Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

¿Paraíso perdido? Exigen más control tras revelaciones sobre Glencore

Vista de la mina a cielo abierto Musonoie-T17, dirigida por Katanga

Vista de la mina a cielo abierto Musonoie-T17, dirigida por Katanga.

(katangamining.com)

Los grupos de presión anticorrupción han reiterado sus llamados en pro de una mayor regulación del sector extractivo de materias primas tras las revelaciones de los ‘papeles del paraíso’ sobre la forma en que la industria hace negocios en África.

El Consorcio Internacional de Periodistas Investigadores (ICIJ) publicó el lunes documentos filtrados del bufete de abogados Appleby que exponen los negocios entre bastidores antes de que GlencoreEnlace externo se hiciera cargo de la operación minera de cobre y cobalto KatangaEnlace externo, en la República Democrática del Congo (RDC), en 2009.

Glencore dijo que “cumple con sus obligaciones tributarias de acuerdo con las leyes y regulaciones de los países y territorios en los que opera”Enlace externo y señaló que emite un informe anual sobre los pagos que realiza a los gobiernos, de acuerdo con las regulaciones de la Unión Europea. El año pasado, la empresa con base en Suiza invirtió casi 200 millones de dólares (200 millones de francos) en la RDC (además de los 4 000 millones de dólares a nivel mundial), principalmente para mejorar las instalaciones y pagar impuestos, regalías y derechos de aduana.

Los documentos del ICIJ arrojan luz sobre la opaca manera en que se extraen las materias primas en economías subdesarrolladas con frágiles conceptos de democracia y estado de derecho. Detallan la relación entre Katanga, Glencore y el empresario israelí Dan Gertler.

Gertler estaba bien conectado en la RDC cuando fue contratado por Katanga (en la que Glencore ya tenía una participación) en 2008 para negociar los términos de los derechos mineros en el país. También era conocido por las Naciones Unidas, que en 2001 lo relacionaron con el sucio mundo de los “diamantes ensangrentados”Enlace externo en la RDC, en el que se usaron diamantes para pagar a las milicias. El informe de la ONU acusa a Gertler de estafar al gobierno de entonces de la RDC para embolsarse una fortuna.

Meses antes de que Glencore adquiriera una participación mayoritaria en Katanga, emitió un préstamo de 45 millones de dólares a una compañía propiedad de Gertler. El préstamo, emitido en forma de acciones de Glencore y divulgado a los reguladores, permitió a Gertler retener su participación en Katanga cuando Glencore se hizo cargo de la operación.

Diligencia debida

El ICIJ ha visto documentos que vinculan el préstamo con el desempeño de Gertler en la liquidación de los pagos mineros de Katanga al gobierno de la RDC. En otras palabras, el préstamo habría sido retirado si Gertler no hubiera obtenido los mejores términos. Glencore niega esta acusación.

La ONG suiza Mirada Pública (‘Public Eye’) estima que Glencore, que tenía un director en la junta directiva de Katanga en ese momento, nunca debió hacer negocios con Gertler, ni directa ni indirectamente. El organismo informa regularmente sobre la industria de productos básicos en África y ha solicitado la creación de un organismo regulador específico en Suiza que supervise sus actividades.

“Esa autoridad podría garantizar que el sector aplique las normas mínimas de diligencia debida”, señaló Oliver Classen, de la Mirada Pública a swissinfo. ch. Con esa instancia, “Gertler nunca habría sido considerado en primer lugar”.

La Mirada Pública, junto con otras ONG, reiteró el llamado a un registro público que detalle los propietarios beneficiarios de las estructuras extraterritoriales (‘offshore’). Los ‘papeles del paraíso’ revelaron que Appleby había establecido una oficina específica para Glencore en Bermudas. Glencore dice que desde entonces ha cerrado la mayoría de sus operaciones en las Bermudas.

Posibles reformas

Las ONG también quieren que las compañías multinacionales informen sobre sus ganancias e impuestos en todos los países en los que operan. Las revelaciones de los ‘papeles del paraíso’ añaden una mayor urgencia a la necesidad de que el sector de las materias primas esté mejor regulado, según Classen.

Hasta ahora, el Gobierno suizo ha seguido una línea diferente. En 2013, el Consejo Federal rechazó los pedidos de una legislación más estricta, afirmando que la autorregulación era suficiente para mantener el sector a raya.

Pero la historia podría no terminar ahí. Los votantes aún no han emitido su veredicto sobre una iniciativa popular, lanzada el año pasado, que exige nuevas leyes para garantizar que las multinacionales cumplan con los derechos humanos y las normas ambientales cuando operan en el extranjero.

Los parlamentarios también debatirán una propuesta del Gobierno para obligar a las empresas del sector de los productos básicos a divulgar todos los pagos superiores a 100 000 francos suizos. 

Alegaciones y refutaciones

Los ‘papeles del paraíso’ proporcionaron detalles sobre las negociaciones entre la operación minera de Katanga y la RDC en 2008 y 2009. En enero de 2008, Glencore poseía una participación del 8,52% en la operación, que se incrementó al 77,9% en julio de 2009.

Según el ICIJ, los documentos indican que Katanga contrató los servicios de Gertler en junio de 2008. Glencore está de acuerdo con esto.

El ICIJ indicó que en octubre de 2008 el Gobierno de la RDC exigió un “bono firmado” por 585 millones de dólares. Gertler fue llamado de nuevo y en marzo de 2009 logró reducirlo a 140 millones de dólares. Este acuerdo permitió a Katanga extraer cobre a una cuarta parte de los precios del mercado en ese momento.

Glencore asentó que en febrero de 2008 se acordó una “prima de acceso” de 135 millones de dólares para Katanga. Además, la mina accedió a entregar a la empresa Gécamines, controlada por el Estado de la RDC, reservas de cobalto por valor de 825 millones de dólares, que debían ser reembolsados. Se cree que este cobalto fue enviado a China y hasta la fecha no ha sido pagado.

Según Glencore, Gécamines “presentó entonces varias posiciones”, incluyendo demandas de pagos por 585 millones y 200 millones de dólares. Esas demandas fueron rechazadas y se efectuó un pago de 140 millones de dólares en julio de 2009, cuando Glencore adquirió una participación mayoritaria en Katanga.

El ICIJ dijo que Glencore otorgó un préstamo de 45 millones de dólares a Lora Enterprises, una compañía propiedad de Gertler, a través de un fideicomiso ‘offshore’. El ICIJ también encontró documentos que indican que el préstamo se retiraría si no se llegaba a un acuerdo satisfactorio entre Katanga y la RDC.

Glencore está de acuerdo con la fecha del préstamo otorgado a Loris Enterprises, “una entidad afiliada con el Sr. Gertler”, pero no indica su monto. Glencore aseguró que el préstamo consistía en acciones de la empresa, era transparente y se pagó íntegramente en 2010.

El objetivo del otorgamiento del préstamo era permitir a Gertler participar en una emisión de derechos de 250 millones de dólares que repartió participaciones de propiedad en Katanga.

Fin del recuadro

swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×