Navigation

RUAG rechaza venta ilícita de armas a Rusia

Logo de la empresa. Keystone

La compañía suiza de tecnología, RUAG rechazó este viernes haber entregado rifles para francotiradores o tecnología de helicópteros a Rusia. La declaración se produjo un día después de que las autoridades efectuaran un registro en la empresa tras una denuncia de supuestas exportaciones de armas no autorizadas.

Este contenido fue publicado el 23 marzo 2018 - 14:35
SDA-ATS/Reuters/ilj

“Estamos decepcionados de que un miembro de la directiva de RUAG actuara en contra del código de conducta de la compañía y se involucrara en negocios de terceros que nunca hubiéramos permitido”, señaló el presidente de la firma, Urs Breitmeier, a la prensa en Zúrich.

La Fiscalía General ordenó el cateo en el marco de una investigación sobre presuntas ventas de armas que involucrarían a los guardaespaldas del presidente ruso, Vladimir Putin.

RUAG denunció el delito y coopera con las pesquisas. De acuerdo con información proporcionadas por la fiscalía general, las investigaciones incluyen la posibilidad de ilícitos en la administración de la empresa.

Breitmeier precisó que el RUAG había entregado municiones a guardaespaldas rusos antes de que las sanciones contra ese país entraran en vigor y con la aprobación de la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos, pero no entregó rifles para francotiradores ni tecnología de helicópteros.

Todas las exportaciones de armas suizas requieren la aprobación del Gobierno. Suiza suspendió sus ventas a Rusia en 2014 después de la anexión de Crimea.

No está claro cuándo tuvieron lugar las supuestas exportaciones no autorizadas.

El periódico Handelszeitung dio a conocer la historia el jueves y dijo que el caso supuestamente involucraba a un ejecutivo del negocio de municiones de RUAG, Ammotec, y a un banquero de Julius Baer en Rusia, quienes durante años habrían organizado acuerdos sobre equipos técnicos y armas para los guardias de Putin.

Julius Baer dijo a la agencia de noticias Reuters que investigaba las acusaciones y agregó que el empleado en cuestión sería suspendido.

Este viernes, RUAG también dio a conocer su informe de actividades de 2017 con un incremento en las ventas respecto al año pasado al pasar de 1 860 milliones de francos a 1 960 millones, pero un decremento de 22,8% en el beneficio neto que se situó en 89 millones. 

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.