Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En tiempos de crisis, las personas tienen más necesidad de hablar, estima André Schneider.

(Keystone)

El próximo miércoles arranca en Davos la 39ª edición del Foro Económico Mundial con una asistencia récord de 2.500 personas y una preocupación colectiva: la crisis económica mundial.

Davos y la crisis, la crisis y Davos. Este año, uno no va sin la otra, explica el director general del WEF, André Schneider, que invita a un 'mea culpa' general. Entrevista.

Jefe de operaciones, André Schneider trabaja para el WEF desde 1998, tras realizar una carrera en la música y las tecnologías de la información. También es vicepresidente del Consejo de fundación del Foro.

swissinfo: La edición 2009 bate récord en participación. ¿Qué la hace tan atractiva?

André Schneider: En un tiempo de crisis como el que vivimos, en el que reina una gran incertidumbre, las personas necesitan hablar con otras personas. Comprendieron la necesidad de hablar con otros sectores económicos, otras regiones del mundo, con los representantes de los gobiernos, con la sociedad civil.

Este foro es el único lugar donde todas esas personas se pueden reunir de manera informal para analizar juntas de dónde viene la crisis y para discutir las posibles soluciones tendientes a determinar a dónde ir y cómo.

swissinfo: Los responsables de la crisis son los que se reúnen en Davos, ¿no?

A.S.: Estarán en Davos porque deben tomar parte en la búsqueda de una solución. Son los dirigentes de las finanzas. ¡No es posible buscar una solución de futuro excluyendo a un campo muy importante para todos nosotros - ¡lo vemos con la crisis!

Por otra parte, los numerosos participantes de otros sectores, afectados por los impactos de la crisis, no tuvieron que ver con el inicio de la misma. Hay que ser justo: no todos los actores de la economía desempeñaron un papel para que sobreviniera la crisis. Empero, la sufren también.

swissinfo: Pero, ¿qué puede hacer Davos frente a una crisis sistémica, que perturba muchas maneras de pensar?

A.S.: Primero, Davos puede promover una discusión sobre las acciones a corto plazo ya emprendidas. Sin embargo, hay que recordar que el comienzo de esta crisis está vinculado con las muy bajas tasas fijadas por el banco central estadounidense. Con las acciones decididas hoy, hay que tener cuidado de no provocar una siguiente crisis que, según nuestra experiencia, todavía será peor.

En segundo lugar, Davos permite una discusión sobre las formas posibles de las prácticas económicas futuras. Prácticas que deben integrar dimensiones de sostenibilidad. Si necesitamos un crecimiento económico para responder a los grandes desafíos mundiales, hay que reflexionar también sobre las formas de una economía sostenible, que integre los desafíos climáticos y ecológicos.

swissinfo: No mucha gente advirtió la crisis que se veía venir, ni siquiera en Davos...

A.S.: Eso no es verdad. Hablamos de la crisis desde las dos últimas ediciones y se llevaron a cabo debates muy críticos sobre el tema. Pero todo el mundo debe hacer su 'mea culpa': no fuimos capaces de escuchar las voces críticas y las señales que estaban ahí.

Hay que comprender también que el WEF no es un gobierno. No tomamos decisiones. Tratamos de generar debates críticos que permitan a los responsables identificar los desafíos que se presentan, los riesgos que hay que comprender, las decisiones posibles.

El año pasado vimos claramente que cuando todo el mundo se inclina en el mismo sentido, porque políticamente es más fácil, es muy difícil transmitir este tipo de mensaje.

Dada la crisis, posiblemente vamos a escuchar mejor a esas voces críticas este año en Davos y a integrar mejor los desafíos reales, ya discutidos el año pasado, pero que no todo el mundo tomó en consideración.

swissinfo: ¿La crisis económica y financiera no entraña el riesgo de hacer olvidar otros problemas?

A.S.: Es un desafío para nosotros. Hay que debatir sobre la crisis financiera y sobre la crisis económica que emana de ella. Pero no hay que olvidar otros desafíos importantes: el cambio climático, la crisis alimentaria, la crisis energética, el agua y muchos otros. Estos desafíos no van a desaparecer por sí mismos.

El hecho de no encontrar una respuesta a la crisis económica y financiera, que permita integrar mejor esos diferentes desafíos, sería como preparar una nueva crisis para dentro de cinco años, y la siguiente, con una situación aún peor.

Entrevista swissinfo: Pierre-François Besson
(Traducción: Marcela Águila Rubín)

39ª edición de Davos

Eslogan. La edición 2009 reunirá a más de 2.500 participantes de 96 países, del 28 de enero al 1º de febrero, bajo el tema de 'Rediseñar el mundo de la post-crisis'.

Cifras. Entre las personalidades esperadas, Vladimir Putin, Angela Merkel, los primeros ministros Wen Jiabao (China), Taro Aso (Japón) y el británico Gordon Brown; los ministros franceses Bernard Kouchner y Christine Lagarde, el secretario general de la ONU, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

Fin del recuadro

El WEF

Inicios. El World Economic Forum fue fundado por Klaus Schwab bajo el nombre de 'Management Symposium' en Davos en 1971.

Forma. El WEF es una fundación sin fines lucrativos de derecho privado suizo, que predica una filosofía empresarial interesada en el bien público global. Financiada por un millar de empresas miembro, el WEF tiene sede en Cologny, cantón de Ginebra.

Objetivos. Esta organización emplea a 300 colaboradores de 52 países. Se pretende una plateforma de diálogo entre los responsables de las tomas de decisión en materia económica, un instrumento de ayuda para la adopción de estrategias, un catalizador para diferentes initiativas tendientes a "mejorar el estado del mundo".

Mundial. El WEF organiza a través del mundo una serie de simposios, promueve iniciativas y grupos de trabajo, realiza estudios y propone un programa de Maestría.

Salud. Según André Schneider, la fundación no ha sido afectada por la crisis en el plano financiero. En medio de cada ejercicio, los presupuestos respetados. "Estamos en plena forma", dice el director general.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×