Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Fernando Pérez “El cine es para mí una necesidad”

Un hombre camina por las calles de La Habana

Escena de 'Últimos días en La Habana', la más reciente película del realizador cubano Fernando Pérez, exhibida actualmente en Suiza. 

(trigon-film.org)

Uno de los realizadores más importantes de la cinematografía cubana contemporánea y amigo de larga data de Suiza, Fernando Pérez, presenta en diversas salas helvéticas su obra más reciente, ‘Últimos días en La Habana’.

“Cada vez que vengo a aquí, me siento muy feliz. Tengo un gran cariño por este país. Mi cine, mi vida y Suiza viven desde hace muchos años una relación muy estrecha”, enfatiza el cineasta en entrevista con swissinfo.ch.

Fernando Pérez durante la entrevista con swissinfo.ch.

(swissinfo.ch)

El también autor de Madagascar, que en 1995 le ganó el premio principal del Festival Internacional del Filme de Friburgo (FIFF)Enlace externo, anticipó su próximo film: una coproducción cubano-suiza con un guion de profunda significación histórica para ambas naciones.

swissinfo.ch: ¿Qué representa ‘Últimos días en La Habana’Enlace externo a sus 73 años y luego de una larga y fructífera vida profesional?

Fernando Pérez: Una forma de preguntarme, como siempre lo hago, ¿por qué hago cine? Y de responder con gran convicción que no es para ganar dinero ni por cálculo alguno. El cine es para mí una pasión y una necesidad. La necesidad de comunicarme con los otros. A través de las imágenes puedo expresar mejor sentimientos y emociones y estar más cerca de los espectadores. Mucho mejor que con palabras…

swissinfo.ch: Su película es sobre todo un homenaje a la amistad entre dos seres humanos en el contexto de la realidad cubana de hoy, a la que observa con una mirada muy crítica…

F.P.: Todo mi cine, tanto el histórico, como el contemporáneo, está muy ligado a la realidad de mi país y de mi ciudad, La Habana. ‘Últimos días’ está muy relacionada con parte de la realidad actual. No quiero hacer generalizaciones y decir que exprese toda la realidad de la Cuba actual. Pero sí, una parte que considero bastante representativa porque es la más popular.

swissinfo.ch: ¿Una prolongación, complementariedad, de ‘Suite Habana’Enlace externo?

F.P.: Aquel, de 2003, fue un documental largometraje que recogía la vida cotidiana de personajes reales. Es, en cierta manera, el mismo contexto que ‘Últimos días en La Habana’. Sin embargo, y aunque en estos casi 15 años ciertas condiciones siguen siendo las mismas, otras han cambiado. Y sentía la necesidad de volver a este contexto para completar lo que entonces traté de transmitir.

swissinfo.ch: ¿Qué tipo de cambios?

F.P.:  Siento que hoy se trata más de condiciones de sobrevivencia. En ‘Suite Habana’ los valores eran muchos más claros. Aquí están más difusos. Porque la sobrevivencia obliga a emprender una feroz lucha cotidiana. Son personajes que no piensan mucho ni en el futuro ni en el pasado, sino en el día concreto. Debido a lo que están viviendo esos valores - tantos éticos, morales etc.- se relativizan. Me acerqué a esta realidad tratando que el espectador no juzgue a esos personajes, porque sencillamente están sobreviviendo y son producto de una realidad que todo relativiza. Son seres que tienen valores de humanidad muy fuertes. Y esto es esencial para mí. Por encima de todo el ser humano busca la comunicación, la amistad y la solidaridad.

swissinfo.ch: Su mirada no esconde un fuerte componente crítico. ¿Buscó hacer una película “comprometida”?

