Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El bilateralismo, en el corazón de la política europea

Los ministros de Economía, Joseph Deiss, y de Exteriores, Micheline Calmy-Rey, presentan el informe 'Europa 2006'.

(Keystone)

El gobierno quiere proseguir con la UE sobre la vía de los acuerdos bilaterales, considerados como el mejor medio para defender los intereses diplomáticos y económicos de Suiza a medio plazo.

Aprobado el miércoles (28.06) por el Consejo Federal, el informe 'Europa 2006' suscita la crítica de los partidarios de la adhesión y de los medios aislacionistas.

"Nuestra relación con la Unión Europea (UE) no debe ser considerada según el esquema demasiado estereotipado del tipo adherir/no adherir", declara Micheline Calmy-Rey, ministra de Asuntos Exteriores.

Suiza debe contentarse por ahora con asegurar la puesta en ejecución de los acuerdos bilaterales existentes y con profundizar los acercamientos en sectores como la salud, la agricultura o la electricidad.

El gobierno no pretende cambiar de estrategia por el momento, porque las condiciones son buenas. Pero si se modificaran, podrían contemplarse otras alternativas. Una sola posibilidad es excluida, precisa Micheline Calmy-Rey, el cierre.

Precisión: la adhesión a la UE, congelada en Bruselas desde 1992, no será retirada. El gobierno, que consideró durante mucho tiempo esa medida como un objetivo estratégico, la pasó al nivel de opción durable, en octubre pasado.

Este informe analiza los efectos de cada enfoque - bilateral, unión aduanera, adhesión al Espacio Económico Europeo (EEE), a la Unión Europea (UE). Y esto, sobre una veintena de temas-clave como la democracia directa, el mercado de trabajo y el sistema de contribuciones.

El mejor camino

El Consejo Federal (gobierno) carece de valor, reacciona el Partido Socialista a la lectura del informe. La Unión Democrática del Centro (UDC/derecha dura) siente por el contrario, que el gobierno mantiene su tendencia hacia una adhesión. En medio de ambas posiciones, las otras fuerzas políticas prefieren conservar el tema en la vía bilateral.

Es el mejor modo de defender los intereses de Suiza frente a Europa, estiman los radicales (derecha) y los demócrata-cristianos (PDC/centro derecho). Los primeros lamentan solamente que el gobierno no diga cómo piensa proteger la vía bilateral en el ámbito interno, con los ataques semestrales de la UDC.

Una elección provisional

Para el Nuevo Movimiento Europeo Suizo (NOMES), lo que más falta es una evaluación de la situación política de Suiza. El informe es más un catálogo de opciones que la definición de una política europea, considera este movimiento favorable a la adhesión.

El sindicato Trabajo.Suiza estima, a su vez, que las bilaterales son sólo un 'modus vivendi' provisional. En su opinión, el bilateralismo mostró sus límites y debe ser una etapa hacia una mayor integración.

Una vía errónea

"Aunque los inconvenientes políticos y económicos graves de una adhesión de nuestro país a la UE sean un hecho indiscutible, el Consejo Federal no tiene la voluntad ni lo fuerza para distanciarse de esta vía errónea", critica por su parte la Acción Suiza Independiente y Neutra (ASIN).

Del lado europeo, la Comisión dará a conocer su posición en los próximos días después de haber analizado el informe. Pero según fuentes próximas al ejecutivo europeo, el informe es bien visto y todo lo que contribuye objetivamente al debate sobre el informe de Suiza a la UE sería positivo.

Un debate fundado

De acuerdo con el informe, una adhesión a la UE podría costar unos 3,4 mil millones de francos al año en Suiza. El IVA pasaría al 15 % y los derechos populares sufrirían algunas restricciones.

La vía bilateral tampoco es gratuita. La participación suiza en las diferentes agencias y programas europeos se estima en más de 440 millones al año para el período 2007-2013.

Si a ello se añade la contribución de mil millones de francos en un periodo de cinco años para la cohesión de la UE, amenazada por un referéndum en plano interior, "no me atrevo a imaginar lo que ocurriría en nuestras relaciones con Bruselas de negarse ese apoyo", se inquieta la ministra de Exteriores.

El informe, presentado el miércoles (28.06) será examinado por las cámaras federales. Debe servir de base para un debate fundado y una discusión objetiva sobre las relaciones entre Suiza y la UE, espera Micheline Calmy-Rey.

swissinfo y agencias

Contexto

Tras la negativa de Suiza de entrar en el Espacio Económico Europeo (EEE) en 1992, Berna adoptó la vía bilateral con la UE.
Un primer paquete de acuerdos sobre 7 renglones, entre los cuales la libre circulación de personas, entró en vigor en el 2002.
Un segundo paquete, firmado en el 2004, incluye la participación suiza al espacio Schengen-Dublin en la lucha contra el crimen y en el control de flujos de refugiados.

La etapa próxima de los bilaterales concierne al mercado de la electricidad y la participación en el sistema de navegación por satélite Galileo

Fin del recuadro

Datos clave

Exportaciones suizas hacia la UE: más de 80 mil millones de francos al año (el 60% del volumen total).
Importaciones de la UE: cerca de 110 mil millones (el 80% del volumen total).
Las empresas suizas implantadas en la UE ocupan a 850.000 personas.
Cerca del 60% de la población extranjera en Suiza es originario de la UE; es decir, más de 900.000 personas.
El 60% de los expatriados viven en los países de la UE; es decir, más de 380.000 suizos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×