Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El UBS "nunca volverá a ser el mismo"

El número uno de la banca suiza, recibió un duro golpe.

(Keystone)

El mayor banco suizo, el UBS, puede haber sufrido daños irreparables, pero no correrá la misma suerte que el gigante estadounidense Bear Stearns, vendido por migajas, según los observadores.

Los inversionistas parecen coincidir, en momentos en que el UBS debió proceder a nuevas depreciaciones de activos y que su presidente, Marcel Ospel, anuncia su retiro.

El sueño del UBS de constituirse en uno de los principales bancos de inversión se resquebraja, y la institución afronta ahora el desafío adicional de convencer a los ricos inversionistas de mantener su confianza en la dirección de gestión de fortuna.

"Pienso que el banco no volverá a ser el mismo", comentó a swissinfo el profesor Hans Geiger, director del Swiss Banking Institut de la Universidad de Zúrich.

¿Nuevas pérdidas a la vista?

Las opiniones divergen sobre si el UBS, la institución bancaria más afectada de Europa por la crisis de los créditos hipotecarios estadounidenses, sufrirá más pérdidas en los meses que vienen.

El banco aún está expuesto con cerca de 31 mil millones de dólares en productos financieros ligados a los préstamos hipotecarios a riesgo, y estas cifras sin considerar los otros préstamos y activos a riesgo.

Pero Hans Geiger considera que la dimisión de Ospel será la última de una serie de sorpresas negativas.

"Marcel Ospel dijo en diciembre que él era parte de la solución. Su partida permite entonces pensar que arregló los problemas para ceder la plaza a su sucesor".

Ningún Bear Stearns

Sin embargo, el analista Andreas Venditti, del Banco Cantonal de Zúrich, señaló a swissinfo que no excluía nuevas pérdidas. "La exposición a los riesgos persiste y no se puede saber de qué manera va terminar esta historia".

Pero ambos expertos convinieron en que hay poca posibilidad de que el UBS corra la misma suerte que el banco estadounidense de inversiones Bear Stearns, que tuvo que ser vendido muy por debajo de su valor para evitar la quiebra total.

"Bear Stearns no tenía otros sectores de negocios que le permitieran obtener recursos financieros a largo plazo. Ese banco tenía una estructura de financiamiento totalmente diferente. El UBS puede echar mano de su venta al por menor y de las líneas de dirección de riqueza que son muy sanas", afirmó Venditti.

Los proyectos del UBS para reunir 15 mil millones de francos de capital suplementario no tienden a compensar una falta de liquidez a corto plazo, sino más bien a constituir un parachoques para resistir a posibles eventualidades posteriores.

Pero el problema más grande para el UBS es evitar la pérdida de sus clientes ricos. El banco es líder mundial en gestión de fortuna y esa es la piedra angular de su éxito.

Clientes descontentos

El banco podría encontrarse con un buen número de clientes descontentos e inclusive con demandas judiciales derivadas de las depreciaciones de los valores de productos financieros, productos que había presentado a sus clientes como seguros.

"Se dice que hay clientes que abandonan el banco, pero no parece ser un gran problema, declara Hans Geiger. El banco depreció 19 mil millones de francos en activos, pero la pérdida del primer trimestre es de 12 mil millones, entonces el dinero efectivo sigue fluyendo".

swissinfo, Matthew Allen, Zúrich
(Traducción: Marcela águila Rubín)

UBS

Nacido de la fusión en 1997 de la Sociedad de Banco Suizos (SBS) y de la Unión de Bancos Suizos, el UBS es el primer banco helvético y el décimo mundial. Emplea a 80.000 colaboradores.

En los últimos años, el UBS anunciaba regularmente resultados extraordinarios con beneficios de varios miles de millones de francos.

Pero a finales de enero pasado, el UBS registró por primera vez pérdidas enormes (4.400 millones de francos) para el año fiscal 2007. Las pérdidas fueron abismales para el cuarto semestre de 2007 (12,5 mil millones de francos).

La causa de esos problemas está esencialmente ligada a la crisis de los créditos hipotecarios en Estados Unidos.

Los mercados sancionaron de manera severa esta evolución negativa. Desde principios de 2008, las acciones del UBS perdieron una tercera parte de su valor.

Fin del recuadro


Enlaces

×