F.P.: No fue mi objetivo principal. Me sorprendió, al presentarla, que muchos espectadores, incluso cubanos, la entendieran como contestataria. No pretendí eso. Para mí no se trata de una película contestaria sino ‘constatadora’. Es decir, constata una realidad social muy complicada, que hay que transformar y que ella misma genera esos conflictos. Y mi intención, insisto, es constatar esto. Pienso que es uno de los roles que puede desempeñar el cine. Mostrar hechos para que dinamicen las ideas en el contradictorio tema que uno aborda, tratando de centrarnos en los personajes, en el conflicto individual de cada uno de ellos, dentro de un contexto social muy problemático. Y es claro que no se trata de una mirada complaciente sobre la realidad. Muchas de las escenas son documentales. Por ejemplo, el suministro del agua en muchas zonas de La Habana. El director de fotos quería una escenificación especial. Mi idea fue organizar un camión tipo pipa como pasa en la realidad. Y explicamos a los vecinos que filmaríamos la distribución.

swissinfo.ch: Sin perder un casi constante sentido del humor…

F.P.: Forma parte esencial de nuestra idiosincrasia y de enfrentar la vida. Nada se dramatiza. El título original que quería ponerle era ‘Chupa pirulí’, como el título de esa canción muy reveladora de la realidad cubana: ligera, que juega con todo incluyendo con el doble sentido. Me preguntaban entonces si se trataba de una comedia. Y respondía que no, que era un drama alegre. Finalmente cambié el nombre a partir del consejo de un coproductor español, ya que en el exterior ese título podía ser incomprensible.

swissinfo.ch: ¿Cómo fue acogida la película en sus presentaciones en Cuba entre el público y las autoridades?

F.P.: Públicamente no hubo ninguna manifestación de ninguna institución del Estado. A alguna gente le gustó mucho, a otra, menos. Pienso que no se puede descartar que a ciertos niveles no sea una película que agrade mucho.

swissinfo.ch: Se trasluce en el film una gran honestidad profesional…

F.P.: Pienso que es el sentido de la creación artística. Todo arte debe partir de la sinceridad, porque si se hacen compromisos con otros discursos, como el político global, que es sumamente válido, se pierde el sentido de lo artístico a partir de lo individual. Y eso refleja ‘Últimos días en La Habana’, cada personaje como individuo.

swissinfo.ch: Desde años mantiene una relación muy estrecha con Suiza. Sea con ‘Trigon Film’, con Berna donde el año pasado enseñó durante un semestre en su universidad; con el FIFF, el cual ganó en 1995 con Madagascar…

F.P.: Sí, sin olvidar también a COSUDE (Agencia Suiza para la Cooperación y en Desarrollo) que apoya la posproducción de mi próximo proyecto, muy ligado temáticamente a Suiza y que será una coproducción cubana-suiza. Realmente, desde hace años mantengo una relación muy estrecha con Suiza, donde he encontrado amigos y solidaridad.Enlace externo‘Trigon-FilmEnlace externoEnlace externo, al comprar los derechos de distribución para Suiza de ‘Últimos días’, me permitió terminarla…La vida me fue indicando que mi cine y Suiza viven una relación muy estrecha. Siento un enorme cariño hacia este país y me emociono mucho cada vez que vengo…

swissinfo.ch: Nos anticipó su próxima película, ¿nos puede esbozar de qué se trata?

F.P.: Claro. Se llama ‘La Insumisa’ y es la historia de una suiza extraordinaria, Enriqueta Faber, que a inicios del siglo XIX se convirtió en hombre para poder ejercer la Medicina. Y que vive en Cuba una parte esencial de su vida.

Dos amigos que se despiden de La Habana

El escenario, el centro Habana, tiene la fuerza de una obra documental. El guion constituye un canto a la amistad incondicional. Miguel sueña con viajar a Estados Unidos. Diego, con quien comparte su vivienda, transita postrado la fase final de su vida condenado por el SIDA. Ambos son muy amados por los vecinos del solar. Todos son personajes especiales que luchan por la sobrevivencia en una cotidianeidad compleja y desafiante. Distribuida por ‘Trigon-Film’ y proyectada en diversas salas helvéticas, esta última obra de Fernando Pérez clausurará el próximo 3 de diciembre en Ginebra el Festival Filmar en América LatinaEnlace externo.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×