Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Art Basel 47 “El arte contemporáneo español no interesa al mercado”



El español José Castañal, director de la Galería Thaddaeus Ropac, en Art Basel.

El español José Castañal, director de la Galería Thaddaeus Ropac, en Art Basel.

(Rodrigo Carrizo Couto)

Art Basel ha sido esta semana el epicentro mundial del mercado del arte. Entre los numerosos galeristas presentes en Basilea encontramos al español José Castañal (Santiago de Compostela, 1981), director de la Galería Thaddaeus Ropac, con sedes en Paris y Salzburgo. Este profesional accedió a una extensa conversación exclusiva con swissinfo.ch acerca de Art Basel y el complejo panorama del mercado del arte.

swissinfo.ch: Se dice que el martes del “First Choice” en Art Basel es el día más importante del año en el mercado del arte. ¿Es esto cierto, o una exageración?

José Castañal: Sin duda es verdad. El primer día de Art BaselEnlace externo es donde más arte se mueve, junto con las grandes subastas de Nueva York en mayo y noviembre. Pero Art Basel es una feria en la que se vende todos los días. Hasta la tarde del propio domingo vamos a estar cerrando ventas. E incluso a veces en el último minuto llega un cliente y se lleva un gran cuadro. Es algo que no te esperas, pero que ocurre casi cada año.

swissinfo.ch: ¿Art Basel mantiene su hegemonía indiscutida?

J.C.: Es la feria que atrae a los mayores coleccionistas del mundo. Es por ello que las galerías traen a Basilea su mejor material. Incluso dentro de las tres ferias que tienen, en Basilea, Miami Beach y Hong Kong, la rama suiza sigue siendo, sin dudas, la mejor.

swissinfo.ch: ¿Art Basel y sus “satélites” no corren el riego de “saturar” el mercado?

J.C.: No tanto, pues hay un gran número de ferias al año. Una galería de la envergadura de la nuestra hace unas 10 ferias anuales. Hay galerías que llegan a facturar hasta el 60 % de su volumen de ventas anuales en las ferias internacionales. Pero Art Basel es la mayor feria del mundo en términos de facturación.

swissinfo.ch: ¿Qué es lo que hace Art Basel tan especial? ¿Qué es ese algo que parece “inimitable” para otras ferias competidoras?

J.C.: En los inicios ha contribuido la gran figura de Ernst Beyeler, el coleccionista y galerista fundador de la feria. Él puso tan altos los niveles de exigencia, que hizo que para las ferias que fueron surgiendo luego fuera muy difícil poder competir con el “savoir faire” de los suizos. A ello se suma la extraordinaria eficacia del ‘management’ de la feria y los excelentes museos y servicios de la región.

Hay que tomar en cuenta también que los niveles de exigencia no se aplican solo a los galeristas, sino también a los coleccionistas. No imagina usted las peleas por obtener el “First Choice VIP” que da acceso al show el primer día a las 11:00, o el VIP “normal” que permite solo entrar a partir de las 15:00 horas.

swissinfo.ch: ¿Cuántos años lleva su galería participando de Art Basel?

J.C.: Exactamente 30 años. Participamos desde 1986.

swissinfo.ch: ¿Puede explicarnos el casi “mítico” proceso de selección que Art Basel hace de las galerías participantes?

J.C.: El proceso de selección es similar en todas las ferias. Solo por presentarte tienes que pagar, y esta “application fee” no se devuelve. Con muchos meses de antelación tienes que presentar tus propuestas, decir en qué colecciones o museos has colocado obra, qué has hecho por la carrera de tus artistas en este último año para que puedan crecer en su carrera, y mostrar la calidad del stand que piensas traer.

Pero lo que diferencia a Art Basel es que aquí el comité se reúne a lo largo de un mes, o más, para tomar las decisiones…mientras que en otras ferias el proceso de selección se hace en dos días (risas). Este comité hace un seguimiento muy estricto de las solicitudes. Saben si has mostrado la misma obra que les propones hace un mes en Frieze New York, etc. Están constantemente viendo cómo mejorar la oferta de galerías, y quienes pueden salir para dejar sitio a otros. Es importante entender que nadie tiene garantizada su permanencia en la feria. Es algo que se decide de año en año, y si cometes un error, es muy posible que lo pagues. Y muchas galerías ya lo han sufrido.

swissinfo.ch: ¿Y qué pasa si una galería no es seleccionada? Suena casi dramático.

