Navigation

La farmacéutica suiza se rezaga en ranking de innovación

Un empleado trabaja en la producción de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 en una fábrica en Marburg, Alemania, el 20 de enero de 2021. Keystone / Biontech Se Handout
Este contenido fue publicado el 15 abril 2021 - 14:02
Keystone-SDA/swissinfo/sb

Las farmacéuticas se encuentran entre las firmas más innovadoras del mundo junto con gigantes de la tecnología y el software como Apple y Alphabet, según el Boston Consulting Group (BCG). Pero las farmacéuticas suizas no figuran entre las más destacadas

“Las farmacéuticas tuvieron un desempeño sólido este año, uniéndose a compañías de tecnología y software que han dominado las clasificaciones en los últimos años”, precisó un comunicadoEnlace externo de BCG divulgado este jueves. El grupo publicó su informe ‘Empresas más innovadoras en 2021’ que clasifica las 50 firmas con mejor desempeño.

En 2021, los expertos de BCG clasificaron a nueve farmacéuticas, tres veces más que el año anterior.

Las farmacéuticas estadounidenses Pfizer y Johnson & Johnson, que han desarrollado vacunas contra la COVID-19, se situaron en los lugares 10 y 20, respectivamente. Abbott Labs (29) y Merck & Co (35) también ocuparon un lugar destacado en la tabla que encabezaron Apple, Alphabet, Amazon, Microsoft y Tesla.

Los gigantes farmacéuticos suizos Novartis y Roche, que no lanzaron ninguna vacuna COVID, se ubicaron en los puestos 36 y 48, por delante de la multinacional británico-sueca AstraZeneca (49) y la alemana Bayer (50).

¿Vacuna suiza contra la COVID?

Si bien no están a la vanguardia en el desarrollo de vacunas contra la COVID-19, las empresas suizas han intensificado su participación en la fabricación de estas. Lonza produce ingredientes para la vacuna Moderna en su planta de Visp, en el sur de Suiza, mientras que el gigante farmacéutico Novartis ha firmado acuerdos para ayudar a fabricar las vacunas Pfizer / BioNtech y CureVac. Roche se ha centrado en las pruebas y tratamientos de COVID-19.

La cuestión de si Suiza debería haber desarrollado sus propias vacunas anticoronavirus ha estado en los titulares en las últimas semanas. El ministro suizo de Salud, Alain Berset, se ha visto envuelto en una controversia por rechazar, según informes, una oferta de Lonza para producir vacunas en el país.

Los periódicos han afirmado que en la primavera de 2020 Berset perdió la oportunidad de asegurar una línea de producción de vacunas con sede en Suiza a través de Lonza. Berset ha dicho que no había una conexión clara entre invertir en Lonza y asegurar el acceso a la vacuna Moderna.

Una comisión parlamentaria contempla investigar el asunto.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.