Muere el expresidente de UBS, Marcel Ospel

Marcel Ospel (1950-2020). Keystone/eddy Risch

El expresidente del banco UBS, Marcel Ospel, murió el domingo a los 70 años, víctima del cáncer. Ocupó la presidencia del consejo de administración del primer banco suizo entre 2001 y 2008 cuando debió dejar el cargo tras la crisis de las hipotecas de alto riesgo (subprime).

Este contenido fue publicado el 27 abril 2020 - 11:42
Keystone-SDA/dos

Nacido en Basilea el 8 de febrero de 1950, comenzó su carrera en la Sociedad de Bancos Suizos (SBS) en 1977. En 1998 contribuyó a la fusión de SBS con la Unión de Bancos Suizos para formar UBS.

El inicio de su presidencia en el consejo de administración estuvo marcado por la relación del banco con la quiebra de Swissair en otoño de 2001. UBS se negó a asignar un préstamo adicional a la aerolínea, la cual acusó a Ospel de haber contribuido a su colapso. Una investigación efectuada en 2007 absolvió a UBS.

Salario astronómico

Ospel fue criticado frecuentemente por sus altos ingresos que llegaron a 24 millones de francos en 2006, 300 veces más que el salario promedio de un empleado de base de UBS. Su mudanza al cantón de Schwys, con menos cargas impositivas, no ayudó a su imagen.

En 2007, UBS quedó atrapado en la tormenta de los créditos de alto riesgo (subprime) estadounidenses. El banco anunció algunas dificultades, sin seriedad al final del verano de 2007. Sin embargo, las revelaciones se sucedieron y en la víspera de la asamblea general extraordinaria de febrero de 2008, el monto de las pérdidas ascendía a más de 20 000 millones de francos.

Ospel fue blanco de severas críticas por parte de los accionistas. El banco se vio obligado a lanzar un nuevo aumento de capital de 9 530 millones de euros y finalmente pidió ayuda a la Confederación. Transfirió 39 100 millones de francos de activos tóxicos al Banco Nacional de Suiza.

Tras rechazar una comisión de control especial que habría sido la primera en la historia de UBS, la asamblea general aceptó que el fondo de riqueza soberana de Singapur obtuviera una participación de un poco menos del 10% en el capital de UBS.

La crisis costó a Ospel el puesto y fue reemplazado con efecto inmediato por Peter Kurer.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo