Navigation

Develan memorial del genocidio armenio

El monumentotiene una altura de unos 10 metros y sus lámparas semejan lágrimas. Keystone

El memorial del genocidio contra el pueblo armenio (1915-1917), ‘Reverberaciones de la Memoria’, fue inaugurado el viernes en Ginebra, Grupos turcos dijeron que la iniciativa era un error.

Este contenido fue publicado el 14 abril 2018 - 15:47
swissinfo.ch/RTS/dos

La develación del monumento tuvo lugar en presencia de diversos miembros de la comunidad armenia, incluido el actual embajador de Armenia en Suiza, Charles Aznavour, y el artista de la obra, Mélik Ohanian.

No asistió ningún representante de la administración federal, un hecho que podría atribuirse a las tensiones diplomáticas en torno al genocidio de 1915-1917, del que Turquía niega responsabilidad.

+ Turquía y el memorial fantasma del genocidio armenio

En declaraciones a la emisora pública suiza RTS en el parque Tremblay de Ginebra, no muy lejos del edificio de las Naciones Unidas, el también conocido cantante francés Charles Aznavour sentenció que la instalación no era solo un recordatorio de un desastre pasado sino “un monumento que dice que eso nunca debe volver a suceder”.

+ “Negar un genocidio es traumatizar de nuevo a los sobrevivientes”

El memorial está compuesto de nueve lámparas de bronce de cerca de diez metros de altura que concluyen en luminarias en forma de lágrimas. “Esta obra está hecha de elementos dispersos a la imagen de lo que puede ser una diáspora”, señaló su creador, Mélik Ohanian.

Grupos turcos, en particular la Federación de Asociaciones Turcas de la Suiza francófona, convocaron manifestaciones y criticaron la decisión de las autoridades de permitir la instalación del monumento.

“Estamos frustrados porque este monumento simboliza un conflicto entre comunidades que, considero, es muy peligroso”, indicó el presidente de la Federación Celâl Bayer. “La ciudad de Ginebra ha cometido un gran error”. agregó.

El monumento fue aprobado por las autoridades de Ginebra hace una década, en 2008, pero las disputas sobre la ubicación y las tensiones diplomáticas retrasaron su instalación. En el período previo al momento de la inauguración, el trabajo estuvo rodeado de barreras de protección para desalentar el vandalismo.

El genocidio contra los armenios fue reconocido por el Parlamento de Ginebra en 2001 y por el Parlamento Federal suizo en 2003.


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.