Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Bernard Madoff, condenado a 150 años de prisión

Bernard Madoff a la salida del Tribunal en marzo pasado, en Nueva York.

(Keystone)

Es la condena que este lunes dictó el Tribunal de distrito sur de Nueva York. Bernard Madoff fue reconocido culpable de inversiones fraudulentas por varios miles de millones de dólares.

La estafa diseñada por Bernard Madoff alcanzó a las instituciones bancarias y de inversiones de todo el mundo. Suiza no ha sido la excepción.

La culpabilidad del hombre de finanzas ha sido aceptada, pero aún falta aún por decidir con quién compartirá las responsabilidades de estos actos y si habrá la necesidad de reforzar las regulaciones al respecto, para que un caso similar no se repita.

Bernard Madoff, fundador del mercado tecnológico de Nasdaq, engañó a las personas más ricas del planeta con el "esquema de Ponzi", el nombre de un hombre fraudulento de la década de los años de 1920.

El ex gurú de Wall Street utilizó los hedge funds (fondos de cobertura) a partir de este esquema. Es decir, los clientes en la punta de la pirámide recibían elevados rendimientos pagados por los inversionistas que apenas se integraban al esquema. Pero el castillo de naipes cayó a finales del año pasado. En Suiza se estima que las pérdidas alcanzan varios miles de millones de dólares.

Sin ser el país más afectado, Suiza tiene a varios grandes nombres entre las víctimas de Madoff. La Unión Bancaria Privada (UBP), Reichmuth, el Banco Bénédict Hentsch y Notz & Stucki admitieron haber perdido grandes capitales.

Querellas ante la justicia

Varias empresas están bajo la mirada de la justicia. Es el caso de Aurelia Finance en Ginebra y Optima Investment Service, un fondo también con sede en esa ciudad y que pertenece al banco español Santander. Este último propuso reembolsar una parte de las pérdidas a sus clientes, al igual que lo han hecho UBP y Notz & Stucki. (Ver en MÁS SOBRE TEMA: Crece la presión sobre el UBS en caso Madoff)

El UBS tampoco permaneció al abrigo ante el socavo de Madoff. El banco suizo vendió fondos del prestidigitador financiero neoyorquino, al ayudar a sus clientes a participar en esos fondos de inversión administrados en Luxemburgo. Sin embargo, el UBS afirma jamás haber recomendado a nadie a invertir en ellos.

De acuerdo al abogado de negocios Daniel Fischer, no se excluye que una serie de demandas sean depositadas en contra de instituciones y particulares en Suiza o en el extranjero.

"¿Cómo pudieron dejarse engañar los especialistas cuando había numerosos indicios de que algo no estaba en orden? Si alguien cierra los ojos porque con ello se beneficia del sistema, actúa con negligencia", advierte.

Demanda colectiva

El abogado Daniel Fischer reúne actualmente las recriminaciones de sus clientes para presentar ante la justicia una queja colectiva.

El asunto Madoff también descubre la cuestión sobre el papel y eficacia de las regulaciones financieras. Manifiestamente, numerosas señales de alarma fueron ignoradas.

En reacción a ello, la Unión Europea anuncia su intención de controlar mejor las inversiones denominadas como alternativas. Un proyecto que critica Matthaus von Otter, de la Asociación Suiza de Fondos. De acuerdo a Von Otter, un control mayor de fondos sancionaría a la mayoría de los actores que no tienen nada que ver con el fraude Madoff.

"Las directivas de la Unión Europea son la expresión de un proteccionismo absoluto y, al mismo tiempo, una amenaza para el modelo de negocios", indica a swissinfo.ch.

"En Suiza no veo dónde el Estado podría aún ampliar las regulaciones, debido a que el campo de inversiones colectivas ya está suficientemente regulado".

La Asociación Suiza de Banqueros (ASB) se ha ocupado con gran esfuerzo a demostrar que la mayoría de los bancos del país no están concernidos por estos escándalos. El Credit Suisse, entre otras instituciones, invitó a sus clientes para aretirar sus fondos de ese tipo de sistemas sospechosos.

"Dos bancos han estado implicados en el fraude, pero la enorme mayoría reconocieron que algo no estaba bien de modo prematuro, simplemente porque no encontraron una explicación racional sobre los rendimientos ofrecidos por Madoff", afirma el portavoz de la ASB.

Matthew Allen, swissinfo.ch

Escándalo Madoff

Montajes. De 71 años a la fecha, Bernard Madoff creó su sociedad, Madoff Investment Securities, en Wall Street en 1960. Inició sus montajes fraudulentos en los años 90.

¿Quién? Numerosas personalidades, tales como Stephan Spielberg, pero también organizaciones judías de solidaridad, confiaron sus ahorros al financiero.

Secreto. El fondo funcionaba en el mayor secreto y por auditorías internas. Muchos institutos alertaron sobre un posible esquema de Ponzi, pero los reguladores estadounidenses, como lo admitieron más tarde, no tomaron estas señales suficientemente en serio.

Denuncia. Bernard Madoff fue detenido el 10 de diciembre de 2008 tras la denuncia de sus hijos. En marzo de 2009, el financiero se declaró culpable de 11 cargos de acusación incluidos el fraude, el perjurio, robo y lavado de dinero. Declaró estar "profundamente triste y avergonzado".

Veredicto. Este lunes 29 de junio, Bernard Madoff fue condenado a 150 años de prisión por un tribunal de Nueva York. Sus cómplices deberán responder también de sus actos ante la justicia.

13 mil millones. Según la Agencia Francesa de Prensa, asciende a 13 mil millones de dólares los montos confiados al estafador. Las cifras de 50 a 65 mil millones se refieren a ganancias que habrían generado estas sumas si los intereses hubieran sido reales.

Imposible. Además del aspecto penal, otras instancias, civiles, esperan a Madoff. Los fiscales pidieron un plazo de tres meses, al término del cual "el Tribunal pedirá la restitución (del dinero) o decidirá que la restitución es imposible".

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×