Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Crecimiento más sano, más justo, y más rápido

Doris Leuthard, ministra suiza de Economía (derecha) junto con Ángel Gurría, al frente de la OCDE y Christine Lagarde, ministra francesa de Economía.

(Keystone)

La conferencia ministerial de la OCDE terminó el jueves en París. El secretario general Ángel Gurría se congratuló de la rapidez con que Suiza ha trabajado los acuerdos contra la doble imposición adaptados a las exigencias de su organización.

Suiza, por su parte, solicitó que en el sector de los paraísos fiscales, todo el mundo sea tratado con igualdad.

Por el número y el nivel de los ministros presentes en París se vio la importancia acordada a esta reunión, realizada en medio de una crisis sin precedente desde la Segunda Guerra Mundial.

Este año, de los 30 países que procuran el 80% de la economía mundial, se unieron los cinco candidatos a la adhesión – Chile, Estonia, Israel, Rusia y Eslovenia-, además de Sudáfrica, Brasil, China, India e Indonesia, que trabajan ya con la OCDE en el marco de un "compromiso reforzado", que puede constituir una antecámara de una futura membresía.

Documento político

Los países signatarios de la declaración final se comprometieron por el desarrollo sostenido, convencidos de que la crisis "puede servir de catalizador para aplicar reformas indispensables, que llevarán a avances en sectores como el medio ambiente, el empleo y la economía".

Ligero bemol: China, India y Brasil no firmaron el texto. "Van a estudiar primero el documento, es frecuente que recibamos las firmas algunos meses después". Pero esta declaración de cualquier modo no es un tratado internacional y su aplicación en los hechos es tarea de cada país signatario.

Pero la OCDE advierte que "es un documento político, es el mandato de nuestros miembros y que nos indica sobre qué puntos debemos trabajar", explica el secretario general.

Para el danés Ulrik Knudsen, vicepresidente de la conferencia, la declaración es "una primicia", que prevé el estímulo de inversiones verdes, la gestión durable de recursos y la supresión de subvenciones relacionadas con el consumo de combustibles fósiles.

Esperanza en el Ciclo de Doha

Pero el documento no habla sólo de desarrollo sostenible. También incita a que no se levanten las medidas anticrisis demasiado rápido ante los primeros signos de mejoría coyuntural, para proteger el empleo y estimular el flujo del comercio internacional.

Sobre este tema, el director general de la Organización Mundial de Comercio, Pascal Lamy, presente en París, expresó su esperanza de destrabar el ciclo de negociaciones de Doha el año próximo. Las recientes elecciones en Estados Unidos y en la India (los dos principales países que bloquean el proceso) permiten el optimismo. Los nuevos representantes comerciales de sendos países "se dicen muy comprometidos" en ese sentido.

Asunto que pronto será del pasado

Tras la reunión en Berlín y la reconciliación con Alemania, esta semana marca también el buen entendimiento entre Suiza y la OCDE. Ángel Gurría saludó los esfuerzos de Suiza, que negocia de modo intenso los nuevos convenios contra la doble imposición bajo los estándares emitidos por la organización.

Manifiestamente deseosa de terminar con ese capítulo, la ministra de Economía de Suiza Doris Leuthard recordó que el sector fiscal ha sido el único donde Suiza encontró problemas con la OCDE. Y en respuesta a las peticiones de algunos que solicitaron a Berna se retirara de este foro, Leuthard recordó que Suiza, fuera de la Unión Europea, requiere de plataformas internacionales como Naciones Unidas y la OCDE.

Marc-André Miserez, enviado especial en París, swissinfo.ch

Confianza, pero prudencia

Molesta de encontrarse en la lista gris de paraísos fiscales de la OCDE, documento avalado por el G20, Suiza pidió expresamente a la OCDE que consulte directamente al país concernido los asuntos que aborda sobre él, antes de entregar informaciones a terceros.

Ahora se trata de "calmar el juego", pero permaneciendo "prudentes", indicó la ministra de Economía de Suiza, Doris Leuthard.

Por este motivo, Suiza mantiene el bloqueo de 136.000 euros que debe dirigir ala OCDE por su colaboración con el G20.

Fin del recuadro

Los países miembros de la OCDE son:

Australia
Austria
Bélgica
Canadá
República Checa
Dinamarca
Finlandia
Francia
Alemania
Hungría
Islandia
Italia
Japón
Corea
Luxemburgo
México
Holanda
Nueva Zelanda
Noruega
Portugal
Polonia
Eslovaquia
España
Suecia
Suiza
Turquía
Reino Unido
Estados Unidos

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×