Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En 2011, Suiza se despide del dinamismo exportador

Los expertos estiman que este año Suiza exportará la mitad menos que en 2010.

Los expertos estiman que este año Suiza exportará la mitad menos que en 2010.

(Keystone)

La economía helvética crecerá modestamente, pero con baja inflación y estabilidad. En ello coinciden los institutos KOF y BAK Basel Economics, así como Seco y la patronal economiesuisse.

Sin embargo, los expertos destacan también los grandes retos por venir: la recuperación del empleo, la estabilidad cambiaria y el conflicto que enfrenta un sector exportador que crecerá la mitad de lo que creció en 2010.















La economía suiza inicia el 2011 con una estabilidad relativa, pero sin demasiado optimismo.

El Producto Interno Bruto (PIB), síntesis de la actividad de todo el sistema productivo, crecerá un 2% en promedio durante el presente año.

Una cifra en absoluto sorpresiva, ya que se trata de la media mantenida por Suiza durante la última década, según dan cuenta las cifras de la Oficina Federal de Estadística (OFE).

Su nivel de inflación será nuevamente la envidia del resto de los países de Europa y de la mayoría de las economías industrializadas: un 0,8% en 2011.

Pero será la fortaleza de su moneda la que mantenga en vilo a la economía, y concretamente, a su sector exportador, cuyo crecimiento máximo será del 3,5% en promedio, la mitad que en 2010.

Zona euro, el contratiempo

Para los 21 economistas expertos responsables del ‘KOF Consensus Forecast’, la economía helvética crecerá 1,7% en 2011. Y su visión no es del todo optimista: “El cierre del 2010 habrá sido mejor que el que se augura para 2011”.

Una visión que coincide en gran medida con la de el Grupo de Expertos Económicos de la Confederación Helvética, convocados también trimestralmente por la Secretaría de Estado de Economía (Seco) para hacer balance y delinear perspectivas para el país.

Según su visión, el grave problema del mundo es la disparidad en el crecimiento.

“Subsiste una diferencia considerable en la dinámica coyuntural de las distintas regiones. Esto es, mientras las economías emergentes asiáticas crecen con gran dinamismo y corren, incluso, el riesgo de sobrecalentamiento –China e India en particular-, la zona euro registra el comportamiento contrario”.

Los expertos de la Confederación, de hecho, exhortan a los gobernantes de la zona euro a actuar, “aplicando medidas drásticas y programas de apoyo que eviten una nueva pérdida de confianza por parte de los mercados financieros”.

Los expertos económicos hacen énfasis en apuntalar a economías como Grecia, Portugal o España que concentran la mayor parte de la presión. Y destacan la importancia de que las economías ‘pilar’, como Alemania, Francia o Italia, realicen su propio esfuerzo de saneamiento de las finanzas públicas.

Esencialmente, un gasto austero que permita reducir el déficit público que arrastran desde hace más de 10 años.

El franco, el gran tema

Tanto los expertos del sector público como aquellos del sector privado coinciden en que el tipo de cambio es el tema más importante en 2011.

Los economistas de la patronal economiesuisse aseguran que el sector exportador suizo no está listo para absorber el impacto de un franco tan fuerte. En su opinión, mantener un tipo de cambio inferior a 1,30 francos por euro será altamente nocivo para la economía helvética.

Y explican que existen sectores como el farmacéutico o el químico que se verán confrontados a una desaceleración en su actividad cotidiana, sobre todo porque venden sus productos en países donde “la precaria situación del financiamiento afectará la demanda”.

En contrapartida, destaca también economiesuisse, Suiza tendrá a su favor una perspectiva sana y favorable para el sector relojero, cuya evolución luce positiva y optimista en 2011, debido a que la demanda por estos bienes se confirmó ya a escala internacional.

Expectativa exportadora

Apenas hasta septiembre pasado, las exportaciones suizas crecían a una tasa anual del 8,5%.En octubre, ésta se redujo a 7,7%. Pero fue noviembre el que marcó un frenazo en seco, con un crecimiento anual de sólo el 3,5%.

El dato de diciembre, que se conocerá dentro de dos semanas, no augura mejores datos.

La mayoría de los expertos económicos apuntan hacia un crecimiento de las exportaciones ligeramente inferior al 4% en 2011. Un dato construido, sin duda, a partir de visiones que van del optimismo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, (4,8%) al pesimismo de Seco (2,6%).

BAK Basel Economics destaca los contrastes que viven las exportaciones según el destino de las mismas. Mientras las ventas a China y Hong Kong avanzarán un 15% en promedio este nuevo año, sólo crecerán un 4% rumbo a los vecinos de la Unión Europea (UE).

Desempleo, inquietud nacional

El tema del desempleo, la gran preocupación de los suizos durante los últimos cuatro años, ha quedado desplazado en 2011 por el tema cambiario.

Cada mañana, unos 150.000 suizos buscan trabajo sin hallar algo que corresponda a sus necesidades y calificación.

El dato se traducirá, según los expertos de la Confederación Helvética, en una tasa de paro del 3,9% en 2011. Aunque es mínimo, habrá un avance con respecto a 2010, cuando el índice de desempleo promedió un 4,1%.

Suiza tiene problemas para generar nuevas plazas debido a que muchos de sus sectores avanzan a paso lento, lo que impide a las empresas –especialmente a las pequeñas y medianas- tomar el compromiso de contratar nuevo personal.

Pese a ello, el Instituto KOF es el más optimista en la materia, ya que prevé que la tasa de desempleo cierre el 2011 en solamente el 3,3% de la población económicamente activa (PEA).

Apunte sobre la banca

Finalmente, más allá de los grandes indicadores macroeconómicos, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dedicó una nota este inicio de 2011 a Suiza y su futuro.

El organismo basado en París destaca el papel que la estabilidad del sistema financiero jugará en la economía como conjunto.

En su pronóstico para 2011, refiere que “las tasas de interés deberán aumentar progresivamente este año para contener toda presión inflacionista; y Suiza tendrá que garantizar que impone requisitos de capitalización y fondos propios de alta envergadura a los dos principales bancos del país (UBS y Credit Suisse), con el fin de limitar riesgos futuros para su propia economía”.

La OCDE hace referencia directa a uno de los temas pendientes en la agenda económica suiza de 2011: la resolución del dossier ‘too big to fail’ (demasiado grande para quebrar).

 

Suiza debe asegurar –tema que deberá debatir el Parlamento a más tardar en verano- que los dos grandes bancos nacionales garanticen niveles de capitalización y reservas propias elevados que eviten riesgos de inestabilidad futura para el país.

Un guiño a un tema que no tendría que inquietar especialmente a Suiza –debido a que ambos bancos han realizado ya correcciones importantes a sus finanzas internas- de no ser porque una caída en los bancos españoles (o de algún otro país de la zona euro) generaría un efecto dominó sobre los bancos helvéticos que pondría, sin duda, a la economía en vilo.

Zona euro 2011

La economía que conforman conjuntamente los 16 países de la zona euro avanzará en promedio un 1,5% en 2011, tres décimas por debajo de 2010.

La razón: los gobiernos comenzarán a recortar el gasto público que han suministrado en abundancia en los dos ejercicios previos.

Alemania será, sin duda, el principal motor del crecimiento, con una evolución del 2,2% en 2011.

Pero países como Portugal, golpeados por la crisis, regresarán a un proceso recesivo que llevará a su economía a retroceder un 1% este año.

Irlanda, otro de los países en riesgo avanzará un modesto 0,9%, según las previsiones de la propia Comisión Europea (CE). Y España conseguirá un crecimiento del 0,7% durante el presente ejercicio.

El déficit público de la zona euro será de 4,6% del PIB este año (contra 6,3% del 2010), aún lejos del límite máximo del 3% que sería ideal.

Y la deuda pública de esta zona económica será equivalente al 86,5% del PIB, el doble de lo deseable.

Fin del recuadro

Contexto

Las consecuencias de la crisis económica que inició en el otoño del 2008 aún se dejan sentir en el mundo.

Durante más de dos años, la recuperación de la economía mundial se ha sustentado en estímulos económicos erogados por los gobiernos, razón por la que no pueden ser indefinidos.

La zona euro manifiesta claras señales de desequilibrio en las finanzas públicas de sus países miembros. Una constante que repiten también países como EEUU, Reino Unido o Japón.

Suiza posee un entorno económico favorable. Pero enfrenta aún el riesgo de apreciación del franco, su moneda, que se revalorizó de hecho un 15% frente a la divisa europea en 2010.

Fin del recuadro

Datos clave

Principales pronósticos económicos para Suiza en 2011:

 

PIB

OCDE: 2,2%

Seco: 1,5%

Economiesuisse: 2,6%

 

Inflación

Seco: 0,7%

economiesuisse:   0,8%

OCDE:  0,1%

 

Crecimiento de las exportaciones

Seco: 2,6%

economiesuisse:   3,9%

OCDE:   4,8%

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×