J.C.: Lo es. Si una galería no es seleccionada, eso afectara seriamente a su situación financiera del año. Sufres mucho, no solo por la pérdida de ventas, sino también por la pérdida de prestigio y visibilidad que representa no ser elegido en Art Basel. La gente toma nota y comenta. Para los coleccionistas es un dato que no pasa desapercibido.

swissinfo.ch: Cada galería hace un aporte “único” a la feria. En su caso, ¿cuál es el aporte? ¿Qué traen a Art Basel?

J.C.: Una galería trae dos cosas a una feria: arte…y coleccionistas. Cuando mejor sea la galería, mejor la calidad de coleccionistas que trae. Es por esto es que ferias menores como ARCO Madrid se esfuerzan en traer grandes galerías internacionales. Porque saben que aparte de buenos artistas, les van a aportar coleccionistas de peso.

En cuanto al arte, representamos artistas históricos como Robert Rauschenberg y Joseph Beuys, o consagrados como Robert Longo y Georg Baselitz. En Thaddaeus Ropac Enlace externonos especializamos en pintura americana y alemana, como Kiefer o James Rosenquist.

swissinfo.ch: Hablando de Rosenquist, su galería presenta en Art Unlimited una pieza monumental de este histórico pintor, considerado como uno de los “padres” del pop art.



James Rosenquist - “Four New Clear Women” (1982)

James Rosenquist - “Four New Clear Women” (1982)

(Cortesía del artista y de la Galería Thaddaeus Ropac)

J.C.: Se trata de “Four New Clear Women”, una pintura de 14 por 5.20 metros, de 1982. Fue expuesta por primera vez en la Galería Leo Castelli de Nueva York en 1983. No puede tener mejores credenciales. Desde hace un par de años representamos a Rosenquist y estamos preparando una gran retrospectiva de su obra en París en septiembre, que abarca su trabajo desde 1970 hasta 2012. Pero le aclaro que la obra que presentamos en Art Unlimited está compuesta por 33 paneles individuales que se montan en la feria. Su transporte no es tan complicado como podría imaginarse (risas).

swissinfo.ch: ¿Cómo ve la situación del mercado del arte en España?

J.C.: El mercado es el que es. No pasa por un país aislado, sino que es parte de una situación global. Pero a nivel internacional no hay interés por la producción artística española, aunque hay casos como Miquel Barceló, o un joven que funciona muy bien, que es Secundino Hernández. Fuera de estas excepciones, el arte español contemporáneo no interesa al mercado. Aparte, hay mucho desconocimiento.

swissinfo.ch: Esto que afirma usted es fuerte.

J.C.: Es que hay una relación directa que es necesario entender a la hora de comprender por qué el mercado mira a unos países y no a otros. Por ejemplo, ¿por qué de repente todo el mundo está exponiendo arte chino cuando no entendemos nada de ese mundo ni de ese arte? Pues, sencillamente, porque queremos el dinero chino. El Centro Pompidou tiene un director específicamente consagrado al arte chino. Si Art Basel abre una filial en Hong Kong y no en la India no es por casualidad. Por otro lado, América Latina vive una gran recesión, pero tiene un potencial increíble a futuro. El problema es que sus formidables recursos están muy mal gestionados. Pero en cuanto una región genera “interés” económico, eso se ve reflejado en el mundo del arte.

swissinfo.ch: ¿Corremos el riesgo de ver la tan cacareada explosión de la “burbuja” del mercado del arte?

J.C.: Ahora mismo estamos en un periodo de gran inestabilidad y turbulencia económica, de la que todo el mundo habla. Pero a la hora de la verdad, ahí están los resultados de las ventas. Aquí en la feria nos va espectacular. Si bien es verdad que el mercado está algo ralentizado, no vemos el gran parón que puedo haber en 2011. Los precios se siguen manteniendo, la demanda sigue estando ahí y el precio de ciertos artistas no hace más que subir. Cada vez más gente invierte en arte y se interesa por el coleccionismo. Ya sea por verdadera pasión, o como inversión.

swissinfo.ch: El anterior director de Art Basel, Sam Keller, comentaba que en esta feria la mayoría de obras se vende por sumas “modestas”, de menos de 20.000 euros.

