Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En St. Moritz Turista chino paga 9 999 francos por una copa de whisky



De izq a der: un sumiller en el 'Devil's Place', bar del 'Waldhaus am See', el amante chino del whisky y el propietario del hotel, Sandro Bernasconi.

De izq a der: un sumiller en el 'Devil's Place', bar del 'Waldhaus am See', el amante chino del whisky y el propietario del hotel, Sandro Bernasconi.

(Sandro Bernasconi)

Suiza es conocida por ser cara, pero, ¿9 999 francos (10 310 dólares) por una copa de whisky? Eso es lo que un turista chino curioso -y claramente muy rico- pagó por un trago de Macallan 1878 en el Hotel 'Waldhaus am See', en la exclusiva estación de esquí de St. Moritz.

El hotel, que figura en el Guinness de récords por tener la colección más grande del mundo de whiskies (2 500), confirmó la información difundida por el periódico ‘20Minutes’ del miércoles.

El hombre, apasionado de The Macallan, una destilería de whisky de malta, apareció el pasado fin de semana en el bar del hotel con un grupo de chinos y echó un vistazo a la carta, de 56 páginas, de whiskies. Los 47 Macallans van de 7 francos por dos centilitros hasta los 9 999 por el Macallan 1878, la última botella en el mundo de esa cosecha, sin abrir.



El último Macallan 1878 en el mundo.

El último Macallan 1878 en el mundo.

(Sandro Bernasconi)

“El precio estaba fijado tan alto a propósito porque vemos la botella como un artículo de colección y realmente no queríamos abrirlo”, comentó el propietario del hotel, Sandro Bernasconi, a ‘20Minutes’, al explicar que la rareza había generado cierto interés de la televisión en el hotel.

El precio, sin embargo, no desalentó al turista que pidió una copa del whisky, el cual fue embotellado en 1905 luego de permanecer en la barrica durante 27 años.

Primer pedido

Fue la primera vez que alguien pidió semejante bebida y el joven hotelero llamó por teléfono a su padre, que dirigió el hotel durante mucho tiempo. Bernasconi Senior le dijo a su hijo que había esperado durante 20 años para probar el whisky y que debía aprovechar la oportunidad para hacerlo.

Bernasconi Junior abrió cuidadosamente la botella: el corcho se había emblandecido y amenazó con romperse, y sirvió un vaso para su cliente, el cual señaló que estaba sorprendido de que un whisky tan viejo fuera tan bueno y pareciera un Macallan típico.



Un trago a muy alto costo.

Un trago a muy alto costo.

(Sandro Bernasconi)

El hotelero siguió el consejo de su padre y tomó un sorbo. “Huele como un viejo coñac con un dejo de oporto. En la lengua el whisky se funde y uno reconoce la dulzura del jerez de barril”, asentó. ¿Qué pasa ahora con el whisky? "¡Esperamos más invitados!", bromeó Bernasconi.

swissinfo.ch y agencias

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×