Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El informante suizo, declarado culpable en Zúrich

Rudolf Elmer fue señalado como culpable por violar las reglas del secreto bancario helvético.

(Keystone)

El tribunal de primera instancia de Zúrich declaró a Rudolf Elmer culpable de los cargos de amenaza, coacción y violación de las reglas del secreto bancario.

Este informante suizo de Wikileaks deberá pagar una multa de 7.200 francos suizos.























































Elmer debió acudir a la silla de los acusados ante un tribunal de Zúrich este miércoles por el caso de entrega de datos robados y publicados por Wikileaks en 2008.

Rudolf Elmer, ex empleado del Banco Julius Bär con sede en Suiza, en el juicio de un día que tuvo lugar en Zúrich, si bien admitió algunos de los cargos de coacción que se le imputaron, insistió, como ya lo había hecho en otras ocasiones, en no haber violado las regulaciones del secreto bancario, con el argumento de que los documentos que distribuyó sobre esa institución financiera suiza eran de una de sus subsidiaria en las islas Caimán, donde trabajó durante ocho años.

Wikileaks había colocado documentos que exponían presuntas actividades ilegales de los clientes de Julius Baer en las Islas Caimán, proporcionados por este informante helvético.

Para el juez del distrito de Zúrich, Sebastian Aeppli, el ex banquero actúo al momento de entregar los documentos confidenciales con sentimientos de venganza personal hacia su ex empleador a causa de su despido en 2002 y no en base a principios de ética en la lucha contra la evasión fiscal.

No obstante, el ministerio público había solicitado una condena de 8 meses de prisión y una multa de 2.000 francos suizos.

El señalado culpable admitió que en 2005, tras su despido, envió correos electrónicos anónimos a trabajadores del banco y que fue el autor de amenazas sobre la entrega a las autoridades fiscales de datos de algunos de los clientes de esa entidad financiera.

No obstante, el juez no lo encontró culpable de una alerta de bomba de la que fue objeto el banco Julius Bär.

Nuevo paquete de información en puerta

El otrora banquero entregó en 2007 informaciones a WikiLeaks, y apenas hace dos días, en Londres, en un acto público dio en la mano a Julian Assange, fundador de ese portal, dos discos con documentos y datos de unas 2.000 personas con cuentas sospechosas de evasión fiscal.


En conferencia de prensa tras dar estos datos, Elmer dijo que su objetivo siempre había sido “educar” a la gente sobre el turbio papel que la banca extraterritorial juega en la evasión fiscal y en el lavado de dinero.

“Mi visión es la de enseñar a la gente cómo funciona el sistema”, relato en su momento a swissinfo.ch.

swissinfo y agencias

El caso

Rudolf Elmer trabajó casi 20 años para el banco Julius Bär.

En 1994, Elmer fue transferido a la sucursal de esta entidad financiera en las Islas Caimanes, con el cargo de director operacional.

Fue despedido en 2002.

En 2005 buscó contacto con agencias de prensa, pero no hubo publicación alguna de informaciones.

Ese mismo año presentó una queja contra el secreto bancario suizo ante la Corte Europea de Derechos Humanos.

Diciembre de 2007: Transmite los datos a WikiLeaks.

Inicios de 2008: publicación de los datos por ese portal.

Julius Bär obtiene el cierre de esa página en EE.UU, pero la decisión se suspende ante apelación.

Fin del recuadro


Enlaces

×