WEF se centran en pronosticar el crecimiento y ponen la mira en los cinco años por venir. Su información es fundamental para las empresas que tienen que decidir, por ejemplo, qué mercados crecerán o en dónde hay más oportunidades y son una buena guía para quienes diseñan las políticas de un país.

El trabajo realizado por los 80 institutos es de mayor utilidad para políticos y académicos que se preguntan qué instituciones son necesarias para promover la prosperidad. Qué políticas poner en marcha para multiplicar le bienestar económico para todos los ciudadanos, lo mismo en países desarrollados que emergentes.

Por lo tanto, recogen menos indicadores, pero de más naciones. Y Suiza ha cumplido ya desde hace años con muchos de los objetivos que persiguen dichas economías, puntualizan en un ensayo sobre libertad económica publicado por el Cato Institute.

libertad económica & ingresos

Según el Índice Mundial de Libertad Económica, elaborado por 80 think-tanks, una política que promueve la libertad económica genera siempre una mejora en el nivel de vida de la población, incluso para las clases más desfavorecidas.

Concretamente, refiere que las cuatro naciones con mayor libertad económica, entre ellas Hong Kong, Singapur, Nueva Zelanda y Suiza, el ingreso por habitante promedia los 32.744 dólares.

El 10% más pobre de la población de estos países cuenta con un ingreso por habitante de 8.474 dólares.

En los cuatro países con menos libertad económica -Zimbabue, Venezuela, Malasia y Nepal es de 3.858 dólares.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×