Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Gasto en innovación Inversión récord en I+D, pese al franco fuerte

las empresas suizas apuestan por la innovación en sectores como la robótica

Las empresas suizas han destinado más recursos a I+D para contrarrestar los efectos de la apreciación del franco frente al euro y el dólar.

(Keystone)

En 2015, las empresas suizas invirtieron 22 000 millones de dólares en proyectos de investigación y desarrollo (I+D). Una cifra récord y especialmente significativa, ya que a principios de ese año el valor de franco se había disparado.

La inversión destinada a la I+D en 2015 fue un 10,5% superior a la del 2012, el último año en el que la Oficina Federal de EstadísticaEnlace externo (OFE) realizó esta medición. Y prácticamente tres cuartas partes de los fondos salieron de las arcas de las empresas privadas.

“Observado en el contexto de turbulencia fiscal y económica que se vivía en aquel momento, la magnitud de este incremento es sorprendente”, refiere la OFE en un informeEnlace externo.

Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Inversión en investigación y desarrollo en Suiza por sectores económicos

Evolución del gasto en I+D en Suiza

Evolución del gasto en I+D

La decisión del Banco Nacional Suizo (BNS) de abandonar (enero del 2015) el tipo de cambio mínimo del franco frente al euro tomó a muchas empresas por sorpresa. Se encontraron que el valor de la divisa helvética se disparó frente al euro y al dólar. Los productos suizos se encarecieron súbitamente, lo que mermó su competitividad y aniquiló las ganancias de las empresas manufactureras.

Fue un ‘shock’ que obligó a muchas firmas helvéticas a buscar alternativas y a decidir qué pasos debían dar para sobrevivir en un entono así de hostil. Muchas de ellas optaron por apostar por futuro. Entre 2012 y 2015, duplicaron la inversión destinada a la investigación y con ello –en vez de optar por ajustar los que ya comercializaban con éxito–, sentaron los cimientos para la creación de nuevos productos, revelan cifras de la OFE.

Las compañías sumaron esfuerzos con las universidades y las escuelas técnicas y lograron incrementar el número de empleos dedicados a la I+D en un 7,9% durante el trienio 2012-2015. Y el gasto en I+D representó el equivalente al 3,4% del Producto Interno Bruto (PIB), una referencia superada solo por economías desarrolladas como Israel y Japón.

Sin embargo, algunos expertos económicos dicen que la inversión en I+D en Suiza crece, pero se concentra fundamentalmente en las grandes empresas, con particular énfasis en los sectores químico y de las tecnologías de la información.

Una encuesta que realizó el Instituto de Investigación Coyuntural de ZúrichEnlace externo (KOF) a principios de este año confirma esta percepción: Las pequeñas empresas tenían previsto consagrar menos fondos a la I+D –de forma proporcional– que las grandes empresas. Especialmente, en el caso de las pymes industriales relacionadas estrechamente con la innovación, señala KOF.

swissinfo.ch/mga Traducción del inglés: Andrea Ornelas

×