Navigation

Firma con sede en Suiza produciría la Sputnik V en Italia

La vacuna rusa Sputnik V ha sido aprobada en 46 países. Keystone / Miguel Gutierrez
Este contenido fue publicado el 09 marzo 2021 - 13:49
Reuters/AFP/dos

La compañía farmacéutica Adienne, con sede en Lugano, acordó producir la vacuna rusa Sputnik V contra la COVID-19 en su planta del norte de Italia, informó este martes la cámara de comercio ítalo-rusa.

Si el acuerdo entre el fondo soberano RDIF de Rusia, que comercializa la Sputnik internacionalmente, y Adienne es aprobado por las autoridades italianas, la producción podría comenzar en junio. La esperanza es lograr unos 10 millones de dosis de la vacuna para fines de 2021, precisó la cámara de comercio. Sería la primera planta de producción de Sputnik V en Europa.

Vincenzo Trani, titular de la cámara de comercio, dijo que “se puede llamar un hecho histórico, que es una prueba del buen estado de las relaciones entre nuestros países y muestra que las empresas italianas pueden ver más allá de las diferencias políticas”.

Adienne tiene su sede en Lugano, en el sur de Suiza, pero opera plantas de fabricación en la región de Lombardía, en el norte de Italia.

Sputnik V es revisada por los reguladores de la Unión Europea (UE), pero no ha sido aprobado para su uso en el bloque. Rusia se ha quejado de que la UE sigue retrasando el proceso de aprobación, aun cuando la vacuna ha sido autorizada en 46 países.

Un portavoz de la cámara de comercio ítalo-rusa declaró a la agencia de noticias AFP que “si la vacuna no está autorizada en Europa para el 1 de julio de 2021, las dosis producidas [en Italia] serán recompradas por el fondo soberano ruso y distribuidas a los países donde ha sido aprobada”.

La UE ha dado luz verde a tres vacunas hasta la fecha: de Pfizer / BioNTech, Moderna y AstraZeneca. Sin embargo, retrasos en la producción han generado un déficit en las entregas de las dosis previstas.

La semana pasada, Italia bloqueó la exportación de 250 000 dosis de la vacuna Oxford / AstraZeneca a Australia en el marco de una disputa entre la UE y la compañía farmacéutica con sede en el Reino Unido.

Suiza ha aprobado hasta ahora, y está administrando, dos de las vacunas, las de Pfizer y Moderna. Sin embargo, también ha reservado lotes de AstraZeneca, CureVac y Novavax.

Si bien no están a la vanguardia en el desarrollo de vacunas, las empresas suizas han intensificado su participación en la fabricación de vacunas COVID-19. Lonza está produciendo ingredientes para la vacuna Moderna en su planta de producción en Visp, en el sur de Suiza, mientras que el gigante farmacéutico Novartis ha firmado acuerdos para ayudar a fabricar las vacunas Pfizer / BioNtech y CureVac.


Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.