Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Justicia Internacional ¿Aprovechará Suiza la oportunidad de los casos Sonko y Kosiah?

Ousman Sonko, exministro gambiano del Interior, en 2012.

Ousman Sonko, exministro gambiano del Interior, en 2012.

(Kairo News)

ONG de defensa de los derechos humanos esperan que Suiza tenga la voluntad política de procesar al exministro gambiano del Interior Ousman Sonko y al exlíder rebelde liberiano Alieu Kosiah. Sonko es sospechoso de la comisión de crímenes contra la humanidad y Kosiah está acusado de crímenes de guerra.

Para las organizaciones no gubernamentales TRIALEnlace externo y Civitas MaximaEnlace externo ambos casos representan una importante oportunidad para que Suiza utilice una herramienta legal internacional conocida como “jurisdicción universal”.

Ousman Sonko, quien durante un período prolongado fuera ministro del Interior de Gambia, fue arrestado en Berna en enero de este año, merced a las denuncias de tortura presentadas por la rama suiza de TRIAL International. Las acusaciones contra Sonko incluyen ahora crímenes contra la humanidad, y su caso fue trasladado a las autoridades federales.

Pero el primer caso que puede ser llevado a juicio es el de Alieu Kosiah. El exlíder rebelde liberiano habría cometido crímenes de guerra y permanece bajo la custodia suiza desde noviembre de 2014. Las acusaciones fueron presentadas, en nombre de las víctimas liberianas, por diversos abogados, incluidos el director de Civitas Maxima, Alain Werner, quien aseguró que el procedimiento tiene un buen avance.

Jurisdicción Universal

Como sede de negociaciones internacionales para la paz y del Consejo de la ONU para los Derechos Humanos, Suiza modificó en 2011 su legislación para admitir el principio de “jurisdicción universal”, que le permite procesar a personas de cualquier nacionalidad sospechosas de “crímenes internacionales” (genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad) cometidos en cualquier parte del mundo. Sin embargo, hasta ahora solamente una persona ha sido juzgada y condenada en el país bajo ese principio, en un caso que se remonta a finales de los años noventa.

“Si el fiscal general decide enviar el caso de Kosiah al Tribunal Penal Federal en Bellinzona, será un hecho histórico”, comentó Werner a swissinfo.ch. “Sería el primer caso internacional de crímenes de guerra en la historia ante el Tribunal Penal Federal suizo. El único caso en Suiza con juicio y condena fue el del alcalde ruandés Fulgence Niyonteze, pero en ese tiempo, en 1998, se efectuó ante un tribunal militar, bajo la antigua legislación”.

Dar el ejemplo

Sandra Delval, asesora jurídica de TRIAL, trabaja en el caso de Sonko. “Las autoridades competentes pueden sentar ejemplo con investigaciones de calidad”, consideró. Tanto más cuanto que el exdictador gambiano Yahya Jammeh, del que Sonko fue brazo derecho, sigue impunemente en libertad y las víctimas claman justicia. La presencia en suelo suizo del número dos del antiguo régimen gambiano significa que Suiza tiene el deber de dar el ejemplo”.

¿Falta voluntad política?

“Ciertamente, ha habido casos en Suiza”, continuó Delval, “pero nuestro análisis es que en la actualidad hay demora en aquellos que atañen a la jurisdicción universal. Los fiscales a cargo carecen de recursos para investigar y dedicarse a ellos como deberían, porque tienen también muchos otros casos que atender (...). Por lo tanto, quedan atascados y son mucho más lentos. En algunos casos tenemos la impresión de que hay una voluntad deliberada de descartarlos. Por lo tanto, cuestionamos la voluntad política de Suiza, que pronuncia bonitos discursos sobre la necesidad de justicia, pero que en la práctica no dedica los medios”.

El fiscal general suizo, Michael LauberEnlace externo, admite que su personal está sobrecargado y que hay insuficiencia de recursos. “Hemos llegado al límite de lo que una organización puede soportar”, señaló en entrevista con el diario ginebrino ‘Le Temps’.

El director de Civitas Maxima, Alain Werner, lamentó también ese número exiguo. “No es justo que haya tan pocos casos en Suiza, y en otras partes del mundo”, comentó. “No es correcto que haya tan pocos casos de jurisdicción universal a nivel mundial. Por eso existimos”.

A TRIAL le preocupa particularmente un caso denegado en Suiza concerniente al exministro de Defensa de Argelia, Khaled Nezzar, y apoya un recurso judicial pendiente presentado por las víctimas contra esa decisión. Nezzar fue detenido en Suiza en octubre de 2011 tras una denuncia penal presentada por TRIAL sobre su presunto papel en las violaciones cometidas entre 1992 y 1994 en Argelia. La fiscalía suiza desestimó el caso a principios de este año, diciendo que no había motivos para acusar a Nezzar de crímenes de guerra, porque no había evidencias de un conflicto armado en Argelia durante el período en cuestión.

La “década negra” de Argelia

“Esta decisión es sorprendente y difícil de entender”, enfatizó Delval. “La década negra que Argelia experimentó dejó más de 200 000 muertos, y hay numerosas fuentes que atestiguan la intensidad de los combates entre el ejército argelino y grupos armados, así como la organización de grupos armados. Es inexplicable que el Ministerio Público de la Confederación (MPC) investigara durante seis años sin aparentemente preguntarse sobre la existencia de un conflicto armado, y que cerrara bruscamente el caso diciendo que no hubo ninguno”.

Así es que, si no hay falta de voluntad política, ¿qué podría ser? “Creemos que podría obedecer al deseo de no alterar las relaciones diplomáticas con algunos países”, subrayó Delval. “Sin embargo, Suiza tiene el deber de enjuiciar e investigar los casos de jurisdicción universal independientemente de cualquier consideración política”.

Elogio por los arrestos

A pesar de sus críticas, tanto TRIAL como Civitas Maxima elogian la eficacia de las autoridades suizas en la detención de Kosiah y Sonko poco después de la presentación de las denuncias penales contra ellos.

Werner agregó que, dada la continua falta de respuesta del Gobierno de Liberia a las solicitudes suizas de investigar en ese país, las autoridades helvéticas han invertido tiempo, dinero y esfuerzo en reunir a numerosas víctimas y testigos liberianos para ser escuchados en Suiza en el caso Kosiah, tanto de la acusación como de la defensa. Espera que las investigaciones puedan quedar concluidas este año y el caso sea enviado a juicio al Tribunal Penal Federal.

La orden de detención preventiva de Sonko fue renovada a finales de abril y continúan las investigaciones en su contra, confirmó el MPC.

Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín

×