Difícil conciliar trabajo y familia en Suiza

No es sencillo que el trabajo comulgue con la familia. imagepoint

La población femenina se siente especialmente comprometida a elegir entre maternidad y vida profesional porque considera inviable compaginarlas, concluye un estudio de la OCDE.

Este contenido fue publicado el 30 noviembre 2007 - 10:33

También esta semana UPS deja Suiza, mientras Coop y Nestle "van de compras" a Lituania y Rusia, respectivamente. Resumen.

Conciliar vida familiar y profesional se mantiene como una hazaña difícil en Suiza y en la mayor parte de los países europeos. Y con frecuencia, las mujeres son el grupo más afectado por este problema, concluye la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Al presentar este jueves (29.11) el estudio "Bebés y Jefes: reconciliando la vida familiar y laboral", el Club de los Países Ricos afirma que Suiza aún tiene un gran trecho por andar en la materia, según un estudio realizado entre los 30 países que integran el organismo.

"La puesta en marcha de políticas eficaces para responder a las necesidades familiares contribuye a luchar contra la pobreza, a reforzar la igualdad entre hombres y mujeres y dinamizar la tasa de fecundidad", detalla el reporte al explicar porque es importante trabajar en este dominio.

En el ranking de 30 naciones, Suiza se ubica en el sitio 21 por el nivel de gasto público que se destina a favor de mejorar la calidad de vida de las familias.

Refiere también que 70% de las mujeres helvéticas en edad productiva trabajan, contra 57% que se maneja como promedio en los países de la OCDE, lo que se debe en gran medida a los trabajos de jornada parcial que existen en Suiza.

Un dato que habla bien de Suiza, en opinión de la OCDE, pero que se ve empañado por las dificultades que enfrentan las mujeres que trabajan para contar con guarderías o escuelas maternales en las que sus hijos puedan estar bien cuidados mientras ellas aportan su talento a la fuerza productiva.

Dicha carencia explica en muchos casos que 2 de cada 10 mujeres suizas de entre 40 y 45 años hayan optado por no tener hijos.

UPS abandona

También este jueves (29.11), el grupo número uno mundial en materia de mensajería, UPS, anunció que abandona la ciudad helvética de Bienne para establecerse en Bruselas.

La decisión implicará el despido de 85 empleados y se traducirá en una estadía relámpago de UPS en Suiza, ya que estableció su División de Logística apenas en junio de 2008 y habrá cerrado completamente dichas oficinas para mayo del 2008.

UPS expresó que se debió a un error de planeación. Concretamente, se subestimó el costo y la complejidad que serían intrínsecos a manejar las operaciones de logística desde Suiza cuando la sede europea del grupo está en Bruselas.

De ahí que se muden todas las operaciones a la capital belga.
La inversión realizada por UPS en Suiza fue equivalente a 30 millones de francos suizos y creó 100 empleos, de los cuales 85 siguen en vigor.

Coop al mercado báltico

La cadena suiza de tiendas de autoservicio Coop –la segunda más importante del país- anunció el miércoles (28.11) que se asoció con otros cuatro grandes distribuidores europeos para adquirir 80% de las acciones del grupo comercial lituano IKI.

Los otros grupos con los que se comprometió –alianza que llamaron Coopernic- son Leclerc (Francia), REWE (Alemania), Colruyt (Bélgica) y Conad (Italia).

El 20% restante de las acciones se mantienen en manos de los hermanos Ortiz, fundadores de IKI.

Esta decisión le permitirá a Coop expender operaciones fuera de Suiza y eligió para ello un mercado que considera interesante por las características de su economía.

Lituania –miembro de la Unión Europea desde el 2004- es el país que más crece en Europa desde que inició el siglo XXI (a tasas del 8.2% anual, casi 4 veces más rápido que el mercado helvético- y es un país cuya industrialización avanza a pasos agigantados.

IKI, por su parte, es la tercera cadena de comercio al detalle más importante en los países bálticos, razón por la que Coop estima que el potencial de crecimiento es importante.

Nestle a Rusia

Y también esta semana (26.11), el gigante suizo de la alimentación, Nestle, decidió ampliar sus dominios en Ruisia al adquirir a Ruzskaya Confectionery Factory (RFK), el grupo chocolatero más importante de ese país.

Con dicha compra, Nestle ampliará su capacidad de producción en uno de los mercados emergentes que más le interesan a Suiza y se hará de dos de las marcas de chocolate mejor posicionadas Rusia: Comilfo o Ruzanna.

Nestle ha expresado en reiteradas ocasiones su interés de duplicar sus utilidades durante la próxima década (para ubicarlas en 27.000 millones de francos suizos) y para ello requiere apoyarse en mercados de rápida expansión como el ruso.

Con la compra –cuyo monto no ha sido revelado aún-, Nestle se comprometió a recontratar de forma inmediata a los 1.000 trabajadores que hoy prestan servicios a Ruzskaya Confectionery Factory.

Y Nestle se convertirá simultáneamente en la empresa líder en el mercado de los derivados de cacao en Rusia, con ventas del orden de los 100 millones de francos suizos.

swissinfo/Andrea Ornelas

Contexto

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) está integrada por 30 países, Suiza entre ellos. Su objetivo es coordinar entre ellos políticas económicas y sociales.

Bienne, ciudad que abandona UPS, está ubicada en el cantón de Berna.

Lituania, país en el que Coop extiende sus operaciones, será una economía tan desarrollada como la sueca en menos de 20 años, según el Banco Central Europeo (BCE).

Nestle, número uno del mundo en alimentación, fue fundada en 1866 por el químico helvético Henri Nestle. Sus divisiones más rentables son chocolates, dulces, aguas y derivados lácteos.

End of insertion

Datos clave

Las mujeres helvéticas del siglo XXI tienen un promedio de 1,63 hijos.

Suiza es preferida como sede europea de muchas multinacionales porque su carga tributaria es hasta 40% menor que en los países vecinos.

IKI, el supermercado adquirido por Coop, cuenta con una red de 209 tiendas de descuento.

Nestle lleva 13 años en Rusia en donde cuenta con 13 plantas y 10.000 empleados.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo