Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Día de la libertad de prensa Triunfo de lo profundo



De vuelta al periodismo puro: Miles apoyan al emergente medio informativo 'Republik'. 

De vuelta al periodismo puro: Miles apoyan al emergente medio informativo 'Republik'. 

(Jan Bolomey)

Con ‘Republik‘ se gesta un nuevo periódico en Suiza. Se trata del mayor micromecenazgo del país. Sus creadores están decepcionados de los medios informativos helvéticos y el gran respaldo financiero al concepto demuestra que los lectores también. 

Se esperaba reunir a unos 3 000 donadores en un mes, pero más de 9 000 se anunciaron en la primera semana para financiar al nuevo medio en alemán, ‘Republik’. El diario en línea quiere ofrecer periodismo puro a partir de 2018, sin publicidad, sin alianzas, sin prestar atención a los clics. El proyecto toca un nervio central del panorama mediático: “Las grandes casas editoriales abandonan el periodismo. Una mala noticia para la democracia, pues sin información sensata se toman pésimas decisiones”, así lo explican los artífices de este nuevo medio.

La prensa libre, agotada

¿No existe en Suiza “información sensata”? ¿La democracia está a disposición? Efectivamente, entre periodistas se ha expandido la convicción de que se está terminando con la prensa libre. Muchos ven el asunto con un fondo rojo intenso. Al mismo tiempo, la organización Reporteros sin Fronteras coloca a Suiza en el séptimo lugar de su índice sobre la libertad de prensa que incluye a 180 países: o sea, una señal de tono verde claro. Ambas visiones son ciertas.

Hay fundamentos del pesimismo entre los periodistas suizos:

De índole económica: la transformación digital afectó con fuerza al sector. La publicidad ha partido a otro lado. Diarios, radio y televisión pierden con Google, ya que este popular motor de búsqueda coloca en cada pantalla la publicidad que va a la medida del lector. Las casas editoriales intentan nuevos modelos digitales para salvar el pellejo. Las dos principales, Ringier y Tamedia, demuestran en este ajuste una fuerza innovadora, inclinada al comercio digital. También las redacciones hacen uso de sinergias, recortan puestos y acuerdan cooperaciones. El modelo tradicional del negocio de la prensa es anticuado: Noticias para lectores – lectores para la publicidad.

De índole política: Adeptos de los “hechos alternativos” también se han unido a las voces en contra de los “medios dominantes”, vía las redes sociales. Esto también se hace sentir en contra de la Sociedad Suiza de Radiodifusión y Televisión SRG SSR, casa matriz de swissinfo.ch. Una iniciativa popular busca terminar con la tasa de 450 francos anuales para financiar sus actividades. Todos los partidos y asociaciones están en contra de la iniciativa, pero el asunto es del gusto de una parte de la ciudadanía. ¿Quién paga con placer las tasas estatales? ¿Y quién no se ha enfadado alguna vez por una emisión?

De índole social: Los suizos se transportan de un lado a otro del país cada día. 1,1 millones de personas utilizan el transporte público. Dos diarios gratuitos los acompañan. Esas publicaciones contribuyen al sentimiento de que las noticias no tienen costo y son un producto básico. Los lectores reciben lo que les interesa: En una misma hoja se encuentra la noticia sobre la guerra en Siria junto a la de las últimas tendencias en la depilación íntima.

De allí la afirmación sobre “las malas noticias para la democracia”. La frase funciona como un grito de guerra para la acción de colecta de dinero, pero ignora el hecho de que la razón del problema es otra: el propio lector. Nuestro cerebro está más perezoso que nunca, mientras que la complejidad del mundo nunca había sido tal. Esa es en realidad la novedad, y a partir de ella se puede concluir lo siguiente: Evidentemente, existe la necesidad de entretenimiento entre muchos suizos; esto muestra el desarrollo actual de los medios. Y existen miles que quieren mantenerse despiertos, ávidos de información y que están dispuestos a pagarla. Eso lo demuestra el éxito de ‘Republik’. Ambas constantaciones son ciertas.



(Traducción: Patricia Islas)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×