J.C.: Cierto. Se venden docenas de miles de piezas de esos precios. Póngase usted a sumar todas esas obras pequeñas y haga sus propios cálculos. Art Basel no es solo la primera planta, con los Basquiat, los Bacon y los Baselitz. También está la segunda planta, donde hay galerías que han logrado superar el riguroso proceso de selección y cuyos artistas valen eso: 5.000 o 10.000 euros. Pero piense usted que esas galerías tienen que pagar lo mismo por su local aquí que lo que pagamos nosotros. Así que para que les sea rentable, están obligados a vender mucho más. Mientras que las grandes galerías colocan en los primeros quince minutos de la feria una pieza de 4 millones de dólares, y han cubierto ya todos sus costes.

Nosotros con una obra vendida cubrimos todas nuestras necesidades, mientras que ellos para lograr lo mismo necesitan vender veinte. Pero el avión les ha costado lo mismo que a nosotros, al igual que el hotel o el metro cuadrado de espacio. Aunque no hay que olvidar que algunos de esos artistas que hoy valen 10.000 euros son los mismos que mañana costarán un millón.

swissinfo.ch: A menudo se comenta que lo que hace a esta feria tan especial va en relación con los puertos francos de Suiza o cuestiones de fiscalidad.

J.C.: No tanto, pues al fin y al cabo los coleccionistas vienen de todas partes de mundo y lo que realmente le afecta son los impuestos en su propio país. A cualquier coleccionista de Europa que me compre una pieza, yo le aplico el IVA francés, que es de un 10 %. Mientras que en España es de un 21 %. Un español que me compre aquí va a pagar el IVA francés porque yo le facturo en Francia. Pero en Alemania, que es un gran mercado, el IVA es también del 19 %, casi como en España.

En cuanto a lo del puerto franco, en parte es verdad, pero hay clientes que tienen ese espacio y otros no. El que lo tiene, compra la obra, la deja en el puerto franco de Ginebra y se ahorra todo el tema impuestos. También piense que cuando vendemos fuera de la UE, por ejemplo a un cliente de Estados Unidos, no le cobramos IVA, pero el coleccionista tiene que pagar impuestos a la exportación, que por ejemplo en el Estado de Nueva York es de un 8,8 %. Y en Florida es un 7 %. En Brasil es un 38 %. En China es un 24 %. En Bangla Desh es un 125 %. Haga ahora sus cálculos.

swissinfo.ch: Resumamos, a modo de conclusión:

J.C.: Si yo vendo una obra dentro de la Unión Europea, se aplica el IVA francés. Si vendo fuera de la UE, al ser exportación no se paga el IVA francés pero pagan un impuesto a la importación que dependerá de las regulaciones internas de cada país. Ahora bien, lo gracioso es que cuando compras obra en España se te aplica un 21 % pero si compras la misma obra en Nueva York y la importas a España, el impuesto es de un 10 %, o sea que le compensa más comprar arte español fuera del país. Esto es algo que noto mucho cuando voy a ARCO Madrid. Los clientes me preguntan si el IVA es del 21 % y cuando les digo que es del 10 % la sonrisa les ilumina la cara. (risas).

Basilea, capital mundial del arte

La ciudad a orillas del Rin propone estos días una oferta cultural literalmente inabarcable. Empezando por Art Basel, sus casi 300 galerías llegadas de todo el mundo que proponen lo mejor del arte moderno y contemporáneo. Según un informe de la aseguradora AXA, en Art Basel el valor acumulado de obras presentes en Art Basel supera los 2.700 millones de euros.

A estas galerías para ricos coleccionistas y expertos se suman las docenas de miles de visitantes que se apresuran para visitar Art Unlimited. Esta sección paralela ha terminado por convertirse en una seña de identidad de la mayor feria de arte mundial. Propone obras monumentales y grandes formatos que no pueden verse en espacios convencionales como galerías o museos, seleccionados por el suizo basado en Nueva York Gianni Jetzer.

Los amantes de los muebles y el diseño pueden visitar Miami Design y los interesados en el arte suizo pasarse por los Swiss Design Awards. A ello se suma el ya tradicional Art Parcours, que propone obras de arte específicas instaladas en el espacio público, aunque este año las lluvias constantes hagan el paseo por los alrededores del Munster menos agradable.

Pero también Basilea propone ferias “menores” como Liste Enlace externoo la recién llegada Photo BaselEnlace externo, la primera feria dedicada en exclusiva a la fotografía de arte, que este año cumple su segundo aniversario. Si a todo esto sumamos las exposiciones en la Fondation Beyeler, el imponente Schaulager o el nuevo edificio del Kunstmuseum Basel, es evidente que Basilea apuesta fuerte por el arte y la cultura como motor económico de la región